ESTUDIOS BÍBLICOS

C  Á  P  S  U  L  A  S

1 8 2-A

Por: J.N.Robles Olarte

HISTORIA DEL SIONISMO Y EL JUDAÍSMO

La historia del sionismo y el judaísmo
Este texto procede de un artículo titulado “Carta abierta”, publicado en la revista judía “, Hachoma”. Creemos que ofrece una buena visión general histórica de la historia del sionismo y por qué la ideología sionista se opuso a la de los religiosos Judios ortodoxos.
————————————————– ——————————

El pueblo judío, desde sus inicios, ha sido único por su identidad como una entidad religiosa. A través de los siglos su carácter religioso había sido una premisa acordada por Judios y no judíos por igual. Nuestra fe exige, como condición fundamental para el reconocimiento, un Judio creencia y la adhesión a la Palabra del Eterno, como fue revelado a nuestros antepasados ​​en el monte Sinaí. Esto es en sí mismo, de acuerdo con los principios de la religión judía, suficiente para cumplir con la definición de un Judio. Nuestra historia religiosa y tradicional no tiene aspecto de racismo. Por lo tanto, uno de origen no judío es capaz de proselitismo y alcanzar el mismo estatus que un Judio nacido. Por el contrario, uno de origen judío que no reconozca que su ser esta atado a la Torá hebrea, es por la ley judía un hereje, y por lo tanto pierde su primogenitura espiritual como un Judio.

El propósito de la fe Judía es dar testimonio de la existencia del Creador, a través de su adhesión a la Torá. El Todopoderoso concedió los Judíos la tierra de Israel y sus alarededores como la situación particular que serviría como el ambiente más propicio para su desempeño en sus deberes para con su Creador.

Los judíos en los tiempos antiguos fueron expulsados ​​de la tierra de Israel, porque habían incumplido sus obligaciones para con el Todopoderoso. Cada Judío reconoce esto en sus oraciones (Umipnei Chatoeinu Golinu Meiartzeinu). Ellos aceptaron la pena de destierro donde se encontraban en ese momento, y expresamente habían jurado al Eterno permanecer allí y no acelerar su propia redención y, sobre todo, no a rebelarse contra las naciones bajo cuyo gobierno se encontraron. Por el contrario, a cada Judio se le ordena  que ore por la paz y el bienestar del gobierno en el cual se encuentre.

A lo largo de todos los años de exilio, los piadosos Judíos, como individuos, fueron atraídos a vivir en la Tierra Santa  a causa de su carácter santo innato y la oportunidad que ello ofrecía para la observancia de los preceptos en su propia tierra. En general los judíos continúen orando para que el Todopoderoso retorne Su divina Presencia en la Tierra de Israel, con la venida del Mesías, que va a construirle Su templo, y de donde emanará la Sabiduría Divina y el cumplimiento final espiritual de toda la raza humana .

A través de los muchos años en los que los Judíos han vivido en la Tierra Santa para este fin, disfrutaron de relaciones tranquilas y cordiales con la población no-judía allí residente.

El movimiento sionista que se formó en la última parte del siglo pasado, trató de dotar a los Judios con un carácter nacionalista que era, hasta entonces, desconocido para ellos. Se trató de privarlos de su carácter históricamente religioso y se ofreció, en sustitución, la fe en el Creador y el cumplimiento de la Torá, y la fe en su redención final con la venida del Mashiach, una ideología nacionalista, y la posibilidad de establecer, a través de medios políticos, una patria nacional judía.

Durante el período del Mandato Británico, la Declaración Balfour, que reconoció la eventual posibilidad de fundar un hogar nacional judío en Palestina, se afirmó con el gobierno británico. A a Agencia Judía, que entonces era el principal representante de los intereses sionistas en Tierra Santa, se le encomendó la expedición de visados ​​a Tierra Santa, lo que resultó en un aumento de la inmigración sionista de diversas partes del mundo lo que, finalmente, lograron reemplazando en número a los habitantes ortodoxos veteranos.

Los judíos ortodoxos de todo el mundo y la Comunidad Ortodoxa en Tierra Santa, en particular, de inmediato sintieron en esta etapa un éxito sionista, la amenaza de un grave peligro para el futuro religioso de los Judíos. Los habitantes árabes comenzaron a mostrar una abierta hostilidad a sus vecinos judíos. El gobierno británico no pudo distinguir entre la comunidad ortodoxa, que durante generaciones había habitado en Tierra Santa, y los recién llegados inmigrantes sionistas.

Con la adquisición, por parte de los nacionalistas sionista, de la facultad de organizar las comunidades en Palestina, formaron el Vaad Haleumí Leknesset Yisroel (Comité del Concejo Nacional Judío). Este comité pasó por alto los derechos de los habitantes veteranos ortodoxos y no se les reconoció su validez como nacionales judíos. y cuya identificación como Judíos fue únicamente por su lealtad a su herencia religiosa. Los habitantes religiosos, por otro lado, se estremecieron ante la perspectiva que se  desintegrara la espiritualidad de la judería mundial, con la nueva subida al poder de los nacionalistas sionista.

Los habitantes ortodoxos se opusieron activamente a estar sujeto a la autoridad de los laicos. Apelaron su causa a la Liga de las Naciones, que en consecuencia les otorgó un “derecho de exclusión” para su no sometimiento a la Haleumí Vaad, para que el que lo deseara no fuese incorporado en el Vaad Haleumí, y así poder permanecer legalmente independiente, si es que así lo manifestaran por escrito.  Miles de judíos lo hicieron!

 
Tal fue el caso hasta noviembre de 1948, cuando las Naciones Unidas, finalmente, sancionó el establecimiento de un Estado Sionista. No dudamos que su éxito en la realización de su objetivo último se debió, en gran medida, a que habían engañado al mundo para que viera la causa sionista como una causa judía. La formación del estado sionista dio lugar a la privación automática de la autonomía hasta ahora poseída por los habitantes ortodoxos de Tierra Santa.

Los sionistas, en la adquisición de sus nuevos poderes, tomaron ésta oportunidad para desvincularse públicamente de cualquier identificación con los Judíos, como una religión. Ellos, sistemáticamente, comenzaron a orientar las mentes de sus generaciones de acuerdo con los principios del nacionalismo sionista. A través del Ministerio de Religiones emplearon parte del Rabinato para ayudarles en sus objetivos.

Los Judíos religiosos que, en virtud de su fe, claramente contradicen el nacionalismo sionista, y que habían vivido en paz con sus vecinos árabes durante generaciones, se convirtieron, sin quererlo, identificados con la causa sionista y su lucha en contra de los árabes. Se pidió a las Naciones Unidas que Jerusalén fuese designada como ciudad internacional de facto. Hicieron un llamamiento al cuerpo diplomático asignados en Jerusalén, pero fue en vano. Se enfrentaron, por tanto, con la opción de convertirse en parte del Estado sionista, que estaba diametralmente opuesto a los intereses de los Judíos como una religión, o el abandono de la tierra en la que sus antepasados ​​fueron los colonos judíos en primer lugar.

Encontramos de suma importancia destacar que somos temerosos de las consecuencias de la rebelión sionista contra el Creador, como se indica expresamente en Jeremich: “Porque es malo y amargo la de renunciar creer en nuestro Creador y Su palabra…” Deseamos que no se vea afectada por el comportamiento de este gobierno que, en nombre de Israel, persisten en su renuncia y su total indiferencia con los religiosos del judaísmo, tal como está claramente atestiguado por su legislación y que les permite expresamente autopsias sin sentido (Ley de Anatomía y Anatomía Patológica, 1953), la profanación del Día de Reposo forzoso (Ley del Proyecto de Emergencia Laboral 1967: PPS 1, 19, 27, 36),  la profanación de los lugares sagrados retenidos por custodios no ortodoxos, la profanación de los cementerios Santos de Safed, de Beth Shearim y otros lugares, y muchísimos más ejemplos, como la prueba de que sean fácilmente accequibles.

En la medida en que todo ser humano pueda encontrar la necesaria protección de sus derechos como seres humanos, por la presente pido a todos aquellos que la encuentren y este en sus manos y poder, pedimos que nos ayuden en la readquisición de los derechos que poseíamos antes de la formación del Estado Sionista , para permanecer legalmente independientes del poder SIONISTA INTERNMACIONAL.

TEOLOGIA ANTICUADA

El primer evento en la vida terrenal de Jesús y la historia del evangelio de su nacimiento, se  considera, por parte de algunos intelectuales y teólogos, como nada auténtico. Su nacimiento de una virgen, la visitación de un ángel, y la estrella que salió en el oriente son, en si mismos, contrarios a las leyes naturales y se basan en una autoridad insuficiente como para poderlas considerar como ciertas.  Las probabilidades de que sean ciertas están en contra de las excepciones dentro de las leyes que rigen el cosmos y sus universos.  Veamos:

NACIDO DE UNA VIRGEN:

La “evidencia original” del nacimiento de Jesús de una virgen sólo se encuentra detallada en los libros de Mateo y Lucas, dos desconocidos “historiadores” , ambos implícitamente “evangelistas” que niegan su propio cuento cuando tratan de describir la descendencia de Jesús,  partiendo del Rey David hasta llegar a José (Mateo 1 y Lucas 3). El asesinato de los niños por orden del Rey Herodes, por temor de que Jesús fuese su rival en el gobierno, con toda seguridad que nunca se llevó a cabo.  Solo los libros de marcos, Lucas y Juan no lo mencionan;  Josefo, uno de los escritores antiguos, quien vivió en tiempos de Herodes, nada nos dice al respecto de tal masacre en su obra.  De acuerdo a Lucas, María y José huyeron abiertamente de Jerusalém, llevándose consigo a Jesús después del supuesto decreto de Herodes  (Lucas 2:22).

Existe una disputa de si Jesús nación en Belén o en Nazareth y si la f echa de su nacimiento se efectuó en una de las fechas comprendidas entre el Siglo 4 A.E.C. y el 7 A.D.  Mateo dice que Jesús nación en “los días de Herodes”, mientras que Lucas informa que fue en tiempos “cuando Cirineo fue gobernador en Siria”. Recordemos, por la historia clásica, que Herodes murió en el Siglo 4 A.E.C., mientras que Cirineo no vino a ser gobernador de Siria sino en el Siglo 7 A.D.

La romántica historia de la niñez de Jesús no ha sido corroborada por historiador alguno de su época, y esto en oposición a la teoría de la evolución por el proceso natural.  Aún así es aún una de las principales fuentes de la fama de Jesús, que se repite, todos los años, en la fiebre de los festejos de Las Navidades en las iglesias conectando, de una  forma super-humana, a Jesús con el Creador.

JESÚS Y SU MINISTERIO:

El consenso general, en cuanto al nacimiento de Jesús de una virgen, entre los eruditos, es en realidad un acuerdo práctico y tácito de que no existe una relación entre Jesús y el Eterno Creador, y por ende es uno erróneo: pero ¿cuál fue el error cometido?. En realidad Jesús nunca hizo referencia alguna con respecto a su “milagroso” nacimiento.  Si él  solo fue un hombre como cualquieras y nunca oyó el rumor acerca de su concepción, no es culpable por la difusión que la iglesia de Roma ha estado haciendo  dentro del cristianismo¡  Vemos que Jesús nunca se refirió a su paternidad de origen divino, de una manera física. Como tampoco se empeñó en convencer  a sus oyentes que él estaba más conectado con el Creador que el resto de los hombres. Sus palabras fueron, “Yo y mi Padre somos uno” (Juan 10:30). Y “Ningún hombre conoce al Hijo sino  al Padre: ni conoce ninguno al Padre sino el Hijo, y aquél a quien el Hijo habrá querido revelarlo” (Mateo  11:27).  De esta manera Jesús se proclama e identifica con el Eterno Creador del Antiguo Testamento, quien se llama así mismo YHWH, el Eterno.

Todo esto está de un común acuerdo con toda la teoría Cristiana y, la “razón de ser” de Jesús se deriva desde el acto mismo después  de la creación. Adan y Eva comeieron del fruto del prohibido árbol del “Bien y del Mal” que el Eterno le había ordenaado NO TOCAR, y por esta desobediencia se genera la caída del hombre y la pérdida de la “gracia”  de su CREADOR y obtiene la maldición todo el género humano. Y por tal razón, dicen ellos, Jesús viene a la tierra a salvar al hombre de la ira del ALTÍSIMO y CREADOR.

Pero este clamor, de parte de Jesús, de ser uno con el Eterno, le hace posible que pueda censurar los actos del Eterno y Soberano que representan en si mismo un modelo inferior predicado por el “Hijo de Dios”-  De acuerdo a las Escrituras Hebreas, que cualquiera puede buscar libremente, el Eterna Creador  expresa y advierte en Su Palabra abstenerse de engañar, robar,  ser egoísta, conquistar por la fuerza, matar indiscriminadamente, asesinar, practicar el canibalismo, asesinar las brujas, sacrificar animales, practicar la esclavitud,  y otros actos que representan los conceptos que practicaban los hombres primitivos.

Mientras Jesús pudo leer y estar familiarizado con las Escrituras, es posible que no estuviese de acuerdo con el sistema de gobierno que emplearon sus padres del pasado. Ocasionalmente denunció la ética de “aquéllos tiempos”, pero siempre se refería a su Padre como uno PERFECTO.  El dilema está en que se debe condenar a Jesús por compararse con su Padre, quien realmente es superior a él, o por mejorar la considerada tirania del Creador como algunos quieren hacer creer. En verdad si las SAGRADAS ESCRITURAS HEBREAS no son la Palabra del Eterno Creador, toda la “teología cristiana” se va al suelo.

Este conocimiento que Jesús tenia acerca de si mismo, de que era el mashiach, es importante porque si clamaba divinidad cuando era en verdad un simple mortal, cualquiera podría, bajo falsas pretensiones,  auto engañarse y cometer el error más garrafal. Este su clamor no fue reconocido por sus propios seguidores y muchos de sus seguidores, hoy día, niegan que él fuese el Mashiach Judío. Dijo que había venido, de parte del Eterno,  a “salvar” los judíos. Fuere cual fuere su idea de ser el mashiach, cometió un grave error inexcusable. Los Fundamentalistas no admiten ningún error ya que creen en los eventos supernaturales que tiene que ver con el “Hijo de Dios”. A su vez los Modernistas, que rechazan al Cristo ungido y se adhieren al Jesús humano, están en una posición errada porque tratan de reconciliar el mesianismo de Jesús con el rechazo de su pretendida “divinidad”.

Jesús se dedico a proyectar su misión para “salvar al mundo”, diciendo éstas palabras, “Porque “Dios” amo tanto al mundo que dio a su hijo amado, su único” (Juan 8:24) para que “cualquiera que en él creyese no perezca sino que obtenga vida eterna” (Juan 3:16).

Si estas palabras de Jesús son o no erradas en su concepción, se deben dilucidar por cada quien a la luz de las Sagradas Escrituras Hebreas pero ésta, su teoría, es una de desastre para los que tienen una relación intima con el Altísimo de Israel y aún consideran en seguir a una divinidad que no lo es.  No solo Jesús estaba en error cuando insistía que la salvación dependía en creer en él, sino que también podía reconciliar con el Creador a los no creyentes. Observe usted sus palabras, “Si no creéis que Yo soy Él, moriréis en vuestros pecados” (Juan 8:24), y “apartaos de mi, malditos,  id al fuego eterno, preparado para el demonio y sus ángeles…y éstos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna” (Mateo 25:31 al 46). Y, “cualquiera que blasfemase contra el Espíritu Santo nunca obtendrá perdón,  sino que está en peligro de castigo eterno” (Marcos 3:29), y “a menos que os arrepientes, pereceréis”(Lucas 13:3). “¿Como podréis escapar del castigo del infierno? (Mateo 23:33), y “Aquél que crea y sea bautizado será salvo,  pero el que crea no será condenado” (Marcos 16:16).

Es evidente que, por lo que dicen estas palabras de Jesús consignadas en el Nuevo Testamento Griego, no solo él mismo predicó su divinidad como algo esencial para obtener la salvación, sino que invitaba a la gente a sentir un terror por los tormentos indescriptibles en un infierno de factura humano-pagana. Fue el responsable de la errónea concepción teológica de un infierno donde se va a sufrir; algo que no está de acuerdo a la misericordia y amor de nuestro Eterno y único Creador predicado en todas las Escrituras Hebreas, y que aquélla es una práctica común dentro de los adoradores de dioses falsos del pasado y del presente!

LA EXPÍACIÓN:

La “Doctrina de la Expiación” fue una enseñada por Jesús (no confundirla con la EXPIACIÓN Hebrea) “Porque esta es mi sangre, que será el sello del nuevo testamento, la cual será derramada por muchos para remisión de los pecados” (Mateo 26:28 y Marcos 3:29).

Si este sacrificio del inocente Jesús,  ya fuese ordenado por el Padre o voluntario, para salvar a los pecadores, representa una teoría de indulto que es de todos los puntos de vista  una acción nada ética e injusta; porque si el pecado hay que castigarlo de alguna forma no es justo que quien no ha pecado reemplace al pecador y ponga sobre sus hombros la carga del pecado cometido por otro.

Más aún, ésta “Expiación” ha sido infectivo porque a pesar del sacrificio que hizo Jesús, pocos, por no decir ninguno, han sido salvos bajo tal esquema tan absurdo. Nos dice él mismo “Muchos son los llamados, pero poco los escogidos” (Mateo 22:14).”Oh¡ que angosta es la puerta y cuan estrecha  la senda que conduce a la vida eterna! ¡Y que pocos son los que atinan a ella!” (Mateo 7:14). “Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os aseguro que muchos buscarán cómo entrar, y no podrán.” (Lucas 13:24)-

Éstas teorías citadas no son otra cosa sino producto de un dios falso y vengador como lo fueron todos los dioses de la antigüedad, creación de la mente afiebrada de los hombres de la época. Totalmente erradas y carentes de amor y misericordia como si nos lo demuestra nuestro Creador y Padre, el Altísimo de Israel¡

Si observamos bien constataremos que tal sacrificio no fue tan grande como a menudo si lo hacen otros hombres. Jesús se sostuvo pensando que con su sacrificio (?) y sufrimiento, en la cruz, iba a salvar al mundo. El mismo, según las narraciones de los evangelistas, no fue uno continuado porque el anochecer del mismo día estaría en el “paraíso”. (Juan 20:23). Soportó unas cuantas horas de dolor que, si se compara con las penas sufridas en semanas por los soldados heridos, o de aquéllos que pasan años en prisión sin culpa alguna, no es nada, y ese “ideal” Cristiano se va al suelo.(Lucas 13:3).

Jesús no solo clamó tener el “poder” para remitir pecados sino que también le dijo a sus discípulos, “…quedan perdonados los pecados a aquéllos a quienes los perdonareis; y quedan retenidos a los que se los retuviereis.”(Juan 20:23). Un poder y órden que nuestro Eterno Creador NO ha dado a nadie en toda su eterna existencia, ya que Él es el dador de la Ley, y es Él quien juzga y da el castigo o bendición correspondiente, según sea el caso, a quien bien se lo merece por sus malas o buenas acciones. Es por ello que no podemos aceptar que un ser humano tenga el poder de perdonar pecado alguno ya que él mismo es pecador, y por ende no podemos ni debemos creer en un Jesús que no es el primogénito del Eterno Creador (Éxodo 4:22).

A lo anterior agreguemos algo insólito. Jesús mismo hizo una distinción entre él y el Confortador, “Y yo rogaré al Padre, y os daré otro “consolador” y “abogado”, para que esté con vosotros eternamente.”(Juan 14:16). Debe sorprender a los Cristianos que tal “confortador” no esté al mismo tiempo con el mismo Jesús. Cabe aquí la pregunta ¿Quién es ese Confortador?

ÁNGELES Y DEMONIOS:

Jesús mismo creyó en ángeles y demonios;  y muy a menudo se refería a ellos como si fueren seres supernaturales: “…en donde el gusano que les roe  -en el infierno- o remuerde su conciencia, nunca muere, y el fuego que les quema nunca se apaga” (Marcos 0:43) Lo absurdo aquí, entre otras cosas, es que habla de un gusano que pervive en un “infierno de fuego” concebido solo en las mentes cristianas, e invento del escritor Italiano Dante Alighieri. “¿Piensas que no puedo acudir a mi padre, y que pondrá en el momento a mi disposición más de doce legiones de ángeles?(Mateo 26:53). “Así sucederá al fin de los siglos: saldrán los ángeles y se separarán los malos de entre los justos; “ (Mateo 13:49). ¿Quién es éste ser que arroga el derecho de hijo que le da órdenes a su padre? Pero no vayamos lejos, los demonios mismos –los ángeles caídos- fueron los primeros en reconocer la divinidad de Cristo, “Y luego empezaron a gritar –los demonios-, diciendo: ¿Qué tenemos nosotros que ver contigo, oh Jesús, hijo de “dios”?  ¿Has venido acá con el fin de atormentarnos antes de tiempo?” (Mateo 8:29). Ésta cita, sola, es una muestra de lo absurdo que es la “Teología Cristiana”. Veamos otro absurdo, “…déjame en paz  -decia el demonio- :¿Qué tenemos nosotros que ver contigo, oh Jesús Nazareno? ¿Has venido a exterminarnos? yo se quién eres, eres el Santo de “Dios”” (Lucas 4:34). “…y hasta los poseídos  de espíritus inmundos, al verle se le arrodillaban y gritaban, diciendo: Tu eres el “hijo de dios…”(Marcos 3:11, 12).

Jesús mismo creía en las posesiones demoníacas, echándolos fuera en muchas ocasiones durante su vida terrenal (?).  Ello nos demuestra fuera de toda duda que Jesús mismo era el jefe de tales demonios ya que se le arrodillaban y rendían culto como su Jefe máximo. Más aún, él mismo lo confirma cuando dice,  “‘Yo, Jesús, envié a mi ángel para darle a ustedes testimonio de estas cosas para las congregaciones. Yo soy la raíz y la prole de David (?), y el brillante Lucero de la Mañana’”.(Apocalipsis 22:16). Recordemos que Heylel fue la “ángel de la luz” (entre los ángeles existe género, pero sin sexo como de los humanos) que nuestro Padre creó, en un principio antes de la creación física del hombre, para que fuese Su compañera ideal y que, debido a su maravillosa y esplendente belleza y sabiduría se reveló contra su Creador, convirtiéndose así en la LUCERO caída que el mundo conoce con el nombre de Satanás. Existe en las Escrituras, en el libro de Isaías, un paralelo que se hace de ésta ángel prodigiosa y rebelde, y que abarca el accionar tanto del pasado como el futuro de la misma,  “¡Cómo caíste del cielo, Oh lucero de la mañana! Fuiste derribada al suelo (a la tierra), tú que vencías a las naciones.” (Isaías 14:12).  Ese será su final: será cenizas bajo los pies de los justos, al igual que sus compañeros/as de rebeldía.

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s