ESTUDIOS BÍBLICOS

C Á P S U L A S
1 5 9
Por: J.N.Robles Olarte

La doble promesa
“Y haré de ti una “gran nación”.” Esta promesa se trata de una nacional, material, que Sus hijos, nacidos de carne, deben convertirse en una gran nación, una promesa de prominencia nacional.
Y, “en ti todas las familias de la tierra serán BENDITAS” Esta declaración bien puede tener dos significados: a) la grandeza de tal nación será tan inmensa como ninguna de las bendecidas por Él y, b) si creemos en la promesa de un Mashiach, entonces la misma se repite en Génesis 22. Veámosla…
Génesis 22:18.-“” 18 y por tus descendientes todas las naciones de la tierra serán benditas – porque tú obedeciste Mi orden.”
:
Grandeza y Bendiciones
La promesa de una “gran nación” no solo se refiere a la grandeza nacional, a una parte de la simiente, el Mesías, sino que es plural, y se refiere a una simiente múltiple, plural, y que el Eterno hace de la misma…
Génesis 17:1 al 5.-“” 1 Cuando Avram era de 99 años de edad, el ETERNO CREADOR se le apareció a Avram y le dijo: “Yo soy El Shaddai [El Elohim, amo y soberano de todos los espíritus inmundos], sé bien complaciente delante de Mí y sé sin culpa. 2 Yo haré Mi Pacto entre Yo y tú, y Yo aumentaré tus números grandemente.” 3 Avram cayó sobre su rostro, y el Elohim continuó hablando con él: 4 “En cuanto a Mí, este es Mi Pacto contigo: tú serás el padre de muchas naciones. 5 Tu nombre ya no será Avram [padre exaltado], sino tu nombre será Avraham [padre de muchos], porque Yo te he hecho padre de muchas naciones. 6 Yo te causaré ser muy fructífero. Yo haré naciones de ti, reyes descenderán de ti.””

Observemos y tengamos en cuenta que la promesa dada está ahora condicionada a la obediencia de Abraham y una vida perfecta. Además, la “gran nación” se convierte ahora en muchas naciones. Esto no puede referirse a una “una semilla”, al Mashíaj. Los siguientes versos nos lo demuestran.
Génesis 17:9 “” El ETERNO CREADOR le dijo a Avraham: “En cuanto a ti, tú guardarás Mi Pacto completamente, tú y tus descendientes después de ti, generación por generación.””

No olvide que estas naciones y reyes (en plural) saldrán del Abraham-físico –de sus múltiples semillas- y no sólo de un descendiente, del Mesías. Esto es, hablando estrictamente, de lo que trata la “grandeza nacional”…
Génesis 17:7 y 8.-“ “Yo estoy estableciendo Mi Pacto entre Yo y tú, junto con tus descendientes después de ti, generación tras generación, como Pacto perpetuo, de ser el Elohim (Soberano) para ti y tus descendientes después de ti. 8 Yo te daré a ti y a tus descendientes después de ti la Tierra Prometida en la cual ahora son extranjeros, toda la tierra de Kenaan, como posesión permanente; y Yo seré vuestro Elohim.””

Notemos que la tierra (una posesión material) se le promete a la simiente (plural) de los cuales el Eterno llegará a ser “su” CREADOR y “su” SOBERANO. El sustantivo, plural, “descendientes” lo encontramos en los tres verso.
El sobrino de Abraham, Lot, se había trasladado ya a Canaán con él y surgieron diferencias entre los pastores de Lot y los pastores de Abraham. Éste le dio a Lot la primera opción sobre dónde quería ir, y Lot escogió las llanuras con regadío. Luego, después que Lot se fue de su lado, el Eterno Creador le habló a Abraham, y le dijo …
Génesis 13:14 al16.-“” 14 Y el ETERNO dijo a Avram, después que Lot se había ido de su lado: “Mira por todo alrededor de ti desde donde estás, al norte, al sur, al este y al oeste. 15 TODA la tierra que ves Yo la daré a ti y a tus descendientes para siempre, 16 y Yo haré tus descendientes tan numerosos como la arena en la tierra – que si una persona puede contar la arena en la tierra, entonces tus descendientes podrán ser contados. 17 Levántate y camina por entre la anchura y la longitud de la Tierra Prometida, porque Yo te la daré.””

Observemos más aún la doble naturaleza de la promesa:
“Una gran nación”: se habría de constituir en toda la tierra de Canaan, en todas las direcciones que se podía ver desde las montañas y, además, sus descendientes serían tan numerosos como los granos de la arena de la tierra.
“Las familias de la tierra serán bendecidas”: la tierra iba a ser de él y de su descendencia para siempre. La palabra “siempre”, per se, requiere de una vida eterna, la cual vincula de hecho al Mashiach prometido. Por otra parte, los descendientes de Abraham iban a recibir toda la tierra entre el Nilo y el Éufrates (Génesis 15:7,18). Observe con cuidado y no lo olvide, los JUDÍOS nunca han sido más de una nación. No son, y nunca lo han sido, muchas naciones. A los Judíos se les dio otra promesa de la que cubriremos en otro y próximo artículo.
A continuación presentamos una sorprendente profecía, una promesa solemne de nuestro Creador Todopoderoso que no se ha podido ser cumplida en el Masshiach, en los Judíos, en la iglesia “cristiana”, o en cualquier otra iglesia. Debemos buscar en un número de naciones, aparte de las iglesias o de los Judios. Por asombroso que sea, eso es exactamente lo que debemos hacer, o negar de plano la promesa de nuestro Creador Todopoderoso!

El Todopoderoso puso a prueba a Abraham, y Abraham, a través de su confianza y fidelidad obedeció; incluso estuvo dispuesto a sacrificar a su único hijo, a Isaac, si era necesario. Por otra parte, después de la prueba, el Pacto ya no seguía siendo CONDICIONAL, se había convertido en uno INCONDICIONAL…
Génesis 22:16 al 18.-“El dijo: “He jurado por Mí mismo – dice el EWTERNO – que porque tú has hecho esto, y por cuenta Mía no has retenido a tu hijo amado, 17 Yo en verdad te bendeciré; y Yo en verdad aumentaré tus descendientes a tantos como hay estrellas en el firmamento o granos de arena en la costa del mar. Tus descendientes poseerán las ciudades de sus enemigos, 18 y por tus descendientes todas las naciones de la tierra serán benditas – porque tú obedeciste Mi orden.”
Desde ese mismo instante la promesa se convierte en una INCONDICIONAL en razón de la sola obediencia de Abraham. Esa misma función es la que le corresponde cumplir a los descendientes de Abraham. El ETERNO se lo prometió a Abraham porque él ya había cumplido con su parte en el acuerdo convenido. Si estas promesas pueden romperse o anularse, entonces no hay promesa alguna, dentro de las Escrituras Hebreas, que pueda ser segura! Con Abraham ya se ha cumplido su parte del acuerdo; ahora sus descendientes deben hacer lo propio para que el Eterno Creador cumpla con la suya.

Observe un detalle adicional en la promesa que hemos estado estudiando. Las naciones que se componen de los descendientes de Abraham y de Sarah llegarían a poseer las “puertas” de sus enemigos. Una “puerta” es un estrecho pasaje de entrada o salida. Cuando se habla a nivel nacional, una “puerta” sería un paso como el Canal de Panamá, el Canal del Suez y el Estrecho de Gibraltar. Esta promesa se repite en Génesis 24:60…
“”Ellos bendijeron a Rivkah (Rebeca) con estas palabras: “Hermana nuestra, que tú seas la madre de millones, y que tus descendientes posean las ciudades de aquellos que los odien.” 61 Entonces Rivkah y sus sirvientas se montaron en los camellos y siguieron al hombre. Por tanto, el sirviente tomó a Rivkah y se fue por su camino.”

EL CETRO Y LA PROMESA DE LA PRIMOGENITUTA
Por: Charles J. Voss
Para iniciar este estudio leamos, en principio, lo que Génesis nos dice…
Génesis 49:10.-“” 10 Un regidor no faltará en Yahudáh (Judá), ni un príncipe de sus lomos, hasta que venga para quien es reservado, (Shiloh*); y él será la expectación de las naciones.””

El verso anterior nos quiere decir que el nombre tribal de JUDÁ a quien corresponde el CETRO (H-7626), y el príncipe, legislador, o escriba (H-2710) no faltará HASTA que venga SHILOH; representando éste “shiloh” la obediencia del pueblo. En este mismo verso debemos abordar dos aspectos importantes…

1. EL DADOR DE LA LEY La palabra hebrea “chaqaq – (Khaw-kak ‘)”. “Legislador” (# H2710 de Strong) se traduce como el principio de algo, al Eterno Creador por haber traído a existencia Su Ley en un principio y gravarla en piedra en el Monte Sinaí, con Sus propios dedos. Además, también se refiere a los hombres como escribas, quienes sólo graban la Ley Eterna, y no que la hayan inventado. Para resumir, un “legislador” no es más que un “escriba”. Por lo tanto, el gran “Legislador” es el ETERNO CREAADOR, quien ideó, compuso y transcribió Sus Leyes en piedra para darlas a Moisés; mientras que el otro “legislador” es simplemente un escriba humano que transcribe las leyes eternas, después de haber sido dadas.
2. EL CETRO. El otro aspecto se basa en el significado que tiene de la palabra “CETRO”. Primero que todo debemos saber que el Mashiach (Mesías) no es, ni será, el poseedor del “Cetro”. A pesar de ello esto ha sido considerado, erradamente, por muchos. Sin embargo, una gran mayoría de los que estudian las Escrituras les dirán que “Shiloh si es el Mashíach a quien se debe obediencia. El rey David, como es bien sabido, cumplirá el papel del verdadero Mashiach, que el ETERNO CREADOR prometió a Su pueblo.
La palabra hebrea “shebet” (# H7626 de Strong) se traduce como “una vara (para castigar, escribir, luchar, gobernar, caminar, etc) o un clan.” Ya vimos antes que el uso apropiado de tal palabra es el de “clan” o “tribu”.
Cualquier diccionario bíblico o concordancia nos dira que “shebet” o “clan” se refiere
1) las personas que están en posición de gobernar, como autoridad o como emblema;
2) al ejercicio de poder o autoridad, o ejercer soberanía.
De la palabra “cetro” podemos leer que se trata de una vara muy ornamentada que usan o usaban los reyes como muestra de su autoridad, como un símbolo en su calidad de “soberano”.
Resumiendo, Génesis 49:10 de ninguna manera nos dice que los Judíos serán los gobernantes del pueblo de Israel. De hecho, la Biblia de Easton estados Diccionario:
En el Diccionario de Easton podemos leer acerca de “cetro” y nos informa que tal palabra proviene de la Hebrea. “shebet” y de la Griega Skeptron, que bien puede ser un bastón o una vara, como un símbolo de autoridad y, en el concepto original de la misma, el uso de la vara nos da la idea de que el gobernante era como el pastor de su pueblo (Génesis 49:10; Números 24:17;. Salmo 45:6, Isaías 14:5). No hay ningún ejemplo en los registros bíblicos que un “cetro” haya pertenecido, alguna vez, a un Rey Judío.
Por otra parte, el versículo dice claramente que los Judíos han de mantener su identidad tribal y ser los escribas de las Escrituras Hebreas a todo lo largo de su historia. En consecuencia, con ellos se mantendría el conocimiento acerca del Shabbath o Sábado, y el conocimiento de un SOBERANO monoteísta, que creó el Shabbath a pesar de que ellos perderían el conocimiento acerca del Nombre del Eterno Creador y de Su Calendario. Además, tal profecía no nos dice que los descendientes de Judá adoraran al verdadero Soberano, ya que ellos han tenido y tienen sus propias tradiciones religiosas que trajeron de Babilonia.
A pesar de lo anterior los Judíos no habrían de perder su nombre tribal y serían, como así ha sucedido, los escribas que han conservado las Sagradas Escrituras Hebreas y por tanto la identificación de un Soberano monoteísta y Su signo del Shabbath, como una señal entre Él y Su pueblo. Ello, simplemente, significa que el ETERNO CREADOR, y Soberano, se ha asegurado que los Judíos proclaman el día correcto, creámoslo o no, gústenos o no!
En este sentido la promesa y profecía consignada en Génesis 49:8-10, nos muestra que Judá mantendría y conservaría su identidad tribal como Judá y ser los escribas de las Escrituras Hebreas para todos los hijos de Jacob, hasta que venga Shiloh (el Mesías). La Tribu de Judá, en realidad ha prevalecido, a todo lo largo de su historia, sobre sus hermanos Israelitas, como la única tribu que ha sabido mantener su nombre original, a pesar de que el lugar donde hoy residen se conozca como ISRAEL.
Por lo tanto, es un hecho que el “cetro no se apartará de Judá.” Pero, en los versos que siguen a continuación veremos un hecho vital y asombroso que muy pocos parecen saber y aceptar:
1 Crónicas 5:1, 2.-“” 1 Los hijos de Reuven el primogénito de Israel – él fue el primogénito, pero como él profanó la cama de su padre, su primogenitura fue dada a los hijos de Yosef, el hijo de Israel, pero no de tal manera para que él fuera considerado en la genealogía como el primogénito. 2 Pues Yahudáh se hizo más grande que sus hermanos, puesto que la autoridad vino de él; no obstante, la primogenitura fue a Yosef.””

Sí, allí lo tenemos, el derecho de primogenitura fue de José y se quedó con él y se le traspasó a sus hijos, Efraím y Manasés. José fue de los doce hijos de Abraham que sus hermanos vendieron a camelleros de Egipto, y en donde se convirtió como el Administrador y Proveedor de alimentos, y Primer Ministro. Fue llamado “un hombre próspero,” al igual que sus descendientes que fueron destinados a convertirse en grandes naciones (Génesis 41:39-43).
Esaú vendió su primogenitura (promesa de la grandeza nacional y la riqueza material) a su hermano Jacob, y nunca se la cedió a los Judíos, a los de la tribu de Judá. Así que, naturalmente, no podemos esperar encontrar cumplida esta promesa entre los Judíos. Sin embargo, la tribu de Judá tiene y ha mantenido en actividad su calidad de “escribas”, es decir la de “legisladores”. La función de quien ejercerá el “cetro” prometido no se manifestará sino hasta que aparezca el “shilo”, es decir el Mashiach.
Pero, ¿qué es un derecho de “primogenitura”? Es el que se deriva por ser el “primero que nace”, el “primero que abre matriz”, Ese derecho prometido a Abraham pasa a sus descendientes, y es así cómo a Isaac se le otorga tal promesa y ésta pasa, doblemente, a los hijos de José, que aquél adoptó como suyos…
Génesis 48: 15,16-.””15 Entonces él (Jacob) los bendijo a ellos: “El Elohim (el Soberano) en cuya presencia mis padres Avraham y Yitzjak fueron bien placenteros, el Elohim que me ha alimentado desde mi juventud hasta este día, 16 el ángel que me rescató de todo peligro, bendiga estos niños. Que ellos recuerden quién soy yo y qué represento y, asimismo mis padres Avraham y Yitzjak, quiénes fueron ellos y qué representaban. Y que ellos crezcan para producir multitudes en la tierra.”

Llamaremos, a éstas promesas hechas a Abraham, una “promesa nacional de bendiciones y riquezas materiales” otorgadas a sus descendientes, un “derecho de primogenitura”. Allí se hace referencia a las mismas promesas hecha a Abraham con respecto a quienes son los “escribas” y quien portará, al final, el “cetro”, después de la venida de “Shilo”

Tengamos en cuenta que Jacob (Israel) tuvo doce hijos y que la promesa se hizo y aprobó doble, a través de los dos hijos de José. Israel cedió la promesa del “Cetro” a Judá y sus hijos.
¿Qué es, en definitiva, un “cetro”? Como ya hemos visto, es la capacidad de conservar el nombre tribal y el mismo se asocia con el de la preservación de lasa Sagradas Escrituras.
El “derecho de primogenitura” material incluye la posesión de la Tierra Prometida, Palestina, el llegar a poseer las “puertas” o territorios de sus enemigos, y la decisión de poder colonizar a los pueblos gentiles, no israelitas, y al mundo entero! Desde el mismo principio Efraín se convirtió en un gobernante con potencia colonizadora sobre muchas naciones extranjeras pero, en la culminación de todos aquéllos logros, será el Rey David, vuelto a la vida eterna, y como el Mashiach, quien vendrá a ser el “Rey de Reyes”.
En este punto de la historia vemos claramente las dos fases de las promesas hechas a Abraham, por separado, a dos tribus diferentes que provienen de José! La interesante historia que se nos cuenta en Génesis 48, acerca de de la muerte de Jacob, o Israel, es la de cómo éste bendice a los dos hijos de José, Efraín y Manasés, los considera y llama “mis hijos”, y les cede el “derecho de primogenitura”. Esta historia increíble de las bendiciones de Jacob a sus hijos deberían leerla todos aquéllos que esten buscando la verdad de la historia increíble de un pueblo que el Eterno Creador escogió para Sí, y que también se registra, en detalle, en el capítulo 49 de Génesis!
Leamos de nuevo a Génesis 48:16, donde habla el mismo Jacob o Israel “” el ángel que me rescató de todo peligro, bendiga estos niños. Que ellos recuerden quién yo soy y qué es lo que represento, y asimismo mis padres Avraham y Yitzjak, quiénes fueron ellos y qué representaban. Y que crezcan y produzcan multitudes en la tierra.”

! De allí que Efraín y Manasés, constituyen la verdadera “Casa de Israel”. Ellos son los que realmente deben portar el nombre de ISRAEL, no los Judios! Israel aún continúa administrando las bendiciones a una gran multitud. ¿Quién se convirtió en esa multitud prometida? Notemos que no es Judá, no son los Judíos, sino los hijos de José, Efraín y Manasés, y sus descendientes
Las Diez Tribus las constituyen dos tribus principales: la de Efraín y la de Manasés, hijos de José. Éstos fueron adoptados, en su lecho de muerte, por Jacob, es decir Israel. Estas dos tribus son las que han recibido las bendiciones materiales incondicionales dadas por nuestro Eterno Creador y Soberano a Abraham. Estas mismas bendiciones se retrasaron por un período de tiempo bastante largo debido a su constante actitud rebeldía y desobediencia.
Juntos se dedicaron a constituir una multitud de naciones. Sin embargo con el tiempo, como bien se indica en otra profecía, la consignada en Isaías 49:20, que se explicará más adelante, los descendientes de estos dos jóvenes, se separarían, Efraín se perdería, y luego Manases se convertirse en una nación independiente. Continuemos, ahora, hablando de Manasés De él dijo su padre Israel…
Génesis 48:19.-“”19 Pero su padre rehusó y dijo: “Yo sé eso, hijo mío, yo lo sé. Él (Manases) también se hará un pueblo, y también será grande; no obstante su hermano menor (Efraín) será mayor que él, y sus descendientes formarán multitud de naciones.”

Por ello, Efraín, el hijo de José, se convirtió en el titular de los derechos de “PRIMOGENITURA”. Cuando éste hace alianza con otras tribus, el grupo se le llama, en las Escrituras, con el nombre de “Casa de Israel” y, en oportunidades, se refiere a ellos, con el nombre de “Efraín”. Pero, ¿quiénes son los descendientes de Efraín y Manasés, hoy día? En algún lugar del planeta Efraín deben constituir un gran grupo o Mancomunidad de Naciones, mientras que Manasés debe ser la nación más grande que haya existido sobre la tierra! O es así, o las Sagradas Escrituras no están en lo cierto!

EL HIJO DE JESEH, DAVID, TOMA EL TRONO
(Davyid ben yishai, toma el trono)
Parte 1
Por Charles J. Voss
Después de la muerte del Patriarca ISRAEL y sus doce hijos, los hijos de ellos y sus descendientes se multiplicaron de tal forma que llegaron, en casi dos siglos y cuarto más tarde, a un número cercano a los dos o tres millones de almas. Sin embargo, esos hijos, Israel, se convirtieron en esclavos a servicio de los egipcios (Éxodo 1:6-14; Génesis 15:13). Entonces, y debido a su clamor ante su Creador, es que el poder del Eterno, escoge a Moisés y lo instruye de una manera muy especial para que saque de Egipto a Su pueblo, esclavo allí, y lo conduzca a su liberación.
Cuando los hijos de Israel llegan al Monte Sinaí, el Eterno hace un PACTO con ellos, estableciéndolos como una nación, SU NACIÓN, de entre los reinos del mundo. Su gobierno, por supuesto, era teocrático en lo civil, así como también los preceptos y leyes religiosas dadas directamente por Él, su SOBERANO o ELOHIM. El mismo CREADOR era su Rey y les gobernaba con un sistema de jueces.
Pronto, los hijos de Israel se mostraron insatisfechos con el CREADOR como su Rey, y exigió que un hombre debía ser su rey, al igual que el resto de naciones que la rodeaban, naciones paganas todas ellas. Así que el poder del Creador les complació y les dio como rey a Saúl. Más sin embargo, éste no fue un buen rey, ni su corazón andaba correctamente con el de su Eterno Creador. Saúl se negó a obedecer al soberano y, Él, lo rechazó como tal, al igual que a sus descendientes, y termino muriendo.
De inmediato el Poder del Eterno Creador, coloca a David, un hombre conforme a Su corazón, y sin ninguna relación familiar con Saúl, en el trono de Israel. De esta forma David se sienta en el trono, para gobernar a ISRAEL.
Jacob, al volver a casa después de una larga estadía en casa de su tío abuelo vino a Labán, a la ciudad de Luz, que es la misma Bethel … “… Yaakov y toda la gente con él arribaron en Luz (esto es, Beit-El) en la tierra de Kenaan. 7 Él edificó allí un altar y llamó el lugar El- Beit-El [Elohim de Beit-El], porque fue allí donde Elohim (el Soberano) se había revelado a él, en el tiempo que él estaba huyendo de su hermano….”” (Génesis 35:6).

Ahora, en Génesis 35:20 leemos: “… Jacob erigió un pilar sobre su sepultura, el cual es el pilar de la sepultura de Raquel hasta hoy”. La expresión “Hasta el día de hoy” se refiere al tiempo del compilador del libro del Génesis que, probablemente, fue el Sacerdote Esdras. Aunque el pilar o monumento sepulcral ha desaparecido, es un lugar marcado hasta el día de hoy, y allí los “Cristianos’, “Judíos” y “Musulmanes” se reúnen para honrar el lugar en honor a ella. El sitio de tal tumba que, al parecer, no es más antigua que el siglo 15 de Era Común o Era Cristiana, se construyó en el estilo de los pequeños edificios con cúpula planteada, por los mismos musulmanes en honor de sus santos. Es dudoso que tal lugar sea el exacto donde Raquel fue enterrada. Existen, al parecer, dos tradiciones en cuanto a la ubicación de la tumba. El primero se basa en lo descrito en Génesis 35:16-20; 48:7.; lugar que apunta hacia el norte, una milla distante de de Belén y a 4 millas al sur de Jerusalén.

En cambio, el segundo lugar de acuerdo con 1 Samuel 10:02, nos dice que estaba localizada en la frontera de Benjamín cerca de Beth-el, a unos 10 kilómetros al norte de Jerusalén, en Efrata. Esta ubicación la corrobora Jeremías 31:14, 15. “”Esto es lo que el Eterno dice: “Una voz se oye en Ramah, lamento y amargo sollozo. Es Rajel llorando por sus hijos, rehusando ser consolada por sus hijos, porque ya no están vivos.” 15 Esto es lo que el ETERNO dice: “Detén tu llanto, y seca tus ojos, porque tu trabajo será recompensado,,.””

Aquellos que creen que este es el lugar de la sepultura de Raquel toman por hecho las palabras de Génesis 35:19 y Génesis 48:7. Pero tales versos no son sino unas glosas incorrectas. Ahora vamos a comparar las Escrituras. Empecemos con las Escrituras que contienen la glosa que las identifica incorrectamente, por las sustitución “-el” con “lehem” en la palabra Bet-el para que se convierta en Belén…

Génesis 35:15, 16, 19.- “15 Yaakov llamó el lugar donde Elohim había hablado con él Beit-El. 16 Y Yaakovse movió de Beit-El, y plantó su tienda más allá de la torre de Gader, y sucedió que él hizo la noche en Jabrata para entrar a Efrat; y Rajel comenzó con dolores de parto, y tuvo gran dificultad… 19 Así que Rajel murió y fue sepultada en el camino a Efrata (esto es Beit-Lejem o Belén).””

Génesi 48:7.-“” 7 “Ahora en cuanto a mí, cuando yo vine de Mesopotamia de Siria, Rajel tu madre murió en la tierra de Kenaan, mientras hicimos noche en Jabrata en la tierra de Kenaan, para así venir a Efrat; así que yo la sepulté allí en el camino hacia Efrat (también conocida por Beit-Lejem, o Belén).”

Ahora, examinemos otras dos escrituras…
1 Samuel 10:2.-“” 2 Después que me dejes hoy, encontrarás a dos hombres junto a la Sepultura de Rajel, en el territorio de Binyamin en Tzeltzah. Ellos te dirán que los asnos que estabas buscando han sido encontrados, y que tu padre ha dejado de pensar en los asnos y está ansioso por ti, y pregunta: ‘¿Qué voy a hacer acerca de mi hijo?'”

En el versículo anterior se hace un punto de importancia cual es el lugar de la tumba de Raquel, en el territorio de Benjamín, que está ubicado al norte de Jerusalén.
“Algunas fuentes afirman que, en realidad, la tumba de Raquel está al norte de Jerusalén, en un lugar llamado por los árabes locales el “lugar de los hijos de Israel”, que está cerca de la actual A-Ram, sitio de la Ramáh bíblica. El sitio más grande llamado “tumba del grupo”, cuya función es oscura y tiene el nombre de “Umm Qabr beni Isra `in”, es decir,” la “tumba de la madre de los hijos de Isra’in.”
El lugar se menciona en los escritos del Profeta Jeremías en la Biblia Hebra sección” como el sitio de la sepultura de Raquel, cuando el rey Saúl visita el sitio, y que se describe en 1 Samuel 10:2. Más tarde, los judíos toman el lugar que está cerca de Belén como el lugar real.
Jeremías 31:14-17.- 14(15) Esto es lo que el ETERNO dice:”Una voz se oye en Ramah, lamento y amargo sollozo. Es Rajel (Raquel) llorando por sus hijos, rehusando ser consolada por sus hijos, porque ya no están vivos.” 17(18) “Yo oigo a Efrayim lamentándose por sí mismo: ‘Tú me disciplinaste, y yo acaté tu disciplina como un buey joven que no está acostumbrado a un yugo. Déjame regresar, y yo regresaré, porque Tú eres el ETERNO, mi Elohim (Soberano).

Lo anterior es otra indicación que si ha habido glosas en las Escrituras para querer indicar lo que no es, pero lo cierto es que RAMA esta cerca de la antigua frontera de Benjamín y Efraín y que mucho más tarde, después de la revuelta de Jeroboam, el área se incorporó a la antigua tierra de Judá.
¿Belén o Bethel?
En ciertas versiones del Antiguo Testamento se hacen referencias a Génesis 35:19, con respecto a la ubicación del sepulcro donde Raquel fue enterrada, para desviar la verdad.
Génesis 35:18,19.- 18 Pero ella murió dando a luz. Mientras estaba muriendo ella nombró a su hijo Ben-Oni [hijo de aflicción]. 19 Así que Rajel murió y fue sepultada en el camino a Efrat (esto es Beit-Lejem).
Generalmente se conoció y llamó ese lugar llamado, simplemente, “Belén” (Rut 1:22) pero, en otras ocasiones se la llama “Belén de Judá” (Rut 1:2), y en otros lugares se la llamó “Efrata” , que es la misma Belén como lo asevera Génesis 48:7.
La dificultad que existe para determinar la correcta ubicación de Bethel o Belén tiene variadas causas. Una de ellas es el problema generalizado en la identificación de los restos arqueológicos hallados en varias ciudades de la antigüedad después de que todos los rastros de sus antiguos moradores han desaparecido. Esto se ve agravado, más aún, por las prácticas pasadas aplicadas por la Iglesia de Roma, durante la Edad Media, en haber enviado sus emisarios a “Tierra Santa” para que determinaran dónde sucedieron las actividades consignadas en el Nuevo Testamento. Estas determinaciones tomadas por aquéllos emisarios, y aceptadas por la Iglesia de Roma, son las que han aceptado y priman en nuestro mundo moderno!
El pueblo donde nació realmente el Rey David, también está dentro de estas confusiones. El lugar de su nacimiento, ubicado al norte de Jerusalén, se llama Efrata, que es la misma Belén o Beit-Lejem (Génesis 35:19). Esto se ha glosado, como ya vimos más arriba, porque la Belén moderna se encuentra al sur de Jerusalén y Betel o Beit-Lejem, que está cerca de donde nació el rey David, se encuentra al norte de Jerusalén.
En cinco lugares, en las Sagradas Escrituras, el nombre del pueblo donde nació David se llama “Efrata” (Salmo 132:6), y él debió saberlo porque nació y creció allí. La palabra castellana “Efrata” se traduce de la hebrea “Efrata”, y es la misma “Efrata” de las Escrituras. Ambas palabras provienen de la H-672 en la Concordancia de Strong de “Efrata” (ef-rawth ‘) o Efrata (ef-raw’–deshielo) y, simplemente, significa” Efrata, otro nombre asignado a “Belén”. Tal vez Efrata simplemente signifique Efraín según las Notas de Scofield. Y nos lo confirma Salmos 132:6.
Tenemos otra palabra Efrata, EHF ‘tah ruh; se trata de un lugar y del nombre de una persona, y su significado es el de “fructífero”. Las traducciones modernas lo deletrean como Efrata y corresponde a la ciudad cerca de la cual Jacob enterró a su esposa Raquel (Génesis 35:16-19); generalmente se traduce en castellano como Efrata. Génesis 35:16 parece indicar que Efrata o Efratah debió estar cerca de Bethel. Esto lo sustenta 1 Samuel 10:2 y Jeremías 31:15, que ubican la tumba de Raquel cerca de Ramá, en la frontera entre los territorios tribales de Efraín y Benjamín. Génesis 35:19, sin embargo, identifica Efratah con Belén. Compárelo con Génesis 48:7. Leámos…
1 Samuel 10:2,-“” Después que me dejes hoy, encontrarás dos hombres junto a la Sepultura de Rajel, en el territorio de Binyamin en Tzeltzah. Ellos te dirán que…”
Miqueas 5:1, 2.- “”1(2) Pero tú Beit-Lejem cerca de Efrat, tan pequeña entre los clanes de Yahudáh, de ti saldrá para mí el futuro Rey de Israel, cuyos orígenes están lejos en el pasado, allá en tiempos antiguos. 2(3) Por lo tanto El dejará [a Israel] sólo hasta que ella que esté de parto, de a luz. Entonces el resto de sus parientes regresarán al pueblo de Israel.””
Belén Efrata es de Efrain, pero pasó a ser de Judá … ¿Qué? ¿Acaso esto es un conflicto con las Escrituras? Por supuesto que no! Es sólo una indicación del tiempo en el que fue escrito el texto. Belén Ephrath se refiere al tiempo de la juventud de David cuando era un pueblo efrateo, en la frontera entre los territorios tribales de Efraín y Benjamín. Tanto Bethel como Belén estaban ubicadas en Judá, en el período posterior a la separación de las Diez Tribus de Judá. Las tribus de Judá y Benjamín se fusionaron en una, y conformaron la Casa de Judá. Desde ese entonces Bethel fue contado como de Judá, pero antes fue de Israel! Allí radica el supuesto problema o error.
Por todo lo anterior, los famosos “Monjes de la Media Noche”, que no entendieron nada de la historia, hicieron todo lo imposible para ocultar el verdadero significado de la palabra “Efrain”, el designado heredero real y primogénito de Israel, mediante el uso de la palabra “Efrata”. Pero, espere, ¿ y qué del interés de los que tradujeron a la King James, base para los que tradujeron al castellano la versión de Valera, y otras más, con respecto a los descendientes de Efraín? Ahora vayamos a descubrir cuáles han sido los valores dentro del judeocristianismo con respecto a Belén y que, entre otras cosas, son preocupantes de por sí!
Leamos a Génesis 48:7, y veremos que lo que allí se describe es parte del territorio de la Tribu de Judá y que, de acuerdo con la primera traducción griega del “Antiguo Testamento”, la Septuaginta, se omiten algunos nombres que si se encuentran en los manuscritos Hebreos originales. (Josué 15:58, 59, y ver los mismos versos de Josué 15:58,59, en la Tanaj). La nota consignada en la Tanaj, con respecto a Josué 15:58,59, nos dice lo siguiente, “La “septuaginta” añade estos nombres, Tekoa, Efratah- esto es Bethelehm- Peeor, Etam,. Kulon, Taatam, Sores, Karem, Gallim, Bether y Manach, once pueblos con sus villas.” Mientras que en el en los versos 58 y 59 de la Tanaj, leemos, “58 Haljul, Beit-Tzur, Gedor, 59 Maarat, Beit-Anot, Eltkon – seis ciudades, junto con sus aldeas”. Vemos cómo esos “monjes de la media noche” intentaron, con mentiras, dar fe de algo que no es cierto añadiendo a Tekoa , Efratah, y otras más, para validar así el origen de su “dios” falso, el Hombre de Galilea!
¿Sabía usted que la captura del Hombre de Galilea la ubican los Griegos en Bethel de Judea y luego la llaman Belen? Recuerde, y no olvide, que en este trabajo de los “monjes y rabinos de la media anoche” han estado trabajando, todos ellos, mancomunadamente para decirnos que Efrata estaba ubicada, originalmente, en tierra de Judá, y que es la Belén, la de ellos. Este movimiento trata de esconder la afinidad tribal de David con Judá haciéndole parecer como si fuese judío. De esta forma reconstruyen el registro genealógico del Mesías en tres de sus libros del Nuevo Testamento Griego que, entre otras cosas, son absolutamente falsas y no tienen nada que ver con la genealogía que nos proveen las Sagradas Escrituras Hebreas! ¿Por qué harían eso? Muy elementa, desean hacernos creer que David es Judío y así, presumir, que ellos sí son de la “estirpe real”; estirpe que solo le corresponde a Efraín, y su descendencia. La iglesia de Roma pretende y desea que muera el Galileo para avalar su fraude en cuanto a la ascendencia “divina” de su “hombre-dios”, y que el mismo se pueda sentar en el trono que solo le corresponde a David.!
Esto bien puede ser un argumento muy discutible porque las palabras que se consignan en nuestras Biblia, en pleno siglo XXI, nos dicen que David si era, y es, de una familia Efraímita, pero nacido en un pueblo de Judea. Así que si usted piensa que el linaje efraimita de David es correcto o si, de otra parte, cree que el Nuevo Testamento Griego esta en lo correcto, solo tendremos que esperar que sea traído a la vida David y le preguntemos a él cual es la verdad.

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s