ESTUDIOS BÍBLICOS

ESTUDIOS BÍBLICOS

CÁPSULAS 179- A
J.N.ROBLES OLARTE

¿FUE SUMERIA UNA CIVILIZACIÓN QUE SURGIÓ DE SÚBITO?
Adaptación de su original en inglés de Walter Baucum efectuada por J. N. Robles Olarte
PARTE 1

Una pregunta que ha fascinado a arqueólogos e historiadores durante siglos es acerca de quiénes fueron los SUMERIOS, la supuesta “civilización súbita”” que se apareció en pleno apogeo hace más de 4.000 años en Mesopotamia?
El Todopoderoso del Cosmos y sus universos se le repitió a Isaac una promesa incondicional que ya le había hecho a Abraham:
Génesis 26: 3-5, 24 “3 Quédate en esta tierra, y Yo estaré contigo y te bendeciré, porque Yo daré todas estas tierras a ti y a tus descendientes. Yo cumpliré mi juramento que hice a Avraham tu padre – 4 Yo haré tus descendientes tan numerosos como las estrellas en el firmamento, Yo daré todas estas tierras a tus descendientes, y por tus descendientes todas las naciones de la tierra se bendecirán a sí. 5 Todo esto porque Avraham tu padre escuchó lo que Yo dije e hizo todo lo que Yo le dije que hiciera – él siguió mis mitzvot, mis regulaciones y mis enseñanzas. 24 YAHWEH se le apareció esa misma noche, y le dijo: “Yo soy el Elohim de Avraham tu padre. No tengas temor, porque Yo estoy contigo; Yo te bendeciré y multiplicaré tu semilla por amor a mi siervo Avraham.”

Isaac, el hijo de Jacob [Israel] había heredado esta promesa! Nuestra opinión es que los Estados Unidos, los países de la Mancomunidad Británica, Europa Occidental y Escandinavia provienen de las tribus de Israel y, por tanto, son los herederos de esta promesa hecha a nuestros antepasados. Pero ¿quiénes fueron los sumerios, y qué tienen que ver con nosotros hoy día?
Israel, Isaac, y Abraham se remontan a Sem el Patriarca, fue uno de los tres hijos de Noé. Y el linaje de Sem heredó la responsabilidad de mantener intacto el culto y el verdadero conocimiento del Creador.
Sem fue el bisabuelo de Eber (Génesis 10:21). Tal palabra hebrea es un derivado de EBER (H-5680, H-5677, H-5674 de la Concordancia Strong). Sem nació 98 años antes del Diluvio Universal, y Noé vivió 502 años después del mismo. Su reino comenzó antes del Dikluvio, y lo continuó, después del mismo, con su propio nombre, SHEM. La letra “r” en Sumer no se pronunciado en el hebreo, como tampoco la letra “h” de SHEM. Fue de su nombre como hoy conocemos la civilización denominada como SUMERIA. Lea a Génesis 11:10-30.
Sin duda alguna fue una civilización avanzada dado el hecho de su directa conexión con el mismo Creador, y el haber sido enseñado, directamente, por el mismo justo Noé. Esta “súbita civilización”, como se la califica por el mundo científico intelectual, sustituyó con toda seguridad a la anterior [con probabilidades ciertas de haber comenzado inmediatamente después de pasado el Diluvio]. Pueblos primitivos conocidos como Hassuna, Samarra, Halaf, y ‘Ubaid” existieron en la zona del delta mesopotámico. La civilización sumeria estaba en su pleno apogeo en el 2900 AEC o AC y dependía, en gran medida, del comercio mantenido con las áreas fuera de Mesopotamia. Floreció hasta aproximadamente el 2000 AEC o AC, momento en el cual se inició su declinación por el poder generado por Babilonia y, por su pecado de no seguir las enseñanzas del Creador.
“Los sumerios no sólo desarrollaron una civilización sino que también fueron los primeros, en toda la historia humana, que supieron dejar consignados en escritos grabados en moles de roca su literatura y sus creencias. Consignaron las antiguas leyendas de grandes inundaciones y de guerras habidas entre “dioses” que habrían de sobrevivir a través de los milenios y formar parte de lo que hoy conocemos como “Antiguo Testamento” y parte del patrimonio cultural de la civilización occidental “. [1]
Una civilización avanzada
Algunos hitos sorprendentes de los sumerios ha sido analizados y transcritos por Zecharia Sitchin, y que menciona brevemente Lloyd Pye. Algunos también se citan en el importante trabajo del sumerlogo Samuel Kramer en su fundamental obra “Las Tabletas de Sumer”.
En tal obra se hacen referencias a las primeras escuelas, congresos bicamerales, de historiadores, farmacopea, “almanaque del agricultor”, cosmogonía y cosmología, proverbios y refranes, debates literarios, catálogos de bibliotecas, códigos de leyes y reformas sociales, medicina, agricultura, y la búsqueda de la paz y armonía mundiales.
Las escuelas enseñaban acerca del lenguaje y la escritura, así como las ciencias de la época como la botánica, zoología, geografía, matemáticas y teología. Las obras literarias se han estudiado y copiado, y nuevos temas se elaboraban. El lenguaje en sí era una maravilla, con su “gramática y vocabulario” precisos y ricos. La primera escritura del mundo, la Cuneiforme, finalmente se convirtió en una técnica muy sencilla y eficaz.
En oportunidades no damos el crédito debido a esos antiguos escritores y escritos, y su vasto conocimi9ento. 1 Reyes 4:30-34 nos dice que el rey Salomón conocía muy bien estas ciencias, probablemente transmitido a él a través del linaje de Sem.
Los Escribas sumerios cubrieron una notable variedad de temas, como “cuentos cosmológicos, poemas épicos, historias de reyes, registros del templo, contratos comerciales, registros de matrimonios y divorcios, tablas astronómicas, predicciones astrológicas, fórmulas matemáticas, listas geográficas, gramática y vocabulario, y textos escolares. ”
Estas personas también fundaron las primeras verdaderas ciudades, y cada una de ellas c contaba entre 10.000 y 50.000 habitantes. Cuando una ciudad se hacia demasiado grande para ser manejada con facilidad, una parte de esa misma población se hacia a un lado y creaban una nueva ciudad que bien podría crecer sin restricción alguna. Ésta indicada planificación urbana bien definida fue una que, incluso nuestros urbanistas modernos no lo pueden llevar a efecto hoy día. Las ciudades estaban dispuestas en cuadrículas, con calles amplias para aliviar la congestión entre las casas y edificios, y facilitar la circulación de la población y el comercio. Las culturas post-sumerias tendieron a dispersarse al azar, alrededor de algún centro poblado determinado. El centro de las ciudades sumerias eran dominadas por magníficos rascacielos, palacios y templos, o zigurats, que se construían con especificaciones exactas indicadas en planos arquitectónicos bien detallados. El perímetro de las ciudades se amurallaban para defenderse. El agua se suministraba por brillantes canales al sistema de acueducto, y tenían drenajes igualmente inteligentes para la eliminación de las aguas residuales.
Comenzaron a reforzar los ladrillos de barro con cañas y pajas picadas, a los que se les pasaba a un horno donde se cocían los mismos al fuego, haciéndolos lo suficientemente fuertes y lo suficientemente duraderos como para construir sus rascacielos y templos (algunos con más de 30 metros de altura), así como para pavimentar las calles. En estos hornos también forjaron la primeras cerámicas durables, tales como tazas, tazones, platos, jarrones, recipientes de almacenamiento, etc. Esta actividad los llevó, directamente, a la primera edad de los metales, la conocida como Edad del Bronce, ya que había permitido temperaturas tan intensas, pero controlables, en los hornos sin contaminación de polvo o ceniza alguna. La metalurgia, a su vez, llevó a la primer elaboración del dinero (monedas) y a la creaci´pn del sistema bancario. [2]
En cuanto a los metales, el Dr. Wilhelm Konig, un arqueólogo austriaco, empleado por el Museo de Iraq, desenterró en 1936 un jarrón de 2000-años de edad, con un poco más de 1,80 metros de alto, que contenía en su interior un conjunto cilindro de cobre cubierto, a su alrededor, de brea y en el interior del mismo una barra de hierro que se aseguraba con un tapón de asfalto o brea. Se parecía a los otros que se encuentran en el Museo de Berlín, algunos más grandes como una repetición de su configuración cilíndrica. Se le ocurrió a algunos, entre ellos el Dr. Konig, que éstas bien pudieron pueden ser pilas o baterías secas, que, como es comprensible, ya no estaban en condiciones de trabajar o fincionart después de varios miles de años. Sin embargo, cuando se reconstruyen exactamente y se les provee de un nuevo electrolito, funcionan. Este antiguo uso de la electricidad bien nos podría demostrar, por supuesto, que la energía eléctrica se utilizó para galvanizar metales con oro y plata, como todavía se hace en los bazares de Oriente Medio. No está claro si se trataba de una invención sumeria (hebrea), pero la electrodeposición de metales resultó ser, también, una habilidad israelita antigua. [3]
Debido a que no estaban allí, excepto los minerales de nafta, que eran asfaltos y betunes que se filtró a la superficie, los sumerios tendían a localizar y recuperar los minerales en donde existieron para abastecer sus hornos. Esto los llevó a desarrollar las primeras amplias rutas comerciales internacionales mediante el uso de nafta, como un medio principal de intercambio. Lo utilizaron también para el revestimiento de carreteras, impermeabilización, calafateo (construcción de naves), cementación, pintura, piezas de fundición. Este amplio uso de productos derivados del petróleo condujo al desarrollo de la química avanzada que se necesita para crear una amplia gama de pinturas y pigmentos, esmaltes de cerámica, y para la producción artificial de piedras semipreciosas como el lapislázuli.
Hay claras evidencia de cómo estos sumerios se extendieron a diferentes partes del mundo, tal vez, incluso, (¿por qué no?, si poseían grandísimas naves para moverse?) a todos los continentes de la tierra, haciendo uso del zodíaco, que ellos diseñaron, para localizar y ubicar lugares. Los primeros mal llamados zodiacos fueron realmente mapas portadores de direcciones que irradiaban hacia las afuera de Sumer y que utilizaban las estrellas, como puntos cardinales, para sus configuraciones y cálculos.

Algunas otras primicias de los sumerios:
¿Qué más hicieron estos sumerios?
Lloyd Pye nos sigue contando: “Produjeron poesías, canciones y bailes, a través de las cual, el erudito griego Filón afirma, que ellos trataron ganar al unísono la “armonía en todo el mundo.”
“Los Sumerios también crearon un sistema matemático eficiente con el número 60 (denominado sexagesimal). Ello les permitió fácilmente dividir todo en pequeñas fracciones y multiplicar con la misma facilidad millones de operaciones, y para el cálculo de raíces y elevar números a cualquier potencia. El minuto nuestro de 60 segundos y una hora de 60 minutos, son dos de los últimos vestigios de tal sistema tan original. Lo mismo ocurre con el círculo de 360 grados, el pie de 12 pulgadas, y la docena. “[Estas mediciones todavía son utilizados en los EE.UU., y Gran Bretaña, cuyos ciudadanos son, lo sostenemos y afirmamos, los descendientes de los sumerios a través de Israel y Abraham (Flavio Josefo dice que Abraham enseñó matemáticas e ingeniería a los egipcios).”
“En estrecha relación con sus matemáticas estaba su geometría, que le permitió a sus ingenieros aplicar la cartografía (levantamientos topográficos), el nivel y la construcción de sus sistemas de riego altamente complejos y eficientes para su agricultura generalizada. Esa geometría también contribuyó a su astronomía, asombrosamente completa.”
“Los sumerios desarrollaron una amplia gama de instrumentos musicales como laúdes, arpas, flautas, tubos, y un sistema de juego muy similar a la escala diatónica-heptatónica que hoy día se utiliza.” [4]
Primicias Astronómicas:
Algunos de los hitos astronómicos de los sumerios son increíbles. Sus calendarios fueron muy precisos, constituidos en torno al plazo alucinante de 25.920 años, el “Gran Año”, basado en un fenómeno celestial sofisticado conocido como precesión [eje polar de la Tierra del tiempo necesario para la vuelta al cielo y punto del nuevo retorno a la misma estrella del norte] . Predijeron levantamientos del sol y ajustes que eran lo suficientemente precisos para predecir eclipses. necesario para predecir eclipses. Poseían el conocimiento de las formas, movimientos, y relaciones entre la tierra, la luna y el sol. Esto se logró utilizando el mismo sistema helicoidal que usamos hoy, mediante la medición de la salida y puesta de las estrellas y planetas en nuestros cielos en relación con el sol.
Mantuvieron efemérides precisas, tablas que predijeron futuras posiciones de los cuerpos celestes. “Aquellas efemérides no se basaron en observaciones, que eran imposible a simple vista, sino con fórmulas matemáticas que se regían por normas dictadas, hasta ahora, por alguna fuente no determinada.” También entendieron el fenómeno celeste conocido como acción retrógrada, el movimiento errático de otro planetas con respecto a la Tierra, causado por la Tierra misma, y que es más rápido o más lento que la velocidad orbital alrededor del sol. Se requiere un período muy largo de varios siglos para captar la idea de la “acción retrógrada” y su final exitoso.
Hicieron el seguimiento astronómico mediante un complejo método de la geometría esférica, que postulaba una tierra redonda con un ecuador y los polos. Sabían que la Tierra y los demás planetas giraban alrededor del sol en una superficie plana de una eclíptica que, en el transcurso de un año, resultaba en turnos graduales, norte-sur, de amaneceres y puestas del sol a todo lo largo del horizonte en la Tierra, los equinoccios y los solsticios productores. Estos conceptos sofisticados son utilizados, de la misma manera, por los astrónomos modernos. [5]
Ellos también dieron todo el crédito a las Sagradas Escritura por el conocimiento que les dio el Creador con respecto al sistema solar y, de hecho, de todo el cosmos y sus universos, que se transmitieron de padres a hijos, desde Noé y Sem a toda su progenie. Berlitz menciona algo de interés al respecto:
“A una serie de características estelares, que no se podían ver sin el uso de un telescopio, se les dio el mismo nombre, en diferentes idiomas, en los dos mundos, en el Antiguo y el Nuevo Mundo. Tal fue el de Escorpión, un cúmulo de estrellas que contiene un cometa, y que nos recuerda tanto al escorpión Sumerio-Babilónico como el de los Mayas de América Central, y que fue designado así, con ese nombre, por esas dos apartadas civilizaciones. Los astrónomos griegos adoptaron la forma de observación babilónica del planeta URANO, cual es el fenómeno que Urano cubría, con cierta regularidad, sus lunas; una ocurrencia que tampoco puede ser vista por al ojo desnudo, y que lo convirtió en una leyenda que decía que “el dios Urano” tenía la costumbre de comerse y después, de forma alternada, degollar a sus hijos.”

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s