ESTUDIOS BÍBLICOS

C Á P S U L A S
134

Por: J.N.Robles Olarte

LOS AÑOS MESIÁNICOS QUE HAN DE VENIR
PARTE III

Durante los siglos que han transcurrido los Judíos han considerado el nombre del Eterno tan sagrado como para atreverse a pronunciarlo. Lo han sustituido por el de ADONIAS que significa “MAESTRO” o “SENOR” y que suelen usar en sus oraciones. Usan otro nombre como el de “HASHEM” que significa el “NOMBRE” cuando están hablando entre si. Aquí el punto importante es que el CREADDDOR se revela a Sí Mismo por Su Nombre, y no sólo por cualquier nombre sino por un nombre que sólo le corresponde a Él. Existe en verdad una gran diferencia cuando se dice “Yo Soy el Señor” que cuando se dice “YO SOY YHWH” . Ésta última expresión es algo personal y directo, y de inmediato se origina la comprensión absoluta y única, como también singular de ser UN solo y VERDADERO CREADOR. Es de notar, en las citas que ya hemos transcrito antes de cómo el Creador una constantemente Su Nombre en primera persona: “YO SOY YHWH, NO EXISTTE OTRO
OTRO FUERA DE MI”,
Las Escrituras Hebreas nos hablan de apelar al nombre YHWH que conlleva, en sí mismo, un significado sin relación alguna con otro cuando se traduce mal, y se le llama “Señor”. Veamos lo que nos dice Joel en su libro, capítulo 3, ““5 Y sucederá que todo el que invoque el nombre de YHWH será salvo, porque = en el monte Sión = y en Jerusalén = habrá supervivencia =,
como ha dicho YHWH, y entre los supervivientes estarán los que llame YHWH.”” Existen en el mundo muchos mal llamados “dioses” y “señores” a quienes suelen invocar. Constantemente oímos charlas acerca del “señor” de éste, o el “señor” de aquél otro, y bien podríamos preguntarnos, ¿Quién es ese señor, y cuál es su nombre?. Con respecto a ésta pregunta el Profeta Jeremías nos dice en el capítulo 33, lo siguiente, “2 “Así dice YHWH el hacedor, YHWH quien formó el cosmos y sus universo para seguir extendiéndolo – YAWH es Su Nombre: 3 ‘Clama a mí, y Yo te responderé – y te diré grandes cosas, cosas escondidas de las cuales tú no tienes conocimiento.'”. Ésta es una extraordinaria declaración, dicha en primera persona, y que se refiere a lo que Él tiene previsto para el futuro cercano de la humanidad. Al poder hablar directamente con nuestro CREADOR YHWH, nos lleva a tener una íntima relación con Él mismo.
Si volvemos a la costumbre de los Judíos, en relación al no uso de Su nombre, bien podemos concluir que tal actitud es una de incertidumbre. Muchos eruditos prefieren usar el nombre de YAWEH, y a pesar de lo pueda leer en muchos libros, muy pocos de ellos tienen evidencia de la pronunciación de si se dice Jehova, Yaovah, que acortan diciendo solo YA. En realidad no es tan importante de cómo se pronuncie, sino el significado ya que el mismo fue revelado por el mismo Creador a su amigo Moisés. YHWH, el ETERNO, es la DEIDAD, es decir el ETERNO, que es su cualidad suprema: UNO quien fue, es y será el ETERNO CREADOR, nuestro ELOHIM y SUPREMO SOBERANO,!
La palabra hebrea יהוה (YHWH) se traduce al castellano como “Eterno”, y no “dios” que es de total origen pagano, como ya hemos estudiado antes.
LOS AÑOS MESIÁNICOS QUE HAN DE VENIR
PARTE IV
Al llegar conocer a nuestro CREADOR se supone que la revelación del Nombre Sagrado del ETERNO se nos ha dado. Tal revelación es una de grandes características, que comprendida correctamente, puede transformar nuestro sentir de quién es en verdad el CREADOR de todo. En el caso particular de Moisés, nuestro Creador le dice, “Me aparecí a Abraham, a Isaac, y a Jacob como EL SADDAY; pero no Me dí a conocer a ellos con Mi nombre de YWHW, יהוה ” (Éxodo 6:3). Aunque el significado de la palabra “ETERNO” no fue revelado a Abraham como tampoco a los que le antecedieron, su significado esencial de Su nombre sí fue conocido, Bien lo podemos leer en Génesis 21:33, “33 Abraham plantó un tamarisco en Bersheba e invocó allí el nombre de YHWH, Creador ETERNO. Abraham estuvo residiendo en el país de los filisteos muchos años.” Y en Génesis 14:19 y 20 podemos observar otro calificativo, el de ALTÍSIMO, ” 19 y le bendijo diciendo: «¡Bendito sea Abraham del Altísimo, Creador de cielos y tierra, 20 y bendito sea el Altísimo, que entregó a tus enemigos en tus manos!» Y diole Abraham el diezmo de todo.” La revelación dada acerca del nombre de nuestro Creador, YHWH, allí en el Sinaí sirve para poder capturar, digámoslo de esa forma, estos conceptos anteriores en una sola, maravillosa y mística palabra: ETERNO!
Mucho más tarde, cuando Israel sale de Egipto, y es reunida por Moisés en los alrededores del Monte Sinaí, se efectúa una dramática escena cuando el Creador
mismo se revela a toda la nación con un despliegue de poder y gloria, habiéndoles entregado, directamente, los Diez Mandamientos, Caen, en esa oportunidad, truenos, relámpagos, nubes de humo, y sonidos penetrantes de trompetas, y toda la montaña se estremece. Finalmente, el Creador les habla, con una voz audible, para que todos Le oigan las siguientes palabras, “Éxodo 20:…2 «Yo, YHWH, soy tu Creador, que te he sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre. 3 No habrá (tendrás) para ti otros dioses delante de Mí.” La reacción del pueblo fue uno de terror, y es cuando el pueblo le dice a Moisés,” «Habla tú, Moisés, con nosotros, que podremos entenderte, pero que no hable YHWH con nosotros, no sea que muramos.» (Éxodo 20:19).
Cuarenta años más tarde, Moisés le recuerda a los Israelitas la UNICIDAD y PROPÓSITO de aquél gran momento de la revelación con éstas palabras, “33 ¿Hay algún pueblo que haya oído como tú has oído la voz del Dios vivo hablando de en medio del fuego, y haya sobrevivido? 34 ¿Algún dios intentó jamás venir a buscarse una nación de en medio de otra nación por medio de pruebas, señales, prodigios y guerra, con mano fuerte y tenso brazo, por grandes terrores, como todo lo que YHWH vuestro Creador hizo con vosotros, a vuestros mismos ojos, en Egipto? 35 A ti se te ha dado a ver todo esto, para que sepas que YHWH es el verdadero ALTÍSIMO y que no hay otro fuera de él. 36 Desde el cielo te ha hecho oír su voz para instruirte, y en la tierra te ha mostrado su gran fuego, y de en medio del fuego has oído sus palabras. 37 Porque amó a tus padres y eligió a su descendencia después de ellos, te sacó de Egipto personalmente con su gran fuerza, 38 desalojó ante ti naciones más numerosas y fuertes que tú, te introdujo en su tierra y te la dio en herencia, como la tienes hoy. 39 Reconoce, pues, hoy y medita en tu corazón que YHWH es el único CREADOR allá arriba en el cielo, y aquí abajo en la tierra; no hay otro. 40 Guardad los preceptos y los mandamientos que yo te prescribo en Su Nombre.”(Deuteronomio 4: 33 al 39).
Un aspecto dramático e increíble de ésta revelación del ETERNO CREADOR en el Sinaí, se da la segunda vez que Moisés asciende a la montaña después del incidente del “Becerro de Oro”. Allí Él se identifica, literalmente, a Sí Mismo a Moisés, y le ofrece una interesante descripción de Su Carácter Divino. Le dice a Moisés que Él enviará a Su ángel para que le acompañe y que, Él, personalmente no va por lo de la rebeldía del pueblo con respecto a la adoración del Becerro de Oro. Vemos cómo Moisés tuvo una relación extraordinariamente personal con el mismo Creador, y cómo ésta le permitió el hecho de que podía ir a la Tienda del Pacto y hablar allí, cara a cara, con el Eterno, YHWH, el Padre, así como alguien habla con su amigo! “11 YHWH hablaba con Moisés cara a cara, como habla un hombre con su amigo. Luego volvía Moisés al campamento,…” (Éxodo 33:11)
La verdadera presencia física, literal, del ETERNO CREADOR o YHWH, con Su voz audible, se manifestaría durante todo éste tiempo cuando el pueblo de Israel anduvo deambulando por el desierto. En una de esas conversaciones Moisés le ruega al Eterno que los acompañe personalmente en vez de valerse de los servicios de Su ángel o mensajero. El Creador es persuadido con tal petición, y acepta. Esto lo puede leer en las palabras consignadas en Éxod o 33: 12 al 17. Más aún, le solicita en súplicas algo más, y le dice, “Oh Eterno Padre, déjame ver Tu Gloria”. Y Él le manifiesta que ningún ser humano podría mirar cara a cara al CREADOR, pero que le permitiría experimentar, en cierta medida, ver Su Gloria o Su Presencia de forma directa. En cuanto al Creador y Padre Eterno, éste pasa cerca de Moisés, y éste puede ver las espaldas del mismo Creador. Leamos este
relato en Éxodo 33:18 al 23, “18 Entonces dijo Moisés al Eterno: «Déjame ver, por favor, Tu gloria.» 19 El le contestó: «Yo haré pasar ante tu vista toda mi bondad y pronunciaré delante de ti el nombre de YHWH; pues hago gracia a quien hago gracia y tengo misericordia con quien tengo misericordia.» 20 Y añadió: «Pero mi rostro no podrás verlo; porque no puede verme el hombre y seguir viviendo.» 21 Luego dijo YHWH: «Mira, hay un lugar junto a mí; tú te colocarás sobre la peña. 22 Y al pasar Mi gloria, te pondré en una hendidura de la peña y te cubriré con mi mano hasta que yo haya pasado. 23 Luego apartaré mi mano, para que veas mis espaldas; pero mi rostro no lo podrás ver.» “. Después de éste evento Moisés sube a la montaña de nuevo, y lo que allí se efectuó, seguramente, fue una auto revelación de lo más significativa, dada por el mismo CREADOR, a todo lo largo de Sus Sagradas Escrituras.” 5 Descendió YHWH en forma de nube y se puso allí junto a él. Moisés invoca el nombre de YHWH . 6 Y YHWH pasó por delante de él y Moisés exclama: «YHWH, YHWH, CREADOR misericordioso y clemente, tardo para con la ira y la cólera, y rico en amor y fidelidad, 7 que mantiene Su amor por millares de años, que perdona la iniquidad, la rebeldía y el pecado, pero NO los deja impunes; que castiga la iniquidad de los padres en los hijos y en los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación.» 8 Al instante, Moisés cayó en tierra de rodillas y se postró, 9 diciendo: «Si en verdad he hallado gracia a tus ojos, oh Padre Eterno, dígnese mi Creador venir en medio de nosotros, aunque sea un pueblo de dura cerviz; perdona nuestra iniquidad y nuestro pecado, y recíbenos por herencia Tuya.”( (Éxodo 34: 5, 6 ,7, 8. 9)
LOS AÑOS MESIÁNICOS QUE HAN DE VENIR
PARTE V
Estudiemos un poco la frase “que perdona la iniquidad, la rebeldía y el pecado, pero NO los deja impunes;…” de Éxodo 34, verso 7. Primero que todo debemos notar que quien NO se arrepienta, también puede causar castigos y problemas en la vida de sus propios hijos. Además, debemos considerar que, dependiendo de la severidad del pecado cometido, los mismos bien pueden afectar a varias de sus generaciones. Cualquier razonamiento que expongamos ante el Eterno Creador para omitir la obediencia a uno cualquiera de los Mandatos o Preceptos de nuestro CREADOR, no es excusa alguna para no recibir el castigo correspondiente. Tales razonamientos no funcionaran ante Él a pesar de ser UNO amoroso y misericordioso. Veamos, por vía de ejemplo, una orden histórica de nuestro Creador y la excusa correspondiente para no obedecerla, desde el mismo inicio de la creación,
a)” 16 Y el Eterno Creador impuso al hombre este mandamiento: «De cualquier árbol del jardín puedes comer, 17 más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que comieres de él, morirás sin remedio.” (Génesis 2)
b)” 6 Y como viese la mujer que el árbol era bueno para comer, apetecible a la vista y excelente para lograr sabiduría, tomó de su fruto y comió, y dio también a su marido, que igualmente comió.” (Génesis 3)
Los razonamientos tales como “Estoy seguro que el Eterno entenderá” o “Él conoce nuestra condición humana” no son validas ante Su Majestad. Debemos convencernos, una vez por todas que, cuando Él nos dice que hagamos algo de cierta forma, la debemos hacer tal cual Él nos lo ordena! Traigamos a memoria, de nuevo, Sus palabras, “ 5 Descendió YHWH en forma de nube y
se puso allí junto a él; y Moisés invocó el nombre de YHWH. 6 YHWH pasó por delante de él y exclamó: «YHWH, YHWH, Creador misericordioso y clemente, tardo para la cólera y rico en amor y fidelidad, 7 que mantiene Su amor por millares, que perdona la iniquidad, la rebeldía y el pecado, pero no los deja impunes; que castiga la iniquidad de los padres en los hijos y en los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación.” Estas palabras nos dicen que, si hemos cometido algún error, ello no significa que Él, inmediatamente, nos va a destruir con un rayo fulminante porque, en verdad, Él conoce nuestra condición humana; además hay un principio que nos afirma que “no hay hombre/mujer que no peque”.. No debemos olvidar, por otro lado, que “arrepentirse” no sólo significa decir “Oh, sí, lo siento mucho” sino, cambiar, hacer algo totalmente diferente, ir por otro camino no igual al anterior! Si lanzamos una pelota al aire, hacia arriba, llegará un momento cuando la ley de gravedad hará que la mismo vuelva a retornar a la tierra. De igual forma sucede con nuestros errores y pecados, se nos devuelven con el agravante que nos traen una consecuencia, un castigo. Es el cumplimiento de la Ley Causa=Efecto!
Si anda por el camino errado, contra los principios de nuestro Eterno Creador, Él mismo hará que tal acción vaya contra su persona, de tal forma que pueda ver que va por el camino errado, y “pare”, y se “regrese” por el otro, el correcto! Arrepentirse es, pues, presentarnos ante el CREADOR con un corazón (mente) contrito y deshecho, declarando nuestra culpabilidad y solicitando misericordia. No olvidemos que Él mantiene Su amor por MIL GENERACIONES, y que perdona nuestra INIQUIDAD, nuestra REBELIÓN, y nuestro PECADO. Así que todo lo que tenemos que hacer cuando transgredimos Sus Leyes o Preceptos es, solicitarLe SU MISERICORDIA, ya que no se necesita de “sacrificio humano” alguno, u otra clase de ofrenda o sacrificio animal o vegetal, como suelen enseñar las religiones del mundo, que no son sino una franca y verdadera creación del hombre. El mismo Eterno Creador nos dice que lo que necesita de nosotros es que tengamos un corazón (mente) desecho y contrito para darnos Su perdón. Por ello, si pecamos, erramos, hagamos nuestras las palabras consignadas en Salmos 51, e imite el ejemplo que nos dejó el Rey David, confiésele su pecado y…Él le habrá de perdonar, con todo Su gusto y amor!!
UNA GRAN LECCIÓN EN LEVÍTICO 20
Si un hombre cualquiera de entre los israelitas o de los forasteros que residen en Israel entrega a uno de sus hijos a Mólek, morirá sin remedio; el pueblo de la tierra lo lapidara. Yo mismo volveré Mi rostro contra ese hombre y los exterminaré de en medio de su pueblo, por haber entregado un hijo suyo a Mólek, haciendo impuro mi santuario y profanando mi nombre santo. Si el pueblo de la tierra cierra los ojos ante ese hombre que entregó uno de sus hijos a Mólek, y no le da muerte, Yo mismo volveré Mi rostro contra ese hombre y contra su familia, y lo exterminaré de entre su pueblo, a él y a todos los que como él se prostituyan tras Mólek. “Si alguien consulta a los nigromantes, y a los adivinos, prostituyéndose en pos de ellos, yo volveré Mi rostro contra él y lo exterminaré de en medio de su pueblo. Santificaos y sed santos; porque yo soy el Eterno, vuestro Creador. (Levítico 20: 1 al 7)-
Ésta Escritura, de la Torah, declara, sin ambages, que no es correcto sacrificar a ningún ser humano a un dios falso, fuere cual fuere; y menos al Creador mismo para pagar los pecados de los demás seres humanos para “redimirlos”.Muchos de los mandamientos de la Torá están dados para desarraigar la idolatría del pueblo santo. Es difícil para los que se han criado con un concepto monoteísta imaginarse cómo era la influencia y la ideología del politeísmo en esos tiempos y esas culturas. Dar un hijo a Moloc implicaba quemarlo vivo
en honor a ese dios falso. El Eterno Creador tenía que tomar medidas muy disciplinarias de pena de muerte para cortar, por lo sano, toda esa oscuridad. Una persona influenciada por los espíritus engañadores que producen la idolatría está emocionalmente ligada a esas costumbres malignas y lo único que puede liberarla es que las palabras de la Toráh entren en su corazón con el fuego del Espíritu del Eterno Creador.
Por todo lo anterior es claro que tenemos una obligación moral para con nuestro Creador educar a nuestros hijos dentro de las pautas que describe la Torah para evitarles que se sumen a la ola que ha surgido dentro de las comunidades religiosas en adorar a quien no se debe adorar porque es un “falso dios”. Por ello debemos evitar el aborto, la cesión de nuestros hijos a ser criados en guarderías y escuelas donde no habrán de aprender otras práctica y principios que no se comparan con las que la Torah nos puede brindar; porque si lo hacemos estamos sacrificando sus vidas al Moloc moderno que exige sangre humana para el perdón de los pecados.
Debemos, pues, evitar que nuestros hijos sean influenciados por juegos, juguetes y libros místicos, música con inspiración satánica, juegos virtuales llenos de espíritus malignos y películas llenas de violencia, sexo y magia porque con ello estamos arriesgando que sus almas se puedan perder para siempre.
Que el Eterno nos dé mucha sabiduría y firmeza para que ninguno de nuestros hijos se pierdan, para que podamos presentarnos en el día del juicio diciendo: “He aquí, yo y los hijos que Tú, Padre Eterno, me has dado” (Isaías 8:18) . Si alguno de tus hijos esta en mal camino, ayuna, ora y haz lo que está escrito en el libro de Lamentaciones,” ¡En pie, lanza un grito en la noche, cuando comienza la ronda; como agua tu corazón se derrame ante el rostro del Eterno tu Creador, alza tus manos hacia Él por la vida de tus hijos” (Lamentaciones 2:19). Sigamos el concejo de Salmos 16:4, ”Sus ídolos abundan, y tras ellos van corriendo. Mas yo jamás derramaré sus libámenes de sangre, jamás tomaré sus nombres en mis labios”, como se practica en la iglesia de Roma!
LA GLORIA DEL ETERNO
Cuando el Eterno Creador le muestra a Moisés Su Gloria, éste vuelve su rostro para no morir. No solo ha experimentado la Gloria de su Creador sino que su misma cara se llena de un resplandor maravilloso e increíble; y es el momento cuando Él Creador proclama, por primera vez, Su Nombre aterrador, el de YHWH o ETERNO. La expresión “ETERNO”, bien describir Su naturaleza básica, Su carácter más profundo, y sus cualidades de misericordioso, clemente y tardo a la cólera y, rico en amor y fidelidad. Éstas cualidades del Creador, y Su naturaleza, las entendió, perfectamente, nuestro padre Abraham en su tiempo¡
Abraham comprendió que el ETERNO CREADOR es misericordioso, clemente, tardo para airarse, y abundante en amor y fidelidad para con su creación máxima, el hombre! Es por ésta fidelidad que todos debemos vivir y obedecer a nuestro Padre Celestial. Ésta auto revelación es tan básica, tan profunda que fue repetida, en numerosas ocasiones y de diferentes formas, a todo lo largo y ancho de las Sagradas Escrituras Hebreas para que nosotros no encontráramos oportunidad para delegarlas por otras o considerarlas no válidas como las iglesias del mundo han estado enseñando la humanidad, Ellas se
convirtieron en una descripción “divinamente” reveladas por el Creador mismo, en persona; y es por ello que Moisés se refiere a ellas en numerosas oportunidades de su vida.
Lo que es tan impresionante y digno de atención en tal revelación es su concreción. Cuando uno lee en los libros de Éxodo o Deuteronomio los dos relatos de éstos eventos, debe surgir de inmediato un inequívoco sentimiento y sentido de la seriedad e importancia que ellos implican y nos transmiten. Tienen que ver con la noción que adquirimos acerca de nuestro CREADOR y de cómo ellos nos introducen a Él mismo y a Su verdad única para que Le conozcamos, en el sentido objetivo más inimaginable, y al igual como lo hacemos cuando nos relacionamos entre nosotros mismos los humanos para conocernos.
Hablar de nuestro ETERNO CREADOR, el creador de Abraham, Isaac, y Jacob, el que llamó a Moisés para guiar la salida de Su pueblo de Egipto con mano poderosa, de quien Se reveló a Sí Mismo en el Monte Sinaí y habla cara a cara con su amigo Moisés, del Creador cuyo nombre es simplemente ETERNO, de aquél cuyo Camino de Vida se suma en los Diez Mandamientos, resumidos en el SHEMA, es afirmar lo que Él mismo nos dice que debemos hacer: amarlo con todo nuestro corazón, con todas nuestras fuerzas, con toda nuestra alma¡ “ Grande es el Eterno y muy digno de alabanza, insondable su grandeza. Clemente y compasivo es el Creador, tardo para la cólera y grande en amor; bueno es Él para con todos, y Sus ternuras sobre todas sus obras. Te darán gracias, Oh Padre Eterno, todas tus obras y tus amigos te bendecirán.”(Salmos 145:4, 8, 9, 10).
El verso ocho “Clemente y Compasivo” es una preciosa descripción del carácter de nuestro Padre Eterno, así como le fue revelado a Moisés, que se repite una y otra vez. Su total compasión, su tardanza en la cólera, y gran misericordia, Sus ternuras sobre todas Sus obras es ejemplar y única, propias de Su naturaleza. Por ello Él nos dice, “Y ahora, Israel, ¿qué te pide tu Dios, sino que temas al ETERNO tu Creador, que sigas todos sus caminos, que le ames, que sirvas al Eterno tu Creador con todo tu corazón y con toda tu alma, que guardes los mandamientos de Eterno y sus preceptos que yo te prescribo hoy para que seas feliz?” (Deuteronomio 10:12, 13).
La anterior actitud es un despliegue muy definido de la respuesta a la que podemos llegar al conocer verdaderamente al Eterno y Soberano del cosmos y sus universos. Primero que todo no debemos olvidar que es ABSOLUTAMENTE VITAL el temor reverente para con el Creador. Sin este “temor reverente” hacia nuestro Padre no es posible ninguna relación personal con Él, y mucho menos obtener Su amor y revelación. Por tal razón Moisés llegó a decir, “porque el ETERNO vuestro Creador es el Elohim de los dioses falsos y es el “Señor de los señores”, el Creador Grande y Único, poderoso y temible, que no hace acepción de personas ni admite soborno;” (Deuteronomio 10:17)
Temer al Eterno es tener una tremenda y profunda reverencia por lo que Él es, porque Él es el que nos ha dado la vida con Su mismo aliento. Sin Su increíble sabiduría creativa y poder, la Tierra y todos nosotros no seríamos más que un planeta yermo y vacio como lo es el planeta Martes y Venus. Así mismo, el temor reverente que Le dispensemos descansa en Su grandeza y Sus poderosos hechos dentro de la historia humana, particularmente en el éxodo de Israel, partiendo de la tierra de Egipto hasta llegar el Sinaí. Éste temor reverente hacia el Creador necesariamente resulta en la respuesta concreta de que SI estamos caminando en todos Sus caminos!
En su tiempo Moisés le dijo, al pueblo de Israel, que el despliegue de poder y gloria en la entrega de los DIEZ MANDAMIENTOS fue tan grande que el temor hacia Él puede permanecer también en usted, de tal forma que no podrá pecar cuando este dentro de los Caminos de nuestro Creador, algo que es de lo más específico y concreto!
Uno puede llegar a conocerLe y, en conformidad, amar al Eterno de una manera análoga como cuando uno llega a amar a un semejante. No existe separación alguna entre los elementos de temer, amar, y obedecer al Eterno Creador. Éste es el fundamento de una relación íntima de amistad y afecto con el Eterno, también similar a la que debemos tener
con nuestra propia familia porque, en realidad, la misma es y debe ser una relación de familia ya que todos, Él y nosotros, somos UNA sola FAMILIA. Notemos cómo el SHEMA se inicia diciendo que amemos al Creador con todo nuestro corazón, alma y fuerza. Y de inmediato agrega, “Queden en tu corazón estas palabras que Yo, tu Eterno Creador, te dicto hoy y se las repetirás a tus hijos…”(Deuteronomio 6:6). Todo esto nos muestra que debemos tener un profundo temor hacia el CREADOR y SOBERANO, conectado con un deseo ferviente de seguir Su Camino, resultando todo ello en un TOTAL AMOR hacia nuestro CREADOR. Es algo que sólo se puede experimentar amándoLo porque está vitalmente conectado con el correcto entendimiento de ese Su Camino.!
LA ORACIÓN DE YABÉZ
En nuestras Sagradas Escritura son infinitas la oraciones que allí se exponen de grandes hombres de convicción y fe inamovible!. Una de ellas, a la que pocos han puesto sus ojos para ver su profundidad, la encontramos en el Primer Libro de Crónicas, capítulo 4, y dice, “10 Yabéz invocó al Eterno Creador de Israel, exclamando: «Si de verdad me bendices, ensanchas mis términos, Tu mano estará conmigo y con ello alejarás el mal para que no padezca aflicción.» Y otorgóle el Eterno su petición.” . A simple vista, ésta es una sencilla, clara y profunda oración de un hombre de profunda fe o convicción para con el Creador, y muy similar a la proferida por Jacob en su viaje de Bersheva a Padam Haran, cumpliendo la voluntad de su padre Isaac para que no tomase mujer de Nanaam. (Génesis 28:1, 10). En la obra de Jamieson, Fausset y Brown, “Critical-Experimental Commentary” se habla acerca de Yabéz, y nos dice lo siguiente “Yabéz…fue, como muchos piensan, el hijo de Oz o Kenaz y se le elogia por su sincera y ferviente piedad; como también, quizás, por las obras públicas y patrióticas que efectuó”. Y algunos escritores Judíos afirman que fue un eminente doctor en la Ley, tanto que muchos escribas que le acompañaron tomaron su nombre para dárselo a uno de los pueblos de Issrael. En otros Comentarios bíblicos, como el de Adam Clark, se nos informa que se le llamó también Otoniel, como el hijo de Kenáz. Se le llamó Yabéz porque él instituyo una escuela para formar discípulos a quienes se les conoció con los calificativos de TIRATHIM (TIRATÍES) porque en sus himnos o cantos sus voces semejaban a la de las trompetas; otro calificativo con el que se les conoció fue el de SHIMAATHIM (SIMATÍES), porque en sus audiciones levantaban sus caras al orar; también se les llamó SUCHATIM (SUKATÍES) porque estaban sobrecargados del espíritu de profecía por parte de nuestro Creador. Nos informa 1 de Crónicas 2:55,”… y las familias de los sofríes que habitaban en Yabéz, los tiratíes, los simatíes, los sukatíes. Estos son kineos, descendientes de Jamat, padre de la Casa de Rebak.” El libro de Primero de Crónica nos dice, aún más, de Yabéz, “…9 Pero Yabéz fue más ilustre que sus hermanos, y su madre le dio el nombre de Yabéz, diciendo: « Lo dí a luz con mucho dolor.»”. Por ello es que Adam Clark se refiere a Yabéz en su comentario, diciéndonos que debemos considerar varios aspectos importantes, como son:
1.-Fue un niño traído a la vida con muchos sufrimientos por parte de su madre, a riesgo de su propia vida y la de él,
2.-Que para perpetuar la misericordiosa intervención del Creador para con su madre y con él mismo, le dio a ella un nombre para que le pusiese y fuese un recordatorio de Su intervención divina en beneficio de ambos. Por ello su madre le llamó Yabéz.
3.-Fue traído a la vida bajo el temor reverente para con el Eterno Creador; no fue idólatra, sino que adoró al Creador de Israel y demostró su sinceridad de manera frecuente y sincera,
4.-Su oración siempre fue tanto bien ilustrada como pía. Manifestaba piedad hacia su Creador ya que confiaba absolutamente en Él. Sabía que Él era la fuente de toda sabiduría y bondad, considerándoLo como la única fuente de todo bien, tanto para el cuerpo como para el alma,
5.-La forma y texto de sus oraciones fueron siempre excelentes y su corazón impresionado por la bondad y misericordia de nuestro Padre y Creador. Por ello sus expresiones, “Tu bien puedes bendecirme” y “déjame vivir bajo Tus bendiciones”,
6.-Siempre oró por las necesidades tanto del cuerpo como del alma, y su confianza en Él era absoluta, y llena de certeza.
7.-Consciente siempre de que su dependencia en el favor del Creador era necesaria y de una confianza total. De allí su frase, “Tu mano siempre estará conmigo”.
8.-Sufría tanto del pecado mismo como del sufrimiento, por lo que siempre oraba al Eterno que lo librara de ambos. De allí la frase “líbrame del mal y del castigo resultante”,
9.-Que las oraciones que tienen un buen propósito, tendrán un término feliz. Yabéz jamáz oro en vano ya que nuestro Creador le respondía afirmativamente. Continuamente fue bendecido.
10.-Si imitamos el carácter y conducta de Yabéz, no sólo veremos en él a un piadoso y cuidadoso ser humano, sino a uno que siempre estaba profundamente preocupado en las cosas de su Creador. Igualmente se preocupó enseñar, en su escuela, a sus discípulos, el temor reverente y el que guardaran los puntos expuesto por nuestro Creador a Su pueblo y seguidores,
11.-Que él no hizo todo esto por obligación sino por convicción, y por fe en el Único Creador y Soberano del pueblo de Israel y las demás naciones del mundo. Por eso en su corazón se propuso erigir una escuela donde enseñar a otros la Ley, los preceptos y Mandatos de nuestro padre,
12.- Por todo esto anterior él fue “el más honorable entre todos sus hermanos” . Fue del mismo origen que el resto de los de la Tribu de Judá; no tuvo ningún origen noble; no fue distinguido con títulos terrenales de ninguna especie; y estuvo siempre al mismo nivel que el resto de los de su Tribu, y del pueblo Hebreo en general. Siempre oró y adoró al UNICO Creador y Soberano de toda la creación!
Fuere cual fuese la motivación que hizo surgiera la ansiedad en Yabéz, ésta se entronizó en una increíble convicción de seguridad y prosperidad; a su vez el Creador le comprobó a Yabéz que Él no sólo era un oidor , sino UNO que responde a toda oración franca y sincera.
Lo que ciertamente podemos aprender de ésta intrigante y maravillosa historia es que nuestro CREADOR y SOBERANO responde, siempre, a toda ferviente, creyente y sincera oración que le hagan Sus hijos, Hebreos o no, de una forma maravillosa e increíble! ¿Por qué no estudiar Su Palabra y orar con esa constancia que usó Yabéz?
TRES CUALIDADES DE NUESTRO PADRE Y CREADOR
Introduzcamos para verlos, primero, unos versos tomados del Libro de Jeremías, capítulo 9, “ 22 Así dice el Eterno Creador: No se alabe el sabio por su sabiduría, ni se alabe el valiente por su valentía, ni se alabe el rico por su riqueza; 23 más en esto se alabe quien se alabare: en tener seso y conocerme, porque Yo soy el ETERNO, que hago merced, derecho y justicia sobre la tierra, porque en eso me complazco – oráculo del Eterno Creador Yahveh -….” .
Las palabras, merced, derecho y justicia provienen de tres palabras Hebreas. “Merced” proviene de HESED, “Derecho” proviene de TZEDAKAH , y “Justicia” proviene de MISHPAT. Aquí podemos decir de ellas lo mismo que dijimos acerca del SHEMÁ. Todo esto anterior se refiere a la FE o CONVICCIÓN, y lo demás son puras palabras que se lleva el viento¡ Si llegamos a conocer a nuestro verdadero Creador, y vivimos por toda Palabra que ha salido de Su boca, será lo correcto. Ello se conoce, simplemente, como CONVICCIÓN o FE. Existe algo más en los dos versículos ya señalados dentro de los libros teológicos. Observemos cómo el CREADOR se identifica a Sí Mismo por Su nombre: “ETERNO” o YHWH, advirtiéndonos que “tengan seso en conocerme porque Yo Soy el ETERNO”. Más aún, observemos cómo sólo tres palabras hablan acerca de la actitud del género humano de una manera cortante que contrastan con las otras tres palabras fundamentales en el CAMINO señalado por el Creador. No es de admirarse que los humanos tengan la tendencia natural de buscar SABIDURÍA, PODER, y RIQUEZAS; pivotes de un camino meramente carnal, humano, los cuales están divorciados de los del Creador, y raíz de todos los males que sufre ésta humanidad nuestra!
Estudiemos, ahora, esas tres palabras Hebreas, HESED, TZEDAKAH y MISHPAT, pues ellas son la descripción del mismísimo CARÁCTER de nuestro ETERNO CREADOR.
HESED.-A menudo se traduce como “misericordia”, “amor” o “bondad”. Es, en sí misma, una palabra de carácter tierno. Es el corazón mismo del sentir del Creador, y está mucho más conectada al concepto general de “gracia” y “perdón”. La combinación que usualmente se ven en las traducciones es de “amor bondadoso” y, aunque las mismas sean un poco torpe, son una traducción correcta. El Eterno mismo nos declara en Oseas 6, “ 6 Porque Yo quiero amor, no sacrificios, conocimiento de Mi como Creador, más que los holocaustos.” .
En el Libro de Miqueas, capítulo 6, encontramos la respuesta a la pregunta que hizo Moisés acerca de ¿Qué es lo que el Creador solicita de ustedes? “8 – «Se te ha declarado, oh hombre, lo que es bueno, lo que el ETERNO CREADOR de ti reclama: tan sólo practicar la equidad, amar la piedad y caminar humildemente con tu CREADOR.»” Éste es, ciertamente, al amor Hesed que bien puede parecer algo curioso y raro pero que, en si mismo, es algo profundo, ya que todos aquéllos que llegan a conocer verdaderamente al ETERNO han llegado a conocer el verdadero Camino de nuestro Creador, y porque se han deleitado en Él y se deleitan en el Hesed!
MISHPAT.- Por lo general se traduce como “JUSTICIA”. Ello significa ser correcto, ecuánime e imparcial en cualquier situación de la vida. De nuevo Miquéas, en su libro, en el mismo pasaje anterior declara que “el Eterno requiere de nosotros que hagamos justicia”, es decir, que seamos ecuánimes. Los Profetas, constantemente, hablan de la “MISHPAT”. En un bien conocido pasaje de Amós, él nos advierte, “Porque así dice el ETERNO CREADOR a la Casa de Israel: ¡Buscadme a Mí y viviréis.”(Amós 5:24) .
TZEDAKAH.- A menudo ésta palabra se liga, directamente, con Mishpath. Estan estrechamente relacionadas y, algunas veces, la una reemplaza a la otra. Por lo general se traduce como “derecho”, refiriéndose a una “buena y correcta forma de conducirse”. En otras palabras, las anteriores son cualidades comunes de la moral de nuestro Creador para con Su creación humana.
Las anteriores tres palabras, juntas, forman un tríada completa y bien balanceada, pero ligadas a otras dos como son EMET (Verdad), y EMUNAH (Fidelidad) constituyen una unidad. Éstas cinco palabras se tienen en un gran concepto dentro de la Fe Abrahámica o
Fe Hebrea. (Salmos 25:10; Salmos 26:3 y Salmos 36: 5, 6,7; Habacuc 2:4 y Lamentaciones 3:23).
El amor bondadoso puede, en ocasiones, mitigar la justicia; y aún más, lo que es verdaderamente justo y correcto a menudo se define, en primer términmo, como el camino hacia ese “amor bondadoso o generoso” Los Salmos 33:56, 89:15, Isaías 24:23, Zacarías 14:4, Isaías 9:6 e Isaías 16:5 son una muestra fiel de lo que es la Justicia, la Rectitud, la Gloria, la Equidad y la Piedad. ¡Que nuestro Eterno Padre y Soberano, del cosmos y sus universos, le inspire y le abra su mente para que lo pueda Entender, Aceptar y Obedecer.!
EL CAMINO QUE NOS LLEVA AL ETERNO CREADOR
Existe en la primera parte del libro del Génesis un texto con un propósito muy interesante. El mismo se trata del momento cuando nuestro Creador se decide compartirlo con Su fiel e intimo amigo Abraham con relación a la completa destrucción de Sodoma y Gomorra por sus horribles pecados.” 17 Dijo entonces el Eterno Creador: «¿Por ventura voy a ocultarle a Abraham lo que voy hacer , 18 siendo así que Abraham ha de ser un pueblo grande y poderoso, y se bendecirán por él todos los pueblos de la tierra?” A continuación prosigue un verso fundamental y absoluto en cuanto a Su resolución, “19 Porque Yo le conozco y sé que mandará a sus hijos y a su descendencia que guarden el camino del ETERNO, practicando la justicia y el derecho, de modo que pueda concederle YO a Abraham lo que le tengo prometido.»”
Allí bienpodemos ver cuál es ese “camino”, y cómo se define de la forma más clara e indiscutible. Se basa en el principio del “hacer” y “practicar”, es decir, obedecer toda Palabra que ha salido de los labios de nuestro Creador. Su plan entero involucra el mismo mensaje en el que Abraham basará su preservación y extensión de tal “Camino”. Ese “camino” implica la práctica de los términos “justicia” y “rectitud”, que pueden significar diferentes cosas para diferentes personas. Es así como cada individuo y cultura tiende a “razonar” basándose en su propia sentido de lo que ellos consideran “rectitud y justicia”. Es proverbial el hecho que nosotros los seres humanos nos inclinamos a desarrollar nuestros propios “sistemas” de lo que puede ser “ética” y “moral”. Sin embargo, cuando las Sagradas Escrituras Hebreas hacen uso de éstas, se proyecta algo absolutamente específico y concreto, además de diferente con respecto a lo que el mundo considera cual es su verdadero significado e implicación.
Existe sólo un preciso y único “CAMINO DEL ETERNO”. Éste no se determina en las arenas movedizas de las culturas y opiniones humanas.. Nunca, al menos, han cambiado ellas desde la misma creación de Adán hasta nuestros días, por la sencilla razón que lo que nuestro Creador determina hacer u ordena que hagamos es eterno como lo es Él! Podemos específicamente llegar a conocer ese “CAMINO”; y existe sólo una forma concreta de llegar a él, con todos sus detalles pertinentes.
Existe un lugar, sólo uno, donde uno puede llegar a conocer y entender el “CAMINO DEL ETERNO”. Debemos, para lograrlo, volvernos a lo que se llama,en las Escrituras Hebreas, la Torah y el Testimonio. He aquí las palabras del Profeta Isaías: “Envuélvase el TESTIMONIO , séllese la INSTRUCCIÓN (LEY) entre Mis discípulos. Aguardaré al Eterno, el que esconde Su rostro de la Casa de Jacob, y yo Le esperaré. Aquí estamos, yo y los hijos que me ha dado el Eterno Creador, como señales y pruebas dentro de israel, por parte del CREADOR y Señor de los Ejércitos celestilaes, el que reside en el Monte Sión. Seguro que os dirán “Consultad a los
nigromantes y a los adivinos que bisbisean y murmujean. ¿Es que acaso no consulta un pueblo a sus dioses, y a los muertos por los vivos? ¡Por la Enseñanza -la Ley- y el Testimonio¡ , y dirán algo así: “No tienen aurora alguna” (Isaías 8:16, 17, 18, 19).
Quizás la más engañosa traducción de los términos dentro de las Sagradas Escrituras es el cómo se rinde la palabra Hebrea “Torah”, Ley, en nuestro idioma. La moderna palabra “ley” de ninguna manera transcribe el verdadero significado convincente, bello y grandemente positivo de su original Hebreo. El primer Salmo describe el camino de las personas justas, cuando nos informa, ”Mas se complace en la ley del Eterno Creador, y Su Ley susurra día y noche”( Salmos 1.2).
Las Sagradas Escrituras siempre hablan de la “Torah del Eterno” de una forma más positiva. Notémoslo en los versos que siguen: “ La ley del Creador es perfecta, consolación del alma, el dictamen del CREADOR, veraz, sabiduría del hombre sencillo. .. ¡Oh, cuánto amo tu ley! Todo el día es ella mi meditación…justicia eterna es tu justicia, verdad es tu ley…Abre mis ojos para que contemple las maravillas de tu ley.”(Salmos 19:8; 119:97; 119:142; y 119:18). En el Salmos 119 el Rey David exclama, 18 veces, su amor y su delicia por la Torah – (Ley o Instrucción Guía para el buen vivir)- Tal palabra significa, sencillamente, “INSTRUCCIÓN, PRECEPTOS o ENSEÑANZA”. En muchas oportunidades se usa de una forma más específica para significar con ello que la Torah es una instrucción, al igual que lo entendió Moisés cuando le fue ratificada por el mismo Creador en la cima del Monte Sinaí. (Deuteronomio 4:8; Deuteronomio 31:9, y Nehemías 8:8). Desafortunadamente, ésta no es la forma como los Cristianos han sido enseñados a pensar acerca de la Torah. Su entendimiento, en directa contradicción a los versos ya citados antes, han sido envenenados por una seria lucha ingeniada por los escritos de Pablo (¿) que se basan en una “teología Cristiana” completamente anti Hebrea, y que se desarrolló por allá en el siglo segundo de nuestra era! Por ello se ha despreciado y, aún se ha negado, que tengan validez porque fueron “clavadas en la cruz” según su teoría de origen satánica.
En tiempos del reinado de David se le instruyó que hiciese con sus propias manos, una copia de la Torah, que la leyera, meditara en ella todos lo días de su vida. (Deuteronomio 17: 18, 19). Debemos recordar que David fue un hombre “según el corazón de Su Creador”, que amó y respetó la Torah, haciéndola el centro de su vida.
Todos aquéllos que hablan contra la Torah, las “enseñanzas o instrucciones” de nuestro Creador, están cometiendo un grave error que puede causarles la muerte eterna, y por ende no han conocido al verdadero creador del cosmos y sus universos! La Torah tiene un amplio significado y que bien podemos decir que se trata de una “revelación divina” para el género humano. Sus enseñanzas son preeminentes en todas las que se revelan en todos los cinco libros que fueron escritos por Moisés y los demás Profetas. Y aún más específico es el hecho . de que las enseñanzas del Pentateuco, los cinco libros escritos por Moisés, son una revelación fundamental y básica para poder llegar a conocer a nuestro verdadero Creador y Soberano! Éstas no han sido, en ningún momento, clavadas en una cruz ignominiosa, y menos reemplazadas por las enseñanzas de la iglesia de Roma! Han sido y estado válidas todos los años que han transcurrido desde la creación misma de Adán y Eva. La Torah, la Ley, las Enseñanzas o Preceptos, son de carácter eterno, y serán gravadas para siempre, en el futuro cercano, en los corazones de todos aquéllos que lleguen a conocer a su Creador Único, cuando sea restaurado para siempre el pueblo de Israel. (Lea los capítulos 30 y 31 del libro de Jeremías, y los capítulos 36 al 39 del libro de Ezequiel, para una mejor comprensión de la seriedad de lo que es e implica la Torah!
“Oíd, cielos, escucha, tierra, que habla el Eterno, tu Creador; «Hijos he criado y saqué adelante, y ellos se han rebelaron contra Mí. El buey cponoce a su dueño, y el asno el pesebre de su amo, pero Israel -el pueblo hebreo y el mundo- no Me conoce, y Mi pueblo no sabe discernir.» (Isaías 1:2,3,)… y acudirán pueblos numerosos. Dirán: «Venid, subamos al monte del ETERNO, a la Casa
del Creador de Jacob, para que Él nos enseñe Sus caminos y nosotros sigamos Sus senderos.» Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra del ETERNO CREADOR Y SOBERANO .( Isaías 2:3).
LA TORAH Y EL TESTIMONIO
La Torah es el perpetuo fundamento de la TZEDAKAH y la MISHPAT que nos conduce al Camino que conocemos como TESTIMONIO. Aquélla es amplificada por los escritos de los Profetas que nos pueden llevar, y de hecho lo hace, al verdadero conocimiento que en verdad es el CAMINO que nos señala el Eterno Creador para que sepamos vivir según Sus pautas. La ideas concebidas por los seres humanos son infinitas pero, defininitivamente, la revelación que nos provee nuestro Creador es ÚNICA y ESPECÍFICA que reemplaza cualquier idea que haya concebido el ser humano. Es el fondo de todo verdadero conocimiento acerca del Creador y de Su Palabra, el fundamento de la fe o convicción tan esencial para poder comprender cualquier verdad Escritural que se refiera al verdadero Creador, el Padre, y Su Camino!
Es un anhelo del ser humano conocer todo cerca de lo “supernatural”, por revelación, que se refiera a los “misterios” de nuestra existencia. Pero, no debemos olvidar, que en las cosas de nuestro Padre y Creador no existe misterio alguno que no se pueda revelar, ya que Él todo lo aclara y explica en Su palabra revelada, las Sagradas Escrituras. Dada la desobediencia continuada de Sus hijos, Él ha determinado, en ciertas y específicas ocasiones, “esconder Su rostro” de Su pueblo, y del género humano en general. Veamos aquí, una de ellas. “16 Envuelve el testimonio, sella la enseñanza entre mis discípulos. 17 Aguardaré por mi Creador, el que esconde su faz de la Casa de Jacob, y esperaré por Él. 18 Aquí estamos yo y los hijos que me ha dado el Creador, por señales y pruebas en Israel, de parte del Eterno Sebaot, el que reside en el monte Sión. 19 Y cuando os dijeren: «Consultad a los nigromantes y a los adivinos que bisbisean y murmujean; ¿es que no consulta un pueblo a sus dioses, por los vivos a los muertos?»: 20 id en pos de la enseñanza y el testimonio ¡Vaya si dirán cosa tal! Lo que no tiene provecho dirán. 21 Pasarán por allí lacerados y hambrientos, y así que le dé el hambre, se enojarán y faltarán a su rey y a su Creador. Volverá Él su rostro a lo alto, 22 la tierra oteará, y sólo habrá cerrazón y negrura, lobreguez prieta y tiniebla espesa.” (Isaías 8:16, 17, 18, 19, 20, 21,22).
Las palabras proféticas anteriores son sólo una porción importante como fascinante acerca de las Escrituras y, de hecho, los VERDADEROS discípulos del Padre y Creador se TORNARÁN A LA TORAH; la que constituye la verdadera LUZ en un mundo que mora en la obscuridad espiritual. Moisés también nos habla acerca del TESTIMONIO en su libro del Éxodo, capítulo 25. Nos dice “”21 Pondrás el propiciatorio encima del arca; y pondrás dentro del arca el Testimonio que yo te daré.”” . Ese TESTIMONIO no es otro que los DIEZ MANDAMIENTOS que el Padre entregó en el Monte Sinaí a Moisés. Es algo muy específico, algo que se pudo poner dentro del Arca del Pacto o Arca del Testimonio. Ésta Arca del testimonio fue el único mueble que podía permanecer dentro de la habitación más secreta del Templo, es decir el Santo de los Santos, que irradiaba la mismísima Presencia o Gloria del Eterno Creador, el Padre y Soberano absoluto de la creación toda. Desde aquí y ante el Arca del Testimonio, que contiene las dos tablas escritas por el dedo mismo de nuestro Padre y Creador, Moisés podía observar la
forma o contorno del Padre. (Números 7:89 y 12:8). Ésta Arca virtualmente es importante. Es el punto focal de la revelación de la Gloria de nuestro Padre. Más aún, todo el Tabernáculo que le fue dicho a Moisés que construyera se le llama Tabernáculo del Testimonio, porque en él estaban las dos tablas de la Ley, los Diez Mandamientos (Éxodo 38:21). En pocas palabras, éste Testimonio, sea cual fuere, es el foco central de todo el sistema de adoración que le fue revelado a Moisés. Muchos son los que piensan del Tabernáculo como sólo un lugar para el sacrificio ritualístico de animales. No. De ninguna manera! En verdad el “sacrificio de animales” NO FUE el propósito de la construcción del Tabernáculo, y muchos menos el Templo, construido más tarde en Jerusalém. Más aún, a ésta “Tienda” especial se le llamó MIKDASh (Santuario o Santo) ó MISHKAN (Morada o Tabernáculo), con lo que se nos indica que el propósito cierto y veráz es que nuestro Creador y Padre desea morar con nosotros. De aquí bien podemos concluir que Tabernáculo o Templo es la CASA TERRENAL de nuestro Padre para que Él manifieste aallí Su Gloria. Por lo general ésta “Gloria” se describe como una “nube” o un “fuego” que las personas podrán ver como una manifestación física de la existencia y presencia de nuestro Creador. El Testimonio no es nada intrincado o difuso para comprender. Bien nos lo describe un pasaje de Éxodo, Capítulo 31, “”18 Después de hablar con Moisés en el monte Sinaí, le dio las dos Tablas del Testimonio, tablas de piedra, escritas por el dedo del Eterno Creador.”” Ésta es la descripción real y cierta de lo que es y significa la frase “TABLAS DEL TESTIMONIO”, los DIEZ MANDAMIENTOS, los mismos que aún tienen actualidad, a pesar de que las religiones del mundo digan todo lo contrario!!
Aquéllos quienes afirman que este asombroso, y válido aún por lo que es eterno, TESTIMONIO DEL PADRE CREADOR, los DIEZ MANDAMIENTOS, que fueron ABROGADOS o CLAVADOS EN LA CRUZ DE LA INFAMIA. Están bajo el más serio género de engaño que ser humano alguno haya podido inventar. Veamos y entendamos que es lo que la FE ABRAHÁMICA requiere de éste mundo, “”…«Venid, subamos al monte del Eterno, a la Casa del Creador de Jacob, para que Él nos enseñe sus caminos y nosotros sigamos sus senderos.» Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra del Eterno Creador, nuestro Padre.””. Y así ha de ser!

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s