ESTUDIOS BÍBLICOS

C Á P S U L A S 137

Por: J.N.Robles Olarte

TEOLOGIA ANTICUADA
Parte II

LA EXPÍACIÓN:
 La “Doctrina de la Expiación” fue una enseñada por Jesús (no confundirla con la EXPIACIÓN Hebrea) “Porque esta es mi sangre, que será el sello del nuevo testamento, la cual será derramada por muchos para remisión de los pecados” (Mateo 26:28 y Marcos 3:29).
Si este sacrificio del inocente Jesús, ya fuese ordenado por el Padre o voluntario, para salvar a los pecadores, representa una teoría de indulto que es de todos los puntos de vista una acción nada ética e injusta; porque si el pecado hay que castigarlo de alguna forma no es justo que quien no ha pecado reemplace al pecador y ponga sobre sus hombros la carga del pecado cometido por otro.
Más aún, ésta “Expiación” ha sido infectivo porque a pesar del sacrificio que hizo Jesús, pocos, por no decir ninguno, han sido salvos bajo tal esquema tan absurdo. Nos dice él mismo “Muchos son los llamados, pero poco los escogidos” (Mateo 22:14).”Oh¡ que angosta es la puerta y cuan estrecha la senda que conduce a la vida eterna! ¡Y que pocos son los que atinan a ella!” (Mateo 7:14). “Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os aseguro que muchos buscarán cómo entrar, y no podrán.” (Lucas 13:24)-
Éstas teorías citadas no son otra cosa sino producto de un dios falso y vengador como lo fueron todos los dioses de la antigüedad, creación de la mente afiebrada de los hombres de la época. Totalmente erradas y carentes de amor y misericordia como si nos lo demuestra nuestro Creador y Padre, el Altísimo de Israel¡
Si observamos bien constataremos que tal sacrificio no fue tan grande como a menudo si lo hacen otros hombres. Jesús se sostuvo pensando que con su sacrificio (?) y sufrimiento, en la cruz, iba a salvar al mundo. El mismo, según las narraciones de los evangelistas, no fue uno continuado porque el anochecer del mismo día estaría en el “paraíso”. (Juan 20:23). Soportó unas cuantas horas de dolor que, si se compara con las penas sufridas en semanas por los soldados heridos, o de aquéllos que pasan años en prisión sin culpa alguna, no es nada, y ese “ideal” Cristiano se va al suelo.(Lucas 13:3).
Jesús no solo clamó tener el “poder” para remitir pecados sino que también le dijo a sus discípulos, “…quedan perdonados los pecados a aquéllos a quienes los perdonareis; y quedan retenidos a los que se los retuviereis.”(Juan 20:23). Un poder y órden que nuestro Eterno Creador NO ha dado a nadie en toda su eterna existencia, ya que Él es el dador de la Ley, y es Él quien juzga y da el castigo o bendición correspondiente, según sea el caso, a quien bien se lo merece por sus malas o buenas acciones. Es por ello que no podemos aceptar que un ser humano tenga el poder de perdonar pecado alguno ya que él mismo es pecador, y por ende no podemos ni debemos creer en un Jesús que no es el primogénito del Eterno Creador (Éxodo 4:22).
A lo anterior agreguemos algo insólito. Jesús mismo hizo una distinción entre él y el Confortador, “Y yo rogaré al Padre, y os daré otro “consolador” y “abogado”, para que esté con vosotros eternamente.”(Juan 14:16). Debe sorprender a los Cristianos que tal “confortador” no esté al mismo tiempo con el mismo Jesús. Cabe aquí la pregunta ¿Quién es ese Confortador?
ÁNGELES Y DEMONIOS:
Jesús mismo creyó en ángeles y demonios; y muy a menudo se refería a ellos como si fueren seres supernaturales: “…en donde el gusano que les roe -en el infierno- o remuerde su conciencia, nunca muere, y el fuego que les quema nunca se apaga” (Marcos 0:43) Lo absurdo aquí, entre otras cosas, es que habla de un gusano que pervive en un “infierno de fuego” concebido solo en las mentes cristianas, e invento del escritor Italiano Dante Alighieri. “¿Piensas que no puedo acudir a mi padre, y que pondrá en el momento a mi disposición más de doce legiones de ángeles?(Mateo 26:53). “Así sucederá al fin de los siglos: saldrán los ángeles y se separarán los malos de entre los justos; “ (Mateo 13:49). ¿Quién es éste ser que arroga el derecho de hijo que le da órdenes a su padre? Pero no vayamos lejos, los demonios mismos –los ángeles caídos- fueron los primeros en reconocer la divinidad de Cristo, “Y luego empezaron a gritar –los demonios-, diciendo: ¿Qué tenemos nosotros que ver contigo, oh Jesús, hijo de “dios”? ¿Has venido acá con el fin de atormentarnos antes de tiempo?” (Mateo 8:29). Ésta cita, sola, es una muestra de lo absurdo que es la “Teología Cristiana”. Veamos otro absurdo, “…déjame en paz -decia el demonio- :¿Qué tenemos nosotros que ver contigo, oh Jesús Nazareno? ¿Has venido a exterminarnos? yo se quién eres, eres el Santo de “Dios”” (Lucas 4:34). “…y hasta los poseídos de espíritus inmundos, al verle se le arrodillaban y gritaban, diciendo: Tu eres el “hijo de dios…”(Marcos 3:11, 12).
Jesús mismo creía en las posesiones demoníacas, echándolos fuera en muchas ocasiones durante su vida terrenal (?). Ello nos demuestra fuera de toda duda que Jesús mismo era el jefe de tales demonios ya que se le arrodillaban y rendían culto como su Jefe máximo. Más aún, él mismo lo confirma cuando dice, “‘Yo, Jesús, envié a mi ángel para darle a ustedes testimonio de estas cosas para las congregaciones. Yo soy la raíz y la prole de David (?), y el brillante Lucero de la Mañana’”.(Apocalipsis 22:16). Recordemos que Heylel fue la “ángel de la luz” (entre los ángeles existe género, pero sin sexo como de los humanos) que nuestro Padre creó, en un principio antes de la creación física del hombre, para que fuese Su compañera ideal y que, debido a su maravillosa y esplendente belleza y sabiduría se reveló contra su Creador, convirtiéndose así en la LUCERO caída que el mundo conoce con el nombre de Satanás. Existe en las Escrituras, en el libro de Isaías, un paralelo que se hace de ésta ángel prodigiosa y rebelde, y que abarca el accionar tanto del pasado como el futuro de la misma, “¡Cómo caíste del cielo, Oh lucero de la mañana! Fuiste derribada al suelo (a la tierra), tú que vencías a las naciones.” (Isaías 14:12). Ese será su final: será cenizas bajo los pies de los justos, al igual que sus compañeros/as de rebeldía.
SALMOS (CANTOS DE ALABANZA) o TEHILLIM
110, 111, 112, 113
En estos Salmos se dilucida la mala traducción que los “Monjes de la Noche” efectuaron para entorpecer la verdad de nuestro Creador y Padre, llevando al mundo a concluir que el Mashiach -Su ungido- que nuestro Padre ofreció a Su pueblo no es David sino el Hombre de Galilea, un impostor creado por la mente afiebrada de los discípulos de Satanás (Heylel).
David se sentará a la mano derecha de nuestro Creador y Padre
“”110 Un Canto de alabanza –aquí habla el Profeta Elías- 1 El Eterno Creador le dice a mi Adón (señor o rey; en éste caso David), “Siéntate a mi mano derecha, hasta que haga de tus enemigos estrado para tus pies.” 2 El ETERNO extenderá desde Tziyon su cetro poderoso, para que tú (David) rijas a tus enemigos alrededor de ti. 3 En el día que tus tropas se movilicen, tu pueblo se ofrecerá voluntariamente en esplendor Kadosh (Santo) desde el vientre del alba; el rocío de tu juventud es tuyo. 4 El ETERNO CREADOR lo ha jurado, y El nunca se retractará – “Tú eres kohen (santo) para siempre, para ser comparado a Melki-Tzedek (el Patriarca SEM, de donde provienen los SEMITAS).” 5 El Eterno Creador, tu mano derecha, destruirá reyes en el día de Su ira. 6 El dictará juicio entre las naciones, llenándolas de cadáveres; Él quebrantará cabezas por todo un territorio extenso. 7 Beberá del arroyo mientras anda en su camino; por lo tanto levantará su cabeza erguida.
111 1 ¡Halleluyah! (Aquí habla David) א Daré gracias al ETERNO CREADOR de todo
corazón ב en el consejo de los rectos y en la asamblea. 2 ג Las obras del ETERNO
CREADOR son grandes, ד grandemente deseadas por los que las disfrutan. 3 ה Su trabajo
está lleno de majestad y esplendor, ו y Su justicia permanece para siempre. 4 ז Él ha
ganado renombre por sus maravillas. ח El ETERNO CREADOR es misericordioso y
compasivo. 5 ט Él da comida a aquellos que le temen. י Él recordará Su Pacto para siempre.
כ 6 Él muestra a su pueblo cuán poderosamente obra ל por darles las naciones por heredad
de ellos. 7 מ Las obras de Sus manos son verdad y justicia; נ todos Sus preceptos pueden ser
confiados. 8 ס Ellos han sido establecidos por siempre y para siempre, ע para ser
ejecutados con verdad y equidad. 9 פ Él envió la redención a su pueblo צ y decretó que Su
Pacto sería para siempre. ק Su Nombre es Kadosh (santo) y Temible – 10 ר El principio y lo
más importante de la sabiduría es el temor al ETERNO CREADOR; ש todos los que viven
por Él adquieren buen sentido común. ת Su alabanza permanece para siempre.
112 1 ¡Halleluyah! א Qué feliz es todo aquel que teme Al ETERNO CREADOR, ב
grandemente se deleita en sus mitzvot (Preceptos y Leyes). 2 ג Sus descendientes serán
poderosos en la tierra, ד una generación bendita de gente recta. 3 ה Fortunas y riquezas hay
en su casa, ו y su justicia permanece para siempre.
ז 4 Para los rectos El resplandece como una luz en la oscuridad, ח misericordioso,
compasivo y justo. 5 ט Las cosas le van bien a la persona que es misericordiosa y presta, י el
que conduce sus asuntos con equidad; 6 כ porque él nunca será movido. ל Los justos serán
recordados para siempre. 7 מ No se atemorizarán por malas noticias; נ permanecen firmes,
confiando en el ETERNO su CREADDOR . 8 ס Su corazón estará firme, no tendrá temor, ע
hasta que finalmente mire a sus enemigos en triunfo. 9 פ Él distribuye libremente, da al
pobre; צ Su justicia permanece para siempre. ק Su poder será exaltado honorablemente. 10
ר Los perversos estarán indignados cuando vean esto; ש crujirán los dientes y se
consumirán, ת los deseos del perverso vendrán a ser nada.
113 1 ¡Halleluyah! ¡Siervos del ETERNO CREADOR, den alabanza! ¡Den alabanza al Nombre del ETERNO YHWH! 2 ¡Bendito sea El Nombre del ETERNO CREADOR desde este momento y para siempre! 3 Desde la salida del sol hasta la puesta, El Nombre deL ETERNO ha de ser alabado. 4 El Creador es y será exaltado sobre todas las naciones, Su gloria estará sobre los cielos.
5 ¿Quién es como nuestro Elohim, sentado en las alturas 6 humillándose a Sí mismo para mirar en el cielo y en la tierra? 7 Él levanta al pobre del polvo, y saca al menesteroso del montón de desperdicios, 8 para darle un lugar entre los príncipes, entre los príncipes de su pueblo. 9 Él hace que la mujer estéril habite en su hogar como madre de hijos. ¡Halleluyah!””
¿Quienes son los árabes palestinos?
En contra de la corrección política, Palestina nunca fue una entidad árabe con una identidad única; ni nacional, ni geográfica, ni cultural. Era parte de una entidad mayor, y sus habitantes árabes se consideraban parte del pueblo árabe, musulmán, otomano o de la gran Siria.
Informe de Yoram Ettinger
La mayoría de los palestinos son árabes musulmanes originarios de la Península Arábiga. Sin embargo, la raíz de la palabra “Palestina” era “Pleshet”, la región de los filisteos (“pleshtim” en hebreo) oriundos de las Islas Egeas, en Grecia. Fueron expulsados de Grecia en el año 1300 antes de Cristo, y se asentaron en las llanuras costeras de la tierra de Israel en el año 1200 antes de Cristo. El Imperio Romano introdujo el nombre “Palestina” para borrar la memoria del pueblo judío y de la patria judía, Judea, de la historia.
En contra de la corrección política, Palestina nunca fue una entidad árabe con una identidad única; ni nacional, ni geográfica, ni cultural. Era parte de una entidad mayor, y sus habitantes árabes se consideraban parte del pueblo árabe, musulmán, otomano o de la gran Siria. George Habib Antonius, el mayor historiador del nacionalismo árabe, consideró que Palestina era parte de la Gran Siria.
Por otra parte, John Haynes Holmes, el sacerdote unitario pacifista e izquierdista, cofundador de la Unión Norteamericana de Libertades Civiles y autor de “Palestina, hoy y mañana – un gentil analiza el sionismo” (McMillan, 1929) escribió: “Este es el país al cual los judíos han venido para reconstruir su antigua patria… En toda la superficie de esta Tierra no hay una patria para los judíos, excepto en las montañas y manantiales de este antiguo Reino… En cualquier otro lugar, el judío es un exiliado… Pero Palestina es suya… Escarba en cualquier lugar de Palestina, y encontrarás Israel… No existe un lugar en el que no se halle la huella de algún miembro de una antigua tribu judía… Ni un camino, un manantial, una montaña, ni un pueblo, que no recuerde el nombre de algún gran Rey judío, o que resuene con el eco de un gran profeta judío… [Los judíos] tienen en Palestina un motivo más alto y más noble que el económico… Su misión es restaurar Sión; y Sión es Palestina”.
La historia demuestra que la tierra de Israel fue la cuna de la identidad judía 2.000 años antes de que apareciera el Islam, y que la conexión tangible entre el Pueblo Judío y la Patria Judía se ha mantenido desde entonces. Por otra parte, los árabes palestinos no llevan en el área al Oeste del Río Jordán desde tiempo inmemorial; nunca ha existido un estado palestino, no se le han robado tierras a ningún pueblo palestino, y no existe una base para el “derecho al retorno” palestino.
La mayoría de los árabes palestinos descienden de los inmigrantes musulmanes que llegaron entre 1845 y 1947 desde el Sudán, desde Egipto, el Líbano, Siria, Irak, Arabia Saudí, Bahrein, el Yemen, Libia, Marruecos, Bosnia, el Cáucaso, Turkmenistán, Kurdistán, la India, Afganistán y Baluchistán.
Los trabajadores inmigrantes árabes fueron importados por el Imperio Otomano y por el Mandato Británico (que derrotó a los Otomanos en 1917) para que trabajaran en proyectos de infraestructuras: el puerto de Haifa, las vías férreas entre Haifa y Qantara (1918), Haifa y Edrei (1905), Haifa y Nablús (1914) y Jerusalén y Jaffa (1892) así como instalaciones militares, carreteras, presas, deforestación de manglares, etc. Los trabajadores árabes, tanto legales como ilegales, fueron atraídos por la relativa explosión económica, estimulada por la inmigración judía anual que comenzó en 1882.
La población árabe de Haifa aumentó exponencialmente desde 6.000 personas en 1880 hasta 80.000 en 1919 como resultado de la migración laboral, la modernización introducida por la ocupación británica, además del establecimiento y expansión de los asentamientos judíos, que mejoraron la infraestructura y la base de empleo. El estallido de la II Guerra Mundial aceleró la demanda de mano de obra y el lujo de inmigrantes hacia el área al oeste del Río Jordán.
De acuerdo a un informe de 1937 elaborado por la Comisión Peel británica (Palestina traicionada, Profesor Efraim Karsh, Yale University Press, 2010, p.12), “el aumento de la población árabe es más notable en áreas urbanas afectadas por el desarrollo judío. Una comparación entre los censos de 1922 y de 1931 demuestra que, seis años antes, el porcentaje de crecimiento en Haifa fue de 86; en Jaffa, de 62, y en Jerusalén, de 37, mientras que en pueblos puramente árabes como Nablús y Hebrón sólo era de 7, y en Gaza se redujo un 2%”
Como resultado de la significativa inmigración árabe producida entre 1880 y 1947 -y a pesar de la emigración árabe causada por el caos interno y la violencia entre árabes- la población árabe de Jaffa, Haifa y Ramala creció 17, 12 y 5 veces, respectivamente.
La conquista (1831-1840) por parte del egipcio Mohammed Ali fue consolidada por un flujo de migrantes egipcios y sudaneses que se asentaban en espacios desérticos entre Gaza y Tul-Karem hasta el Valle de Hula. Siguieron los pasos de miles de prófugos que abandonaron Egipto antes de 1831 y que se asentaron en Acre. El viajero británico H.B. Tristam identificó, en su obra de 1865 “La tierra de Israel: un diario de viajes en Palestina”, a migrantes egipcios en el Valle de Beit-Shean, Acre, Hadera, Netanya y Jaffa.
El Fondo de Exploración Británico Palestino documentó que los barrios egipcios proliferaron en el área de Jaffa: Saknet el-Mussariya, Abu Kebir, Abu Derwish, Sumeil, Sheikh Muwanis, Salame’,
Fejja, etc. En 1917, entre los árabes de Jaffa había al menos 25 nacionalidades, incluyendo persas, afganos, hindúes y baluchis. Cientos de familias egipcias se establecieron en Ara’Arara’, Kafer Qassem, Taiyiba y Qalansawa. En 1908, migrantes árabes yemenitas se asentaron en Jaffa, y árabes procedentes del área de Huran en Siria se multiplicaron en los puertos de Haifa y Jaffa.
El 12 de Agosto de 1934, el diario “La Syrie” afirmó: “Entre 30.000 y 36.000 migrantes sirios (huranis) han entrado en Palestina sólo durante los últimos meses”. Az-ed-Din El Qassam, el terrorista por excelencia de cual Hamas tomó el nombre, que aterrorizó a los judíos durante el Mandato Británico de Palestina, era sirio, como también lo fue Said el-A’az, líder de los pogromos anti-judíos entre 1936 y 1938, y como Kaukji, el comandante en jefe de los mercenarios árabes que aterrorizaron a los judíos durante las décadas de 1930 y 1940.
Los migrantes libios se establecieron en Gedera, al sur de Tel Aviv. Los refugiados argelinos (mugrabis) escaparon a la conquista francesa de 1830 y se establecieron en Safed (entre los sirios y los beduinos jordanos), Tiberias y otras partes de Galilea. Los refugiados circasianos, huyendo de la opresión rusa (1878) y los musulmanes de Bosnia, Turkmenistan y Yemen (1908) diversificaron la demografía árabe al oeste del Río Jordán.
Muchos de los árabes que huyeron en 1948 se reunieron con sus familias en Egipto y en otros países vecinos.
Mark Twain escribió en “Inocentes en el extranjero” (American Publishing Company, 1869): “Entre todas las tierras de paisaje desolador, Israel debe ser el príncipe… Las colinas son estériles… Los valles son feos desiertos… El Mar Muerto y el Mar de Galilea reposan en medio de una vasta extensión de lomas y llanuras donde el ojo no puede descansar con ningún tono placentero… Es una tierra sin esperanza, lóbrega, descorazonadora… Me gustaría mucho ver las orillas del Jordán durante la primavera, y Shechem, Esdraelon, Ajalon y las fronteras de Galilea – pero incluso entonces esos lugares parecerían meros jardines de juguete situados entre enormes espacios de inútil e infinita desolación… Palestina yace entre hábitos de penitente. Sobre ella flota el hechizo de una maldición que ha marchitado sus campos y ha coartado sus energías… Lo único que crece es la maleza y algunos cañaverales dispersos… Nazareth está desamparada; en el vado del Jordán donde las multitudes de Israel entraron en la Tierra Prometida cantando alegremente, uno sólo encuentra un miserable campamento de fantásticos beduinos del desierto; Jericó, la maldita, yace en ruinas hoy, como la dejó el milagro de Josué hace más de tres mil años; Belén y Betania, en su pobreza y humillación… Incluso la famosa Jerusalén, la ciudad más conocida de la historia, ha perdido toda su grandeza antigua y se ha convertido en un pueblo miserable… El afamado Mar de Galilea… es un espacio natural silente. Cafarnaúm es una ruina informe; Magdala es el hogar de pordioseros árabes… Palestina es desoladora y desagradable. ¿Y por qué debiera ser de otra manera? ¿Puede la maldición de la Deidad embellecer una tierra? El nombre con el que se promocionó esta expedición -“La gran excursión de placer a Tierra Santa”- fue poco apropiado. “El gran cortejo fúnebre de la Tierra Santa” hubiera sido mejor – mucho mejor”.
Joan Peters se hace eco de las observaciones de Mark Twain en su libro, “Desde tiempo inmemorial” (Harper & Row, 1984), que es rico en documentación histórica y anotaciones, y que fue escrito consultando a tres expertos en Historia y Política de Oriente Medio: el Profesor Bernard Lewis, el Profesor Elie Kedourie y el Profesor P.J. Vatikiotis, así como al Profesor Fred Gottheil, el Profesor Walter Laqueur y Martin Gilbert. Peters cita al Doctor Carl Hermann Voss, entonces Presidente del “Comité Americano Cristiano Palestino”: “La población árabe de Palestina era pequeña y limitada, hasta que la colonización judía restauró el paisaje yermo y atrajo a árabes de países vecinos (p. 245)”. En 1939, el Presidente Roosevelt destacó que “la inmigración árabe hacia Palestina desde 1921 ha sido muy superior a la inmigración judía total en todo este periodo”.
“Ibrahim Pasha, el conquistador egipcio de Palestina, había dejado tras él colonias permanentes de inmigrantes egipcios en Beisan, Nablús, Irbid, Acre y Jaffa. Las familias de unos 500 soldados
egipcios crearon un nuevo barrio (en Jaffa), y eso sólo fue una entre innumerables situaciones similares. Con esta ayuda y con el reasentamiento de los judíos, Jaffa comenzó a crecer. En otra área, los musulmanes de Safed son, en su mayoría, descendientes de colonos moros y kurdos… Gran parte de la población musulmana que se quedó en el país era trashumante, como observó en 1918 el líder árabe Sharif Hussein (pp. 169-170)”. “En 1878, grupos de circasianos, argelinos, egipcios, drusos, turcos, kurdos, bosnios y otros llegaron a Palestina… Al menos un 25% de los 141.000 musulmanes (en toda Palestina en 1882) eran recién llegados o descendientes de aquellos que llegaron tras la conquista egipcia de 1831… En 1858, James Finn, el Cónsul General británico en Jerusalén, comunicó que “los mahometanos de Jerusalén son poco más de un cuarto de la población total (pp. 196-97)…”
“Según el censo de 1931, se ha sabido que los musulmanes hablan al menos 23 idiomas, y la mayoría de ellos más otros 28 eran hablados por cristianos, muchos de los cuales eran conocidos como árabes – un total de 51 idiomas. Los no judíos de Palestina afirmaron proceder de al menos 24 países diferentes (p. 226)…”.
Peters documenta la guerra británica contra la Aliyah (inmigración judía) mientras se alentaba la inmigración árabe. Por ejemplo, “El 3 de Enero de 1926, el Controlador Británico de Permisos indicó que ‘se ha acordado que los refugiados que parezcan sirios, libaneses o de nacionalidad palestina pueden ser admitidos en Palestina sin pasaporte o visado (p. 270)…” El Libro Blanco de 1930 permitió a los árabes -pero no a los judíos- comprar tierras. Restringió la inmigración judía hasta que la demografía árabe aumentó lo suficiente (pp. 300-301).
Arieh Avneri (La reivindicación del despojo – The Claim of Dispossession, 1980), un innovador investigador de la historia de Palestina, escribió: “A través de la historia hay muchos ejemplos de conquistas que llevaron, a través de un proceso de absorción y asimilación, a la formación de nuevas entidades nacionales. Si la conquista árabe hubiera llevado a la formación de una nación árabe arraigada -sin importar su tamaño- hubiera sido difícil contradecir la reivindicación de la continuidad histórica árabe en Palestina. Pero ese no fue el caso. Los pocos árabes que vivieron en Palestina hace cien años, cuando comenzó el asentamiento judío, eran sólo un pequeño remanente de una población volátil, que había estado cambiando constantemente, como resultado de interminables conflictos entre tribus y déspotas locales…” En 1554, había 205.000 musulmanes, cristianos y judíos en Palestina. En 1800, la población total era de 275.000. En 1890, había 532.000 habitantes en Palestina, como resultado de una inmigración acelerada, animada por el comercio, el empleo, las infraestructuras sanitarias y culturales desarrolladas por los judíos. “La población de Palestina sufrió cambios radicales justo antes de dos guerras destructivas que asolaron el país – la campaña de Napoleón en 1799 y la invasión del ejército egipcio y el consiguiente mandato de Ibrahim Pasha entre 1831 y 1840… Esto provocó que muchos habitantes huyeran, y que nuevos colonos se asentaran en la tierra (pp. 11-13)…”.
La reivindicación infundada de la presencia árabe en la tierra de Israel desde tiempo inmemorial y los intentos de despreciar el derecho moral, histórico y geográfico de los judíos a ejercer la soberanía en la tierra de Israel han avivado el odio y el terrorismo árabes, han constituido el principal obstáculo para la paz, han perpetuado la guerra y el terrorismo.
DATOS IMPORTANTES ACERCA DE LAS 12 TRIBUS DE ISRAEL
Comencemos por anotar a continuación los lugares, en el Libro de Josué de las Sagradas Escrituras Hebreas, dónde podremos encontrar información acerca de cada una de las 12 Tribus originales:
1) Tribu de Ruben…….(Josué 13:15 al 23
2) Tribu de Gad………..(Josue 13:14 al 28)
3) Tribu de Manases..(Josué 13:29 al 21 y 17:1 al 19)
4) Tribu de Judá……….(Josué 15: 1 al 12)
5) Tribu de Efraím…….(Josué 16: 1 al 10)
6) Tribu de Benjamín..(Josué 18:11 al 20)
7) Tribu de Simeón……(Josué 19: 1 al 9, & Ezequiel 48:1 al 8, y 23 al 28)
8) Tribu de Zabulón…..(Josué 19 : 10 al 16)
9) Tribu de Isacar……….(Josué 19 : 17 al 23)
10) Tribu de Aser…………(Josué 19 : 24 al 31)
11) Tribu de Nefatalí…..(Josué 19:32 al 39), y
12) Tribu de Dan………….(Josué 19: 40 al 48)
El Capítulo 14 de Josué nos explica los por qué Manasés y Efraím, los hijos de José, constituyeron una Tribu más, y la de Leví no tuviese herencia de tierra alguna en Israel.
Cuando en las Escrituras se hace mención la Tribu de José, por lo general se hace alusión al nombre de Efraím, demostrándose con ello que se le da una preferencia a éste nombre de Efraím. (Números 1:10, 32 al 34).
En Génesis 48:13 al 30 y Números 1:49, el Eterno Creador escogió a los Levitas en lugar de los primogénitos de las otras once tribus y, de esta forma se viene a convertir en la Tribu Sacerdotal como bien lo podremos comprobar leyendo a Éxodo 13:1 al 2; Números 3:6, 12 al 13, y 41; Deuteronomio 10:8 al 9 y 18:1 al 2, y Ezequiel 48:9 al 14, y 22.
Los nombres de la Tribu trece se confirman en el libro de Números cuando Moisés estuvo haciendo el censo de todos los jóvenes aptos para la guerra.(Números 1:21 al 45). Este total allí descrito no incluye, como bien lo podemos notar, a la Tribu de Leví porque el mismo Eterno le había dicho ya a Moisés, “Más los Levitas , según las Tribus de sus padres, no serán contados entre ellos”…y…”Empero no alistarás la Tribu de Leví, y no efectuarás su censo entre los hijos de Israel”…”mas encargarás a los Levitas el cuidado del Tabernáculo del Testimonio,…” (Números 1:47,49 y 50), que más tarde se reemplaza por el Templo que construyó el Rey Salomón!
Z A C A R I A S
Entre las profecías para el futuro cercano, el de “aquéllos días” de que nos hablan las Sagradas Escrituras Hebreas, y provenientes de nuestro Padre y Creador, tenemos dos de sus capítulos, los
finales del libro de Zacarías, uno de los Profetas Posteriores o Profetas Menores que muchos grupos y personas religiosas no han sabido apreciar y que nos describen de formas descarnada y seria lo que nuestro Creador tiene en mente para acabar, definitivamente, la mentira que se ha perpetuado en todos éstos siglos ya transcurridos de nuestra historia humana por las iglesias de carácter y factura humana. No es Zacarías el único Profeta que nos habla de “aquéllos días” anunciados por nuestro Padre, pero si uno que da más detalles esclarecedores de lo que sucederá cuando David, vuelto a la vida por su Creador, acupe su silla de Rey del pueblo Hebreo, de Israel la Grande, por toda una eternidad. Esa fuente la tomamos de las mismas Escrituras Hebreas, de su original Hebreo, mismas que no han sido alteradas por las traducciones que el mundo comercia en las Biblias que pululan en el comercio y en las bibliotecas:
13 1 Cuando ese día venga, un manantial -de agua pura- será abierto para la Casa de David y el pueblo que habita en Yerushalayim (Jerusalém) para limpiarlos de pecado y de impureza. 2 2”Cuando ese día venga “, dice eL Eterno Creador, el Elohim Tzavaot, “Yo cortaré de la Tierra los mismos nombres de los ídolos, para que ya nadie siquiera los recuerde. También echaré los falsos profetas -rabíes, sacerdotes, ministros y pastores- y al espíritu inmundo de La Tierra; 3 así que cualquiera que continúe profetizando, su propio padre y madre que lo trajeron al mundo le dirán: “No puedes continuar viviendo, porque estás hablando mentiras en el Nombre del ETERNO YHWH”; entonces su propio padre y madre, que lo trajeron al mundo, lo acuchillarán de muerte. 4 Cuando ese día venga, cada uno de los falsos profetas será avergonzado por su visión cuando profeticen. El Profeta no vestirá un manto peludo para engañar a la gente, 5 en cambio, dirá: “No soy un profeta, yo sólo trabajo la tierra, desde mi juventud sólo he querido ser un hombre ordinario.” 6 Si alguien le pregunta: “Entonces, ¿qué son estas heridas entre tus hombros?” El responderá: “Me herí en casa de mi amigo.” 7 “Despierta espada, contra el pastor, contra el hombre que dice que está cerca de Mí,” dice el ETERNO –el Elohim Tzavaot. “Hiere al pastor, y las ovejas serán dispersas; volveré Mi mano contra los jóvenes. 8 En su tiempo, por toda la tierra,” dice el ETERNO CREADOR, dos tercios de todos en ella será destruido – morirán, pero un tercio permanecerá. 9 Esa tercera parte que permanezca Yo traeré a través del fuego; los refinaré como es refinada la plata, los probaré como se prueba el oro. Ellos clamarán a Mi Nombre, y Yo diré: “Este es Mi pueblo,” y ellos dirán: “el ETERNO CREADOR YHWH es nuestro Elohim.”
14 1 Mira, un “día viene” para el CREADOR YHWH cuando tu botín, Oh Yerushalayim (Jerusalém) será dividido allí mismo en medio de ti. 2 “Porque Yo reuniré a todas las naciones para la guerra contra Yerushalayim (Jerusalém). La ciudad será tomada, las casas serán saqueadas, las mujeres serán violadas, y la mitad de la ciudad irá al cautiverio; pero el resto del pueblo -la tercera parte- no será cortado de la ciudad.” 3 Entonces el CREADOR saldrá y peleará contra aquellas naciones; peleando como en un día de batalla. 4 En “aquel día” Sus pies se pararán en el Monte de los Olivos, que está al este de Yerushalayim (Jerusalém); y el Monte de los Olivos se partirá al medio de este a oeste, para hacer un valle enorme. La mitad del Monte se moverá hacia el norte y la mitad hacia el sur. 5 Huirás al valle en los montes, porque el valle entre los montes llegará hasta Atzel. Huirás, así como huiste antes del terremoto en los días de Uziyah (Uzías) rey de Yahudáh.(Judá) Entonces el ETERNO CREADOR, mi Elohim, vendrá a ti con todos los Kadoshim (Santos, Escogidos, o Mashiachs). 6 En “aquel día”, no habrá luz resplandeciente ni oscuridad densa; 7 y un día, conocido para nuestro CREADOR, no será ni día ni noche, a pesar que en la tarde habrá luz. 8 En “aquel día”, agua fresca fluirá de Yerushalayim (Jerusalém), la mitad hacia el mar del este y la mitad hacia el mar del oeste, ambos, verano e invierno. 9 Entonces el ETERNO CREADOR será el SOBERANO sobre toda la tierra, En “aquel día” el ETERNO será el único, y Su Nombre será el único Nombre. 10 Toda la Tierra será hecha como el Aravah, desde Geva hasta Rimmon en el Neguev. Yerushalayim (Jerusalém) será levantada y habitada donde ella está, desde la puerta de Binyamin hasta el lugar donde estaba la primera puerta, y hasta la puerta del Angulo,
y desde la Torre de Hananeel hasta los lagares del rey. 11 La gente habitará allí, y la maldición será quebrada, y Yerushalayim (Jerusdalém) vivirá segura. 12 El ETERNO CREADOR golpeará a todos los pueblos que le hicieron la guerra a Yerushalayim (Jerusaaalém) con una pestilencia por la cual su carne se pudrirá mientras están parados sobre sus pies, sus ojos se pudrirán en sus cuencas, y sus lenguas se pudrirán dentro de sus bocas. 13 Cuando “ese día” venga, habrá entre ellos gran pánico, enviado por el CREADOR mismo, así que todos levantarán sus manos contra su prójimo y a la vez ellos los atacarán. 14 Yahudáh (Judá) también peleará contra Yerushalayim; y las riquezas de todas las naciones serán reunidas – oro, plata y ropas en gran abundancia. 15 Una pestilencia como esta pestilencia también afectará a los caballos, los mulos, los camellos, los asnos, y todos los otros animales en esos campamentos. 16 Finalmente, todos los que queden de todas las naciones que vinieron a atacar a Yerushalayim subirán todos los años a adorar al SOBERANO, el ETERNO CREADOR, -el Elohim Tzavaot, y a guardar la fiesta del Sukot (fiesta de losTabernáculo), 17 Si alguna de las familias de la tierra no sube a Yerushalayim (Jerusalém) a adorar al SOBERANO, el ETERNO y CREADOR – el Elohim Tzavaot, ninguna lluvia caerá sobre ellas. 18 Si la familia de Egipto no sube, si rehúsan venir, no tendrán el desbordamiento anual del Nilo; además, habrá la pestilencia con la cual el CREADOR golpeará a las naciones que no suban a guardar la fiesta deL Sukot. (la fiesta de los Tabernáculos) 19 Este será el castigo de Egipto y el castigo de todas las naciones que no suban a guardad la fiesta de Sukot. 20 Cuando ese día venga, esto será escrito en las campanas usadas por los caballos: “Consagrado al ETERNO YHWH”; y las ollas de cocinar de la casa del ETERNO CREADOR serán tan Kadoshim (santos) como los tazones ante el altar. 21 Sí, toda olla de cocina en Yerushalayim (Jerusalém) y en Yahudáh (Judá) será consagrada al ETERNO CREADOR -el Elohim Tzavaot. Todos los que ofrezcan sacrificios vendrán, los tomarán y los usarán para cocer la carne. Cuando “ese día” venga, ya no habrá mercaderes en la casa del ETERNO CREADOR YHWH -el Elohim Tzavaot de ISRAEL”
Ciertamente podemos concluir que éstas palabras anteriores puede que suenen muy duras y, quizás para algunos “puristas y justos”, muy “injustas” pero, no olvidemos que nuestro Padre es el Creador de todo, y Él y sólo Él tiene el derecho ÚNICO y EXCLUSIVO de dar y quitar la vida a quien se lo merezca según Su JUSTICIA, que es PURA, JUSTA y PERFECTA!
The Jesuits – 1540 Their Purpose And Oath
PART I
The purpose of the Jesuit Order, formally established by the Pope in 1540, is to destroy the Protestant Reformation. They call it the Counter-Reformation. Nicolini of Rome wrote:
‘The Jesuits, by their very calling, by the very essence of their institution, are bound to seek, by every means, right or wrong, the destruction of Protestantism. This is the condition of their existence, the duty they must fulfill, or cease to be Jesuits.’ [Footprints of the Jesuits, R. W. Thompson, 1894]
Extract from Jesuit’s Oath
To this end the professed Jesuits have obligated themselves with an oath, part of which was published in 1899, and reads:
‘I do now renounce and disown my allegiance as due to any heretical King, Prince or State, named Protestant, or liberals, or obedience to any of their laws or magistrates or officers.
‘I do further declare that the doctrine of the churches of England and Scotland, of the Calvinists, Huguenots, and other of the name Protestant or Liberals, to be damnable, and they themselves to be damned who will not forsake the same.
‘I do further declare that I will help, assist and advise all or any of His Holiness’ agents, in any place where I shall be, in Switzerland, Germany, Holland, Denmark, Sweden, Norway, England, Ireland or America, or in any other kingdom or territory I shall come to, and do my utmost to extirpate the heretical Protestant or liberal doctrines, and to destroy all their pretended powers, legal or otherwise.’ [Errors of the Roman Catholic Church, 15 Contributors, 1894]…..
In 1981, one of our heroes, Alberto Rivera, disclosed the oath he took as a professed Jesuit. We read:
Ceremony Of Induction And Extreme Oath Of The Jesuits
(Given to a Jesuit of minor rank when he is to be elevated to a position of command.)
Superior Speaks:
‘My son, heretofore you have been taught to act the dissembler among the Roman Catholics to be a Roman Catholic, and to be a spy even among your own brethren: to believe no man, to trust no man. Among the reformers, to be a reformer; among the Huguenots (French Protestants) to be a Huguenot: among the Calvinists, to be a Calvinist: among the Protestants (those who protest and disagree with the Roman Catholic institution), generally to be a Protestant: and obtaining their confidence to seek even to preach from their pulpits, and to denounce with all the vehemence (violent emotion) in your nature our Holy Religion and the Pope; and even to descend so low as to become a Jew among the Jews, that you might be enabled to gather together all information for the benefit of your order as a faithful soldier of the Pope.
‘You have been taught to insidiously plant the seeds of jealously and hatred between states that were at peace, and incite them to deeds of blood, involving them in war with each other, and to create revolutions and civil wars in communities, provinces and countries that were independent and prosperous, cultivating the arts and the sciences and enjoying the blessings of peace;
‘To take sides with the combatants and to act secretly in concert with your brother Jesuit who might be engaged on the other side, but openly opposed to that with which you might be connected;
‘Only that the church might be the gainer in the end in the conditions fixed in the treaties for peace, and that the ends justify the means.
‘You have been taught your duty as a spy, to gather all statistics, facts and information in your power from every source: to ingratiate yourself into the confidence of the family circle of Protestants and heretics of every class and character, as well as that of the merchant, the banker, the lawyer, among the schools and universities, in parliament and legislatures, and in the judiciaries and councils of State, and to ‘be all things to all men’, for the Pope’s sake, whose servants we are unto death.
‘You have received all your instructions heretofore as a novice (one who has no training), a neophyte (a newly ordained priest), and have served as a coadjutor (worked as a helper), confessor and priest, but you have not yet been invested with all that is necessary to command in the army of Loyola and in the service of the Pope.
‘You must serve the proper time as the instrument and executioner as directed by your superiors; for none can command here who has not consecrated (made secret or holy) his labors with the blood of the heretic; for ‘without the shedding of blood no man can be saved.’
‘I, (here the name of priest), now, in the presence of Almighty God, the blessed Virgin Mary, the blessed Michael the Archangel, the blessed St. John the Baptist, the Holy Apostles, St. Peter and St. Paul and all the saints and sacred hosts of heaven….
‘I, furthermore, promise and declare that I will, when opportunity presents, make and wage relentless war, secretly and openly, against all heretics, Protestants and Liberals, as I am directed to do.
‘That when the same cannot be done openly, I will secretly use the poisoned cup, the strangulation cord, the steel of the poniard (a dagger) or the leaden bullet, regardless of the honor, rank, dignity, or authority of the person or persons, whatever may be their condition in life, either public or private, as I at any time may be directed so to do by any agent of the Pope or superior of the brotherhood of the holy faith, of the Society of Jesus.’ [Double-Cross: Alberto, Part 2, 1981]…..
In addition to the Oath, the Jesuits have a guidebook entitled Secreta Monita. To the author’s knowledge it has only been disclosed to the world twice: once in the 1600s and once in the 1800s. Because of the magnitude of its contents as it relates to our subject, The Secret Instructions Of The Jesuits (1857) is reprinted in its entirety [in Vatican Assassins].
[Due to the length of this material, we here at The SPECTRUM will only present a few excerpts and chapter headings, but this should be sufficient to give you a pretty good idea of what is contained within them. For the full presentation, refer to Vatican Assassins. The portions your are about to read have not, to our knowledge, been printed in any modern-day newspaper.
What you are about to read, The Secret Instructions Of The Jesuits, was first published in 1669 by the venerable and learned Dr. Compton, Bishop of London. In Vatican Assassins we read:]
His arguments on their authenticity, and his character as a scholar and divine, are a sufficient guarantee that he would never have given his name and influence to sustain a work of dubious authority, or calculated to mislead the public.
We have only to add that the last American edition, published at Princeton, and this one which we publish, are taken from the translation which was published in London in 1723, and dedicated to Sir Robert Walpole, who was afterwards Lord Orford, and who had the high honor of being prime minister of George I and George II.
THE SECRET INSTRUCTIONS OF THE JESUITS
Chapter 1: How the Society must behave themselves when they begin any new foundation.
V. At their first settlement, let our members be cautious of purchasing lands; but if they happen to buy such as are well situated, let this be done in the name of some faithful and trusty friend. And that our poverty may be the more colorable gloss of reality, let the purchases, adjacent to the places wherein our colleges are founded, be assigned by the provincial to colleges at a distance; by which means it will be impossible that princes and magistrates can ever attain to a certain knowledge what the revenues of the Society amount to.
VI. Let no places be pitched upon by any of our members for founding a college but opulent cities; the end of the Society being the imitation of our blessed Saviour, who made his principal residence in the metropolis of Judea, and only transiently visited the less remarkable places.
VII. Let the greatest sums be always extorted from widows, by frequent remonstrations of our extreme necessities.
VIII. In every province, let none but the principal be fully apprised of the real value of our revenues; and let what is contained in the treasury of Rome be always kept as an inviolable secret.
Chapter II: In what manner the Society must deport, that they may work themselves into, and after that preserve a familiarity with princes, noblemen, and persons of greatest distinction.
I. Princes, and persons of distinction every where, must by all means be so managed that we may have their ear, and that will easily secure their hearts; by which way of proceeding, all persons will become our creatures, and no one will dare to give the Society the least disquiet or opposition.
II. That ecclesiastical persons gain a great footing in the favor of princes and noblemen, by winking at their vices, and putting a favorable construction on whatever they do amiss, experience convinces; and this we may observe in their contracting of marriages with their near relations and kindred, or the like. It must be our business to encourage such, whose inclination lies this way, by leading them up in hopes, that through our assistance they may easily obtain a dispensation from the Pope; and no doubt he will readily grant it, if proper reason be urged, paralleled cases produced, and opinions quoted which countenance such actions, when the common good of mankind, and the greater advancement of God’s glory, which are the only end and design of the society, are pretended to be the sole motives to them.
V. Above all, due care must be taken to curry favor with the minions and domestics of princes and noblemen; whom by small presents, and many offices of piety, we may so far byass, (bias) as by means of them to get a faithful intelligence of the bent of their master’s humors and inclinations; thus will the Society be better qualified to chime in with their tempers.
VII. Princesses and ladies of quality are easily to be gained by the influence of the woman of their bed-chamber; for which reason we must by all means pay particular address to these, for thereby there will be no secrets in the family but what we shall have fully disclosed to us.
XV. Finally,-Let all with such artfulness gain the ascendant over princes, noblemen, and magistrates of every place, that they may be ready at our beck, even to sacrifice their nearest relations and most intimate friends, when we say it is for our interest and advantage.
Chapter III: How the Society must behave themselves towards those who are at the helm of affairs, and others who, although they be not rich, are nothwithstanding in a capacity of being otherwise serviceable.
I. All that has been before mentioned, may, in a great measure, be applied to these; and we must also be industrious to procure their favor against every one that oppose us.
II. Their authority and wisdom must be courted for obtaining several offices to be discharged by us; we must also make a handle of their advice with respect to the contempt of riches; though at the same time, if their secrecy and faith may be depended on, we may privately make use of their names in amassing temporal goods for the benefit of the Society.

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s