ESTUDIOS BÍBLICOS

C Á P S U L A S
1 5 4
Por: J.N.Robles Olarte

El tradicional “amen” de los cristianos

El AMEN lo adoptaron los Israelitas cuando estuvieron esclavos en Egipto, y se lo transmitieron a todos los Cristianos del mundo. Se puede afirmar que es una tradición propia de la religión Judía. Esa misma se originó en Egipto por allá alrededor del 2500 Antes de la Era Común o AEC, y proviene del nombre del dios AMUN, que significa “El Escondido”, uno de los más notables dioses de su panteón. Los “académicos” Hebreos adoptaron tal palabra con el propósito de indicar la monótona frase de “así sea”, y de hecho se la traspasaron tanto a los Cristianos como a los Musulmanes! Es así cómo alfinal de sus oraciones y plegarias pronuncian con profundo respeto la expresión “Amén”
Los exiliados israelitas de Egipto sabía que YHWH no era el mismo que el dios egipcio de Atón, y por lo que se supuso que debe ser el equivalente del gran Estado-dios de Egipto (Amen) y por lo tanto en todas sus oraciones lo repetían. El nombre de ese dios egipcio fue, como ya lo dijimos antes, “Amén”. Hasta la fecha, el nombre de Amón todavía se recitan al final de las oraciones de judío como de cristianos.
Cabe señalar que la palabra “Amén ” se practica dentro de los hechizos gnósticos, sobre todo de origen egipcio, y es una especie de conjuro que, según ellos, tiene una eficacia mágica. La práctica de responder después de cada oración con la expresión “Amen” se encuentra y aparece en la obra Los Cánones de Hipólito (#146) de la iglesia egipcia. (Tomado de la Enciclopedia Católica).
“Ningún otro “dios”, de los tantos que tenían los egipcios, ha dejado un sello tan indeleble en el mundo como éste primer “padre de los dioses egipcios”, conocidos como Amón. AMON, AMUN o AMEN significa, sencillamente, “el oculto” y fue muy poderoso por más de 20 siglos. Su santuario fue abandonado en el desierto!. Todos los Judíos y Cristianos, en sus oraciones, suelen pronunciarlo, al final de las mismas.
Este antiguo culto a un amorfo dios conocido como AMUN (Amen) es la fuente de la expresión final de toda oración dentro de las religiones Judía, Cristiana y Musulmana. Éste AMUN o AMEN fue el campeón de los faraones de la 17a Dinastía quien expulsó a los Hiksos (descendientes de hebreos) de Egipto, y los reunificó como nación.
AMEN fue el “Rey de los Dioses” durante el período del Nuevo Reino Egipcio comprendido entre el 1550 al 1070 AEC, y cuando Tebas fue la capital de Egipto. Es durante este período que los Israelitas fueron esclavos allí, construyendo las fortificaciones y las estatuas y templos fastuosos bajo la dirección de José, el segundo del Faraón. de Egipto. Durante sus 400 años de esclavitud, perdieron su religión yahvista y patriarcal, cayendo en el paganismo egipcio. Para su épico éxodo y limpieza se requiere un período de 40 años en el desierto, antes de que pudieran entrar la “Tierra Prometida de Israel ‘.
Una vez más podemos ver cómo lo “pagano” ha sido bien recibido por las religiones más prolíficas de la tierra. Han conciliado, mediante la adopción del nombre de un “dios pagano” el uso de tal nombre en el final de todas sus oraciones, especialmente en la Iglesia de Roma. Esta deidad también se conoció con el nombre de AMEN-RA pero también fue conocida sólo como “Amén”, entre los Tebanos.
Fue durante el camino de su éxodo que pudieron construirse un “becerro de oro” el cual los induciría a la descabellada práctica del uso del Amen, una mala semilla que no se ha podido arrancar de sus respectivas liturgias tanto en la Hebrea como en la adoración Judía y Cristiana olvidado de hecho, sí, la advertencia implícita de Éxodo 23:13, “ “Presta atención, Oh Israel, a todo lo que Yo te he dicho; NO invoques los nombres de otros dioses ni aun sean escuchados cruzando tus labios.”” o “” Guardad todo lo que Yo os he dicho. No invocaréis el nombre de otros dioses: ni se oiga en vuestra boca.””

¿Existió alguna vez un Templo en Jerusalén?

Por David Mandel

Arafat, en numerosas ocasiones, negó que en la antigüedad haya existido un Templo judío en Jerusalén. También solía decir que las franjas azules de la bandera de Israel, (inspiradas por las franjas del talit, chal usado por los judíos en la sinagoga) simbolizan la ambición judía de expansión territorial, desde el río Nilo hasta el río Eufrates. Otras personalidades palestinas, como Hanan Ashrawi, afirman que Jesús era palestino. El Dr. Mahmoud Abbas, (recibió su doctorado de la Universidad Patricio Lumumba de Moscú por una tesis donde niega el Holocausto, titulada “La conexión secreta entre los nazis y los dirigentes sionistas”), ha agregado su voz al coro al referirse al Templo de Jerusalén como “el supuesto Templo”.

Al Dr. Abbas le faltó agregar lo que el inolvidable Chico Marx hubiese dicho: ¿Me vas a creer a mí o a toda la evidencia histórica, arqueológica, bíblica, teológica?

Las opiniones de Arafat, Ashrawi, Abbas sobre la no existencia del Templo y la ausencia de judíos en la época de Jesús son una forma de negar la legitimidad del derecho histórico judío a la tierra de Israel, argumento usado por los árabes para lograr la destrucción del Estado judío y erradicar a los judíos del Medio Oriente.

Lo que a mí me parece más interesante es la curiosa reacción de la Iglesia Cristiana, católica y protestantes, a la duda expresada por Abbas respecto a la existencia de un Templo judío en Jerusalén durante la época bíblica, reacción que me recuerda al “curioso incidente del perro a medianoche”, en el cuento “Silver Blaze” de Conan Doyle:

Detective ¿Hay algo sobre lo que quiera atraer mi atención?
Sherlock Holmes Hacia el curioso incidente del perro a medianoche
Detective El perro no hizo nada a medianoche.
Sherlock Holmes Ese fue el curioso incidente

La curiosa reacción de las diversas Iglesias Cristianas es su silencio total a un comentario que niega las bases de la religión cristiana y equivale a acusar de falsedad al Nuevo Testamento, libro en el cual el Templo es mencionado más de cien veces.

¿Será verdad eso de que “el que calla otorga”?
Es un hecho! El Nuevo Testamento es una falsedad en todo el sentido de las palabra!

JESÚS DE GALILEA, NI “DIOS” NI PRIMOGÉNITO!

Comencemos por decir que si Jesús es el “primogénito” del Eterno Creador, entonces debe tener las mismas cualidades de su Padre, y ello no es cierto en razón de que en Mateo 24:32 al 36 expresamente afirma que él no sabe cuándo los “cielos y la tierra han dejar de ser”. “”34 Yo os aseguro que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. 35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. 36 Mas, de aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino sólo el Padre.””. Esta simple afirmación nos indica claramente que Jesús no puede ser el “primogénito” del Eterno Creador porque es el mismo Creador quien elige a Su pueblo Israel como Su primogénito como lo podemos confirmar leyendo a Éxodo 4:22. Si fuese el “dios” que predica el Nuevo Testamento Griego, debería saber TODO pero, él mismo, nos dice y afirma que no lo sabe; además, en ninguna parte de los “evangelios” él afirma que sea un “dios”!
Nuestro Creador siempre habla, en Sus Escrituras Hebreas, en primera persona como bien lo podemos comprobar leyendo Génesis 35:11, 46:4; Éxodo 16:12 y 20:2; Salmos 46:10, 50:7, y 81:10; Isaías 41:10, 45:3,5, y 46:9; Jeremías 32:27; Ezequiel 13:9, 20:19, 20, y 23:49. De ésta forma podemos comprobar, sencillamente, que lo manifestado por el Jesús del Nuevo Testamento es una falacia que sólo los tontos crédulos aceptan como un hecho. El mismo Nuevo Testamento hace claro, y califica a Jesús de Nazareth, como un “hijo del hombre”, como bien nos lo refieren Mateo 8:20, 9:6, 12:8; Lucas 9:44, 0:22: y Juan 5:27. Las Sagradas Escrituras Hebreas nos advierten, seriamente, que no debemos poner nuestra confianza en hombre alguno, “1 ¡Halleluyah! ¡Alaba al ETERNO CREADOR, alma mía! 2 Yo alabaré al ETERNO por todo el tiempo que viva. Cantaré alabanza a mi Elohim toda mi vida. 3 No pongas tu confianza en príncipes ni en mortales, que no pueden ayudar. 4 Cuando ellos toman su último aliento, regresan al polvo; en ese mismo día todos sus planes se esfumaron.””(Salmos 146:1, 2, 3,4).
Hasta este punto bien podemos concluir cuatro verdades, 1) Jesús es el hijo de un hombre, 2) Las Escrituras nos afirman que NO DEBEMOS poner toda nuestra confianza en un príncipe u hombre alguno, 3) Que no debemos depositar nuestra confianza en hombre alguno, al igual que la ponemos en nuestro Eterno Creador, y 4) Que Jesús no es “dios” y, mucho menos el CREADOR!
Según Juan 13:3, a Jesús le fue dado “todo poder y autoridad” que, en verdad nunca poseyó; tal absurdo se confirma, una vez más, en Juan 17:6, 7, 8, “6 He manifestado tu Nombre a los hombres que tú me has dado tomándolos del mundo. Tuyos eran y tú me los has dado; y han guardado tu Palabra. 7 Ahora ya saben que todo lo que me has dado viene de ti; 8 porque las palabras que tú me diste se las he dado a ellos, y ellos las han aceptado y han reconocido verdaderamente que vengo de ti, y han creído que tú me has enviado.””
Notemos que a Jesús le fue dado TODO lo que poseía, inclusive los supuestos milagros y doctrinas, y con ello podemos afirmar que no hizo nada en realidad per se con todos esos “poderes” que se le asignan; también nada enseño, de su propia cosecha, sino que TODO le fue dado, aún lo que habló, por un supuesto “Padre”. Todo esto lo confirman las ”escrituras” del Nuevo Testamento Griego como son, Juan 7:16, 12:49, 8:26, 14:24, Veamoslo: “16 Jesús les respondió: «Mi doctrina no es mía, sino del que me ha enviado.”, “49 porque yo no he hablado por mi cuenta, sino que el Padre que me ha enviado me ha mandado lo que tengo que decir y hablar”, “26 Mucho podría hablar de vosotros y juzgar pero el que me ha enviado es veraz, y lo que le he oído a él es lo que hablo al mundo.»”, y “24 El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que escucháis no es mía, sino del Padre que me ha enviado.”, respectivamente. Confirmamos así lo dicho ya, que todo lo que hablo e hizo Jesús, el Hombre de Galilea, provino de su “padre”. No así sucede con el Creador y Padre de todo, el Eterno Creador, que todo lo que desea hacer lo hace y lo lleva a efecto, viniendo a ser una realidad comprobable!
Otros aspectos muy interesantes a tener en cuenta tienen que ver con el supuesto Jesús, el carpintero de Galilea como son, “fue enviado a una sola nación” y no a todo el género humano; él mismo no se consideró tan bueno como el “padre”, y que él mismo no puede salvar a nadie,. Lo podemos constatar leyendo Mateo 15:24, 19:16,17, y Hebreos 5: 1 al 8, “24 Respondió él: «No he sido enviado más que a las ovejas perdidas de la casa de Israel.»”, “17 El le dijo: «¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es el Bueno. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.»”, y “1 Porque todo Sumo Sacerdote es tomado de entre los hombres y está puesto en favor de los hombres en lo que se refiere a Dios para ofrecer dones y sacrificios por los pecados; 2 y puede sentir compasión hacia los ignorantes y extraviados, por estar también él envuelto en flaqueza. 3 Y a causa de esa misma flaqueza debe ofrecer por los pecados propios igual que por los del pueblo. 4 Y nadie se arroga tal dignidad, sino el llamado por Dios, lo mismo que Aarón. 5 De igual modo, tampoco Cristo se apropió la gloria del Sumo Sacerdocio, sino que la tuvo de quien le dijo: = Hijo mío eres tú; yo te he engendrado hoy. = 6 Como también dice en otro lugar: = Tú eres sacerdote para siempre, a semejanza de Melquisedec. = 7 El cual, habiendo ofrecido en los días de su vida mortal ruegos y súplicas con poderoso clamor y lágrimas al que podía salvarle de la muerte, fue escuchado por su actitud reverente, 8 y aun siendo Hijo, con lo que padeció experimentó la obediencia;” respectivamente.

Uno de los mitos más grandes en el Nuevo Testamento Griego es el hecho que los mismos seguidores del Hombre de Galilea no creyeron en él, como nos lo confirma Mateo 16, versos 13 al 20, “13 Llegado Jesús a la región de Cesárea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?» 14 Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas.» 15 Díceles él: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?» 16 Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo.» 17 Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 19 A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.» 20 Entonces mandó a sus discípulos que no dijesen a nadie que él era el Cristo.” Éstos versos de Mateo 16 nos dan la pista de los absurdos de Jesús cuando afirma a Pedro que es el Eterno y Padre quien “revela” tal mentira y le manifiesta al resto de sus discípulos que no digan a nadie que él es el Cristo, el supuesto “hijo de dios”. Ello, en verdad, es cierto porque, en realidad, él es el “hijo de su padre Satanás” y no del Eterno Creador, el Soberano, o Elohim, de Israel, Su pueblo amado! El Eterno Creador jamás cede Su gloria a ninguno nacido de mujer! De hecho las expresiones “hijo de dios” y “Cristo”, no se pueden ni se deben aplicar al Eterno, al Creador único del cosmos y sus universos!
En otras ocasiones ya hemos tratado y estudiado acerca del Masshiach o Mesías prometido por nuestro Creador, especialmente a Su pueblo Israel. Es así como podemos leer acerca de tal promesa en Deuteronomio, “lo que les estoy ordenando hacer hoy – a ustedes y sus hijos, con todo su corazón y todo su ser.’ 3 En este punto, el ETERNO, el YHWH o vuestro Elohim, revertirá el exilio de ustedes y les mostrará misericordia; El regresará y los recogerá de entre todos los pueblos a los cuales el ETERNO su Elohim los esparcirá. 4 Si uno de ustedes fuese esparcido a un extremo del cielo, el ETERNO vuestro Elohim os traerá de regreso aun de allí; El irá allí y os recogerá. 5 El Eterno, vuestro Elohim os traerá de regreso a La Tierra Prometida que tus padres poseyeron, y tú la poseerás; El te hará prosperar allí, y os hará aun más numerosos que a tus padres. 6 Entonces el ETERNO tu Elohim circuncidará vuestros corazones y los corazones de tus hijos, para que améis al ETERNO CREADOR, vuestro Elohim con todo vuestro corazón y todo vuestro ser, y así viviréis.” (Deuteronomio 30:3, 4, 5). Para tal labor enviará a los DOS TESTIGOS, al Rey David y al Profeta Elías. El primero de ellos, el Mashiach, y el segundo, el Sacerdote Elías, ya vueltos a la vida eterna por el mismo Creador!
Ya hemos tratado acerca del Mashiach, calificativo que, simplemente, se refiere a uno que es ungido o escogido por el Creador, para una labor específica. Cuando el Mesías venga, habrá un reconocimiento universal de la verdad consignada en la Toráh, y de su Creador quién se la dio a Moisés en el Monte Sinaí. Todos los Hebreos habrán de regresar a la Tierra Prometida a Israel, donde van sacudirán el yugo de sus enemigos y se someterán a un renacimiento espiritual completo. Ellos abrazarán la fe de sus antepasados y se dedicarán al servicio del ETERNO CREADOR, para siempre. Habrán de reconstruir el Templo, desde donde la GLORIA divina brillará, difundiendo la luz de la verdad, la justicia, la sana tolerancia y la paz en todo el mundo.
Éste Masshiach será un ser espiritual perfecto y eterno. Tal persona será el Rey David nuevamente levantado a la vida, el único que ha calificado para tal posición. No será, de ninguna manera, el Hombre de Galilea!

la errada CONCEpción DE LA TRINIDAD EN EL CRISTIANISMO
PARTE 1
Adaptación , actualización y adición en un artículo de Mauricio David Morlet efectuadas por J.N.Robles Olarte

El cristianismo de hoy sostiene que su “Dios” es tres en uno o uno en tres. Los tres son “dios el padre”, “dios el hijo”, y “dios el espíritu santo”. Sostiene que cada uno de estos tres es “dios” y los tres juntos hacen un solo Dios. Esta doctrina es la que se conoce como la “trinidad”, que es, como la han llamado, el misterio más misterioso, o el misterio de misterios. La “trinidad” se puede refutar –evidenciando su falsedad- por las reflexiones que siguen a continuación, no olvidando que el Nombre del Eterno Creador, ÚNICO y ABSOLUTO es el de YHW, o valiéndose de su carácter como tal, el de ETERNO y no el de “Dios”
1. Ningún profeta de las Sagradas Escrituras Hebreas, ni antes ni después del supuesto Jesús, predicó la trinidad. Todos los profetas predicaron a la gente de su tiempo sobre UN ÚNICO CREADOR y de una UNICIDAD ABSOLUTA. Jesús mismo no menciona nunca la trinidad en ninguno de los Evangelios en el Nuevo Testamento Griego. Esto prueba que la trinidad no tiene nada ver con Jesús. Es una fabricación posterior inventada por los emperadores y los sacerdotes greco-romanos.
2. El Pentateuco, en el cual se supone que los cristianos creen, nunca menciona la trinidad. El ETERNO es Uno en el Pentateuco. ¿Cómo hicieron para que Él se convirtiese tres en uno más adelante? No existe otro CREADOR que el mismo ETERNO CREADOR.
3. El mal llamado Antiguo Testamento, las SAGRADAS ESCRITURAS HEBREAS nunca hace mención de la trinidad. El ETERNO CREADOR a través de las Sagradas Escrituras, o Antiguo Testamento, es UNO. ¿Cómo hicieron para que repentinamente se convirtiera en un ser tres en uno? El CREADOR que envió a Moisés es el mismo ETERNO que sostiene toda la creación, Su creación. El ETERNO CREADOR no pudo haber cambiado de un libro a otro en naturaleza o en número ya que Él es INMUTABLE y ETERNO
4. La trinidad en sí misma no puede ser entendida o aún ser imaginada como tal, por lo absurda en su esencia.
5. La “trinidad cristiana” es una oscilación entre el monoteísmo y el politeísmo. Dicen ellos que su “Dios” es uno (pero en tres) o tres (pero en uno) como si no pudieran decidirse a ponerse de acuerdo- si su “Dios” es solamente uno o tres. Hicieron un acuerdo entre ellos y el resultado ha sido la teoría de “TRES EN UNO”.
6. En el punto anterior la presunta divinidad de Jesús ha sido la que exige el reflexionar sobre el concepto de la trinidad porque uno de los elementos de la trinidad, es decir, Jesús encarnado, es humano. Si Jesús es humano, él no puede ser un miembro en la trinidad. La humanidad de Jesús, probada previamente, refuta automáticamente la trinidad, como consecuencia lógica.
7. Jesús tuvo que haber nacaido y esto lo convierte automáticamente en una criatura del ETERNO CREADOR . ¿Cómo puede una criatura unirse con su CREADOR para formar, con posterioridad, una trinidad? ¿Y cómo puede formar parte de una trinidad a la distancia y desde una posición corporal como la de ser un ser humano?
8. Cada uno de los tres personajes de esta trinidad serían –en la época de Jesús- una entidad separada y distinta. ¿Cómo podrían ser UNO cuando son TRES diferentes en naturaleza, lugar, e identidad? ¿Y que de la idea del papado de Roma en considerar a la madre de Jesús, María, como otra entidad más de la vieja “trinidad”
9. La trinidad es una manera torcida del pensamiento. Han hecho del Eterno Creador un “dios” divisible en tres porciones. ¡Como si el CREADOR fuse una torta o una manzana que se puede dividir en ¡tres pedazos! Con esta trinidad incomprensible, el cristianismo tiene un “dios triple” o “cuádruple” según las nuevas tendencias de la Iglesia de Roma, que dirige el cosmos y sus universos.
10. Cuando Jesús, supuestamente, curó a un hombre ciego, los presentes ” glorificaron al Creador de Israel” lo cual se confirma también que el CREADOR del pueblo Hebreo es UNO..
11. Según los evangelios, Jesús murió por tres días, después de su crucifixión ¿Qué le pudo suceder, mientras tanto, a la “trinidad”? Un miembro, es decir, Jesús, permaneció muerto por tres días. ¿Acaso el Creador se dividió, temporalmente, en dos tercios durante la muerte de Jesús?
12. ¿Cómo pudo el “dios cristiano” ser tres en uno cuando uno de los tres estaba en la matriz de su madre? ¿Estaría acaso uno de los “tres dioses” en un estado de un dios-embrión, en gestación? (continuará….)

la errada CONCEpción DE LA TRINIDAD EN EL CRISTIANISMO
PARTE 2

13. Jesús dijo, “pero de ese día y hora nadie sabe, ni aún los ángeles de cielo, sino mi padre solamente” (Mateo 24:36) Si Jesús y el espíritu santo, son INFERIORES al padre en conocimiento, por lo tanto queda demostrado en palabras de Jesús que el padre solamente es un dios, ni Jesús ni el espíritu santo son iguales al padre. Esto significa que Jesús es Jesús y el espíritu santo es el espíritu santo. Son tres y cada está aparte de los otros. No uno en tres. Ni tres en uno. Todo esto anterior lleva a la gente a olvidar la pregunta que4 nos hace el Creador en Malaquías 1:6-7, “Un hijo honra a su padre y un siervo a su amo. Pero si Yo soy Padre, ¿dónde está el honor debido a mí? Y si Yo soy Amo, ¿dónde está el respeto debido a mí?” – Dice el ETERNO –el Elohim Tzavaot a ustedes Mis kohanim (escogidos) que desprecian Mi Nombre. “Ustedes preguntan: ¿Cómo estamos despreciando Tu Nombre? 7 ¡Por ofrecer comidas contaminadas en Mi altar! Ahora ustedes preguntan: ¿Cómo te estamos contaminando? Por decir que la mesa del ETERNO CREADOR no merece respeto;” Si el Eterno Creador es el PADRE, ¿donde esta el honor que Le debemos? Jesús, como Su supuesto “hijo”, no honró a Su Padre, a su Creador!

14. Jesús fue un hombre tal y como lo vieron los hombres de su época. El Espíritu Santo es la esencia del Creador mismo, y por ende esa “esencia” no puede ser un ente diferente al mismo Creador. ¿Cómo podría Él unirse a un hombre mortal, a Su Mismo Espíritu y formar la trinidad? La unión de tres entidades diferentes en su naturaleza es ilógica y realmente imposible. Es el más imposible de todos los imposibles. Si Jesús vino del Padre, de hecho él estaba subordinado al Creador; de tal forma que Jesús no pudo ser igual a su Padre, a su Creador y en tal condición no puede ser igual al Creador.
15. Si se pudiese concebir a Jesús como un miembro en la “trinidad cristiana”, habría tenido capacidades iguales a las de su “padre”, más bien siempre pero agradeció a su “dios” Dios, le rogó a él y, a menudo, le pidió su ayuda. Esto prueba que Jesús era un subordinado y una criatura de ese su “dios”.
16. Jesús mismo dijo: “el señor nuestro dios es UN señor. ” (Marcos 12:29). Él mismo dice que “dios” es uno. No dijo “somos uno en tres” o “tres en uno”.
17. En el evangelio anterior (Marcos 16:19) se señala que fue recibido en el cielo, y se sentó “a la mano derecha de Dios”. Y si él que se sentó a la derecha del “Dios” que clama, implica con ello claramente que son dos seres diferentes y separados. Son dos (no tres) en uno. ¿Cómo pueden ambos ser uno cuando uno de ellos se sienta a la mano derecha del otro?
18. Pedro le dijo a Jesús sobre su identidad al responderle: “el Cristo de Dios ” (Lucas 9:20) Cristo es la palabra griega para Messiah, es decir, ungido. ¿Cómo puede Jesús ser un dios en la trinidad si dios lo bendijo y fue ungido? El Jesús bendecido y ungido no puede igualar a la bendición y al dios, al mismo tiempo, según declaró Pedro en su respuesta; Pedro no dijo que Jesús era Dios, Allí encontramos lógicamente una apreciación semántica obvia entre el decir “Cristo de dios” y “Cristo es dios”
19. En distintas ocasiones a lo largo de las narraciones de los evangelios, Jesús da gracias a su “dios” (en la alimentación de la multitud, por ejemplo) lo cual indica la subordinación obvia de Jesús para con ese “dios” , refutando así, su similitud u asociación con el ETERNO CREADOR.
20. Jesús mismo rechazó que le llamasen bueno y dijo: “Ningunos es bueno, excepto UNO, “dios” (Lucas 18:19) Si “bueno” no se le puede aplicar a Jesús, como él mismo lo afirmó entonces, y por lógica, no se puede asumir que sea igual a su “dios” y esto le impide ser un miembro de la trinidad cristiana porque Jesús carece de una cualidad básica para serlo, es decir, “ser bueno”.
21. El Edomita Pablo escribió: “Dios hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Él el señor del cielo y de la tierra. ” (Hechos 17:24). Quién hizo el mundo es, obviamente, el ETERNO CREADOR. Hizo esa creación muchos millones de años antes del supuesto nacimiento de Jesús. ¿Quién es ese Creador antes del nacimiento del supuesto Jesús? Así que, considerando que Jesús no había nacido, es decir, había tomado la forma humana, es ilógico creer que Jesús formaba parte de una trinidad cuyo concepto no concuerda con ninguna de las enseñanzas de los Profetas del Único y ETERNO CREADOR. Lo mismo sucede con el “espíritu santo” quién sirvió a ese “dios” en diferentes propósitos antes del nacimiento de Jesús, Esto, por supuesto, invalida nuevamente el concepto de una trinidad improvisada varios siglos después de ya no estar Jesús en la tierra. Al mismo tiempo, debemos recordar que fue la Iglesia Greco-Romana la que promovió tal enseñanza a partir de sus interpretaciones para crear una “trinidad” como su “dios”, un “dios trino”.
22. Si la trinidad es tan básica en el cristianismo, ¿por qué no se menciona en los evangelios, ni en las Sagradas Escrituras Hebreas o Antiguo Testamento Griego? Ese Jesús que el mundo cristiano sigue como su profeta y dios, nunca mencionó la trinidad en ninguno de sus evangelios. Ningún Profeta, ni antes ni después de Jesús menciona la supuesta “trinidad”. La trinidad no tiene nada que con Jesús o su enseñanza. Obviamente es una fabricación herética. Hicieron del verdadero y único Creador un “comité de dioses” Uno allá arriba en los cielos, otro en la matriz de su madre María, y uno más como un “espíritu santo”, representado en la forma de una paloma.
23. Todos los Profetas, incluyendo al mismo Jesús, predicaron el monoteísmo: la creencia en un “Dios verdadero”, pero la iglesia cristiana, de factura humana, al igual que las otras religiones del mundo, han hecho del cristianismo una religión de creencias politeístas.
24. El sacerdocio que se practica dentro del Cristianismo, y el resto de las religiones, no se ciñe al principio Escritural de que los mismos sólo pueden proceder de la línea de los descendientes de la Tribu de Leví a quien el Eterno Creador escogió para Su servicio. Por ello en las Escrituras Hebreas se habla acerca del Sacerdocio Aarónico porque Aaron y Moisés pertenecieron, respectivamente a la tribu de Leví. Lo comprobamos leyendo Números 3:5 al 10, Números 8:5 al 14 y Levítico 8:2 al 8.
25. Lo que el edomita Pablo manifiesta en Timoteo 6:15, 16 no se puede aplicar en Jesús porque éste es el supuesto hijo de su “dios” y duro casi tres días muerto. Deeebemos recordar siempre que por definición y realidad el ETERNO CREADOR es INMORTAL porque es ETERNO. Lo Eterno no tiene ni principio ni fin, según nuestros propios cánones de la temporalidad! Es así como Jesús NO puede ser un “dios” ni dentro ni fuera de la supuesta trinidad.
26. Jesús nunca predicó la trinidad ni ningún otro Profeta de las dsagradas Escrituras. Esta es una teoría que procede del cristianismo..
29. La trinidad es una mentira triple en contra del ETERNO CREADOR, el Altísimo. La trinidad es una mentira en contra del ETERNO CREADOR porque lo reduce a una tercera parte del mismo. La trinidad es una mentira contra el CREADDOR mismo porque Él es ESPÍRITU y ha sido una innovación herética de lo más engañosa y más grande que se haya inventado las religiones del mundo.

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s