ESTUDIOS BÍBLICOS

C Á P S U L A S
1 3 3
Por: J.N.Robles Olarte

I S R A E L Y J E R U S A L E M D E L F U T U R O

Las profecías acerca de Israel, y del pueblo Hebreo en general, van y vienen a todo lo largo de las Sagradas Escrituras Hebreas , y el mundo ha seguido y sigue en las mismas de siempre: desobedeciendo la Palabra del Eterno Creador, y Sus instrucciones, reemplazándolo por un falso dios de creación absolutamente humana que nada tiene que ofrecernos. Los tres últimos capítulos del Profeta Zacarías nos recuerdan tales profecías con respecto a Su pueblo escogido, Israel y, en particular, de Jerusalem la ciudad de Sus amores. Leámoslo:
“”12 1 Una profecía, la palabra del CREADOR referente a Israel – aquí está el mensaje del Eterno Creador, quien extendió los cielos, echó los cimientos de la tierra y formó el espíritu dentro de los seres humanos:2 “Yo haré de Yerushalayim una taza que hará tambalear a todos los pueblos a su alrededor. Hasta Judah será atrapada en el asedio contra Yerushalayim. 3 Cuando ese día venga, Yo, el Eterno, haré de Yerushalayim piedra pesada para todos los pueblos. Todos los que traten de alzarla se dañarán a sí mismo y todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella. 4 Cuando ese día venga,” dice el Creador, “Yo golpearé a todos los caballos (aparatos de guerra) con pánico y a sus jinetes con enloquecimiento; Yo vigilaré a Judah, pero heriré de ceguera a todos los caballos de los pueblos. 5 Los jefes de Judah se dirán a sí: “Aquéllos que viven en Yerushalayim son mi fuerza por medio del ETERNO –el Elohim Tzavaot su Elohim.” 6 Cuando ese día venga, Yo haré de los jefes de Judah como bracero de fuego sobre un montón de leña, como una antorcha furiosa entre las gavillas de grano; ellos devorarán a diestra y a siniestra, a todos los pueblos a su alrededor, Yerushalayim será habitado en su propio lugar, Yerushalayim. 7El Eterno Creador salvará primero las tiendas de Judah, para que la gloria de la Casa de David, y la gloria de aquellos que viven en Yerushalayim no parezca mayor que la de Judah. 8 Cuando ese día venga, el Eterno defenderá a aquéllos que moran en Yerushalayim. en aquel día, hasta que uno, que tropiece, será como David; y la Casa de David será como Elohim, como el ángel del Eterno Creador delante de ellos. 9 “Cuando ese día venga, Yo buscaré en destruir todas las naciones que ataquen a Yerushalayim; 10 y Yo derramaré sobre la Casa de David y sobre aquéllos que moran en Yerushalayim un espíritu de gracia y oración; y Me mirarán a Mí, a quien han herido.” Ellos llorarán por Él, como se llora por un hijo único; estarán afligiéndose por Él como quien se aflige por un hijo único. 11 Cuando ese día venga, habrá gran luto en Yerushalayim, luto como el que
hizo por Hadad-Rimon,en el valle de Megiddo. 12 Entonces La Tierra se enlutará, cada familia por sí misma – la familia de la casa de David por sí misma, y sus esposas por sí mismas; la familia de la casa de Natan por sí misma, y sus esposas por sí mismas; 13 La familia de la casa de Levi por sí misma, y sus esposas por sí mismas; la familia de la casa de Shimei por sí misma, y sus esposas por sí mismas, 14 todas las familias restantes, cada una por sí misma, y sus esposas por sí mismas. 13 1 Cuando ese día venga, un manantial será abierto para la Casa de David y el pueblo que habita en Yerushalayim para limpiarlos de pecado y de impureza. 2 “Cuando ese día venga,” dice el Creador –el Elohim Tzavaot, “Yo cortaré de La Tierra los mismos nombres de los ídolos, para que ya nadie siquiera los recuerde. También echaré los falsos profetas y al espíritu inmundo –al Lucero o Haylel, Satanás y sus huestes- de La Tierra; 3 así que cualquiera que continúe profetizando, su propio padre y su madre, que lo trajeron al mundo, le dirán: “No puedes continuar viviendo, porque estás hablando mentiras en el Nombre del Eterno nuestro Creador”; entonces su propio padre y su madre que lo trajeron al mundo lo acuchillarán de muerte. 4 Cuando ese día venga, cada uno de los profetas falsos serán avergonzados por su visión cuando profetice. El no vestirá más un manto peludo para engañar a la gente, 5 en cambio, dirá: “No soy un profeta, yo sólo trabajo la tierra, desde mi juventud sólo he querido ser un hombre ordinario.” 6 Si alguien le pregunta: “Entonces, ¿qué son estas heridas entre tus hombros?” El responderá: “Me herí en casa de mi amigo.” 7 “Despierta espada, contra mi pastor, contra el hombre que está cerca de mí,” dice el CREADOR -el Elohim Tzavaot. “Hiere al pastor, y las ovejas serán dispersas; Volveré mi mano contra los jóvenes. 8 en su tiempo, por toda la tierra,” dice el Eterno; dos tercios de todos en ella serán destruidos – morirán, pero un tercio permanecerá. 9 Esa tercera parte Yo la traeré a través del fuego; los refinaré como se refinada la plata, los probaré como se prueba el oro. Ellos clamarán a Mi por Mi Nombre; y Yo diré: “Este es mi pueblo,” y ellos dirán: “El Eterno Creador es mi Elohim.”14 1 Mira, un día viene para el Creador cuando tu botín, Yerushalayim será dividido allí mismo en medio de ti. 2 “Porque Yo reuniré a todas las naciones para la guerra contra Yerushalayim. La ciudad será tomada, las casas serán saqueadas, las mujeres serán violadas, y la mitad de la ciudad irá al cautiverio; pero el resto del pueblo no será cortado de la ciudad.” 3 Entonces el Eterno Creador saldrá y peleará contra aquellas naciones; peleando como en un día de batalla. 4 En aquel día Sus pies se pararán en el Monte de los Olivos, que está al este de Yerushalayim; y el Monte de los Olivos se partirá al medio, de este a oeste, para hacer allí un valle enorme. La mitad del Monte se moverá hacia el norte y la mitad hacia el sur. 5 Huirás al valle en los montes, porque el valle entre los montes llegará hasta Atzel. Huirás, así como huiste antes del terremoto en los días de Uziyah rey de Judah. Entonces el Creador, mi Elohim, vendrá a ti con todos los Kadoshim (todos los santos, o escogidos). 6 En aquel día, no habrá luz resplandeciente ni oscuridad densa; 7 y un día, conocido paran el Creador, no será ni día ni noche, a pesar que en la tarde habrá luz. 8 En aquél día, agua fresca fluirá de Yerushalayim, la mitad hacia el mar del este y la mitad hacia el mar del oeste y ambos, verano e invierno. 9 Entonces el Creador será Rey sobre toda la tierra, En aquel día el Eterno Creador será el ÚNICO, y Su Nombre será el único Nombre. 10 Toda La Tierra será hecha como el Aravah, desde Geva hasta Rimmon en el Neguev. Yerushalayim será levantada y habitada donde ella está, desde la puerta de Binyamin hasta el lugar donde estaba la primera puerta, y hasta la puerta del Angulo, y desde la Torre de Hananeel hasta los lagares del rey. 11 La gente habitará allí, la maldición será quebrada, y Yerushalayim vivirá segura. 12 El Eterno golpeará a todos los pueblos que hicieron guerra a Yerushalayim con una pestilencia por la cual su carne se pudrirá mientras están parados sobre sus pies, sus ojos se pudrirán en sus cuencas, y sus lenguas se pudrirán dentro de sus bocas. 13 Cuando ese día venga, habrá entre ellos gran pánico, enviado por el CREADOR, así que todos levantarán sus manos contra su prójimo y a la vez ellos los atacarán. 14 Judah también peleará contra Yerushalayim; y las riquezas de todas las naciones serán
reunidas – oro, plata y ropas en gran abundancia. 15 Una pestilencia como ésta pestilencia también afectará a los caballos, los mulos, los camellos, los asnos, y todos los otros animales que estén en esos campamentos. 16 Finalmente, todos los que queden de todas las naciones que venieron a atacar a Yerushalayim subirán todos los años a adorar al Rey, al Eterno Creador –el Elohim Tzavaot, y a guardar la fiesta de Sukot (la Fiesta de las Cabañas), 17 Si alguna de las familias de la tierra no sube a Yerushalayim a adorar al Rey, al Eterno Creador-el Elohim Tzavaot-, ninguna lluvia caerá sobre ellas. 18 Si la familia de Egipto no sube, si rehúsan venir, no tendrán el desbordamiento anual del Nilo; además, habrá la pestilencia con la cual el CREADOR habrá de golpear a las naciones que no suban a guardar la fiesta de Sukot(los Tabernáculos). 19 Este será el castigo para Egipto y el castigo para todas las naciones que no suban a guardad la fiesta de Sukot (de las Cabañas). 20 Cuando ese día venga, esto será escrito en las campanas que usen los caballos: “Consagrado al Eterno Creador”; y las ollas de cocinar en la casa de, CREADOR serán tan santos [tanKadoshim] como los tazones ante el altar. 21 Sí, toda olla de cocina en Yerushalayim y en Judah será consagrada al CREADOR –al Elohim Tzavaot. Todos los que ofrezcan sacrificios vendrán, los tomarán y los usarán para cocer la carne. Cuando ese día venga, ya no habrá mercaderes en la casa del ETERNO CREADOR –el Elohim Tzavaot.””
Cuando se lea ESE DÍA, AQUEL DÍA, o UN DÍA VIENE, se refiere a AQUELLOS DÍAS que habrán de venir cuando el Eterno decida establecer, por fin, Su gobierno en éste planeta tierra y desplace a todos aquéllos falsos profetas y sus religiones; como también a la misma Luzbel, o Heylel, y sus huestes que la han acompañado en su mala labor de engañar, aquí en ésta tierra nuestra. Que el RESTO, que se menciona en las Escrituras, se refiere a los que habrán de calificar ante el Creador de todo, porque guardaron toda Su Palabra¡ Adicionalmente, nuestro propio Creador, único Redentor y Salvador, quien puso Su espíritu dentro de todos y cada uno de nosotros reinará, por siempre y toda una eternidad, sobre Su pueblo Hebreo o no, porque han sido fieles y obedientes a Su Palabra. Así habrá de ser, y será!!
נלסון רובלס חורחה
EN BÚSQUEDA DE LA FE ABRAHÁMICA
Parte I
Es un hecho indiscutible, desde todo punto de vista, que el conocido ANTIGUO TESTAMENTO bien corresponde a las SAGRADAS ESCRITURAS HEBREAS de la Antigua Israel. Toda la creación que vemos a nuestro alrededor es una magnífica prueba del poder que desplegó en todos los universos del cosmos ese “alguien” que la diseñó, la controla y puso allí en el lugar donde se encuentran. Ese ”alguien” o “diseñador” debió tener un magnífico plan para todos los habitantes del único planeta que, en principio, consideró se habría de habitar. Se trata aquí de encontrar, en éstas antiguas escrituras del pueblo Hebreo, las bases de una fe santa (kadosh) que muchas religiones del mundo han tomado como suya, para demostrar la existencia de otro dios distinto al Único y Altísimo y Creador del pueblo Hebreo.
La religión Judaica clama que se basan, en sus enseñanzas y prácticas en éstas escrituras pero, lastimosamente, tienen además otros libros que son “santos” para ellos. En ésta
búsqueda debemos recurrir a un juego de escrituras que se conserven impolutas y manifiesten una plan para todo el género humano. Esas Escrituras que llenan esos requisitos no son otras que las Sagradas Escrituras Hebreas. Primero que todo debemos saber qué es ser un Hebreo, y que significa tal palabra. La respuesta correcta nos la da las mismas Escrituras Hebreas en ele primer capítulo del libro escrito por Jonás, y que lleva su nombre:”“1.7 Entonces se dijeron el uno al otro: “Vengan, echemos suertes para saber quién es responsable por esta calamidad.” Echaron suertes y la suerte cayó sobre Jonah. 8 Ellos le dijeron: “Dinos ahora, ¿por qué esta calamidad ha caído sobre nosotros? ¿Qué trabajo haces tú? ¿De dónde eres? ¿Cuál es tu país? ¿Cuál es tu pueblo?” 9 El les respondió: “Yo soy Hebreo; y temo al Eterno Creador, el Elohim del cielo, quien hizo ambos, el mar y la tierra seca.” Notemos, en las propias palabras de Jonás, que no dice que él era un Israelita o un Judío, sino que se describe a sí mismo como un Hebreo. Y puesto que no era un gentil, se ubica a sí mismo en el “otro lado de la moral” que primaba en esa época, y que ponía a los Hebreos a un lado y a los otros al otro lado de cómo conducirse en la vida y ante el Creador de todo.
Es importante que entendamos bien que es lo que nuestro CREADOR desea de todos y cada uno de nosotros, porque aunque digamos que creemos en un verdadero Creador y en Sus sagradas escrituras, debemos estar bien seguros que nos identificamos con cualquiera
De los otros grupos eclesiales del mundo existentes y que invalidamos alguna parte de tales Escrituras Sagradas. Aclarado lo anterior aún nos queda algo más que adicionar, y es el hecho de que tenemos que vivir por toda Palabra escrita en ellas, sin irnos a la derecha o hacia la izquierda. Volvamos de nuevo a la pregunta ¿Qué es un hebreo? La respuesta la podemos encontrar en el libro del Génesis, capítulo 14, ““12 Pero mientras se iban, ellos tomaron a Lot, al hijo del hermano de Avram, y sus posesiones; puesto que él vivía en Sodoma. 13 Alguien que había escapado vino y se lo dijo a Avram el Hebreo, que estaba viviendo junto a los Cedros de Mamre el Emori, hermano de Eshjol y hermano de Aner; todos ellos aliados de Avram.”” Ésta anterior escritura es la primera mención que se hace acerca del gentilicio HEBREO en las Escrituras Hebreas; pero, además, deseamos centrarnos en la fe o confianza personal de Abraham para con su Creador. Leamos pues acerca de esa confianza o fe en el libro del Génesis, capítulo 12, ““1 Ahora el Eterno Creador dijo a Avram: “Vete de tu país, lejos de tu familia y lejos de la casa de tu padre, y ve a la tierra que Yo te mostraré. 2 Yo te haré una gran nación, Yo te bendeciré, engrandeceré tu nombre; y tú serás bendecido. 3 Yo bendeciré a aquellos que te bendigan, pero maldeciré a cualquiera que te maldiga; y por ti todas las familias de la tierra serán bendecidas.” 4 Así que Avram salió, como el Eterno Creador le había dicho, y Lot fue con él. Avram tenía 75 años de edad cuando él salió de Haran. 5 Avram tomó a su esposa Sarai, a Lot el hijo de su hermano, y todas sus posesiones las cuales habían acumulado, como también la gente que habían adquirido en Haran; entonces ellos salieron para la tierra de Cenaan y entraron en la tierra de Canaan. 6 Avram pasó por la tierra hasta un lugar llamado Shijem, al cedro alto. Los Canaaneos estaban entonces en La Tierra.”” Observemos bien que el Creador le ordena a Abraham que deje la casa de su padre. Él obedece y sale de Ur con sus acompañantes hacia la tierra de Canaam y, a éstas alturas, Abraham no sabía hacia donde se dirigía, pero obedeció porque su confianza en su Creador era absoluta y grande. Una prueba más de ello la podemos leer en otro capítulo del Génesis, el 22, que nos narra lo siguiente, “” 1 Después de estas cosas, Elohim probó a Avraham. El le dijo: “¡Avraham!” y él respondió: “Aquí estoy.” 2 El dijo: “Toma a tu hijo, tu único hijo, al cual tú amas, Yitzjak; y ve a la tierra de Moriyah. Allí lo ofrecerás como ofrenda
quemada sobre las montañas que Yo te señalaré.” 3 Avraham se levantó temprano en la mañana, ensilló su asno, y tomó a dos de sus muchachos con él, junto con Yitzjak su hijo. Cortó la leña para la ofrenda quemada, salió y fue hacia el lugar que Elohim había señalado. 4 Al tercer día, Avraham levantó sus ojos y vio el lugar a la distancia. 5 Avraham dijo a sus muchachos: “Quédense aquí con el asno. Yo y el joven iremos allí, adoraremos y regresaremos a ustedes.”” Es de notar que en éstas palabras hay una demostración de la profunda confianza que Abraham tenia depositada en su Creador el Altísimo de Israel; como es el estar absolutamente seguro que aunque el Eterno le había ordenado “ofrecerás a tu hijo, tu único, como ofrenda quemada”, sabe de antemano que su Creador y Padre proveerá el animal correcto para tal ofrenda; y además de ello le afirma a sus ayudantes, dos en número, que “iremos allí, adoraremos y regresaremos a ustedes”. Ésta es la fe o confianza que nuestro Padre y Creador pide de todos y cada uno de nosotros. Abraham estaba seguro que regresaría con su hijo Isaac, y de esta forma vemos la clase de obediencia que debemos ejercitar para poderLe agradar, Cierto que no es nada fácil, visto desde nuestra propia frájil naturaleza huma, pero no es imposible. Si Abraham lo pudo hacer, ¿por qué no podemos nosotros también?
EN BÚSQUEDA DE LA FE ABRAHÁMICA
Parte II
En la primera parte vimos varios ejemplos de cómo Abraham, el padre de la total confianza o fe en nuestro Creador, supo agradar con su actitud agradarLe y darnos un ejemplo maravilloso a seguir. Quizás se pueda aducir que no es fácil, opero cuando nosotros lleguemos a confiar en Él, como lo hace un niño(a) con sus padres, entonces podemos entender y aceptar que SI se puede! Por lo anterior nuestro Creador constituyó, partiendo de Abraham que sus descendientes una gran nación, la HEBREA. Recordemos que de Isaac, su hijo, provendría esa gran nación.. Consecuentemente Abraham confió, siempre, que el ETERNO CREADOR haría lo que le había prometido aún si hubiese tenido que resucitar o volver a la vida a Issac. “12 4 Así que Avram salió, como el ETERNO CREADOR le había dicho, y Lot fue con él. Avram tenía setenta y cinco años de edad cuando él salió de Haran.” Le había prometido que de él provendrían muchos descendientes, por lo que no sintió temor alguno en cumplir Sus órdenes. Y fue así cómo se efectuó una charla muy natural entre Abraham y su hijo Isaac, en éstos términos, .” 6 Avraham cogió la leña para la ofrenda quemada y la puso sobre Yitzjak su hijo. Entonces tomó en su mano el fuego y el cuchillo, y los dos siguieron juntos. 7 Yitzjak (Isaac) habló a Avraham su padre: ” ¿padre mío?” El le respondió: “Aquí estoy hijo mío.” El dijo: “Yo veo el fuego y la leña, pero ¿dónde está el cordero para la ofrenda quemada?” 8 Avraham respondió: “Elohim, el Eterno, Él mismo proveerá el cordero para la ofrenda quemada, hijo mío”; y los dos seguían juntos”(Génesis 22). En éste hermoso verso vemos, una vez más, que su hijo también tuvo la misma clase de confianza que su padre tenía para con su Creador.
De nuevo Abraham nos ha demostrado el por qué de su obediencia, su total confianza en la Palabra de su Creador. Veremos, en los versos siguientes, que todo lo anterior tiene un significado mucho más profundo, “9 Ellos llegaron al lugar que el CREADOR le había indicado; y Avraham edificó el altar allí, puso la leña en orden, ató a Yitzjak (Isaac) su hijo y lo acostó sobre el altar, sobre la leña. 10 Entonces Avraham extendió su mano y tomó el cuchillo
para matar a su hijo. 11 Pero el Angel del Eterno Creador lo llamó desde el cielo, y le dijo: “¡Avraham! ¡Avraham!” El le respondió: “Aquí estoy.” 12 Entonces el ángel lel dijo: “¡No pongas tu mano sobre el joven! ¡No le hagas nada! Porque ahora Yo sé que tú eres un hombre que temes al Eterno, porque por amor a Mí no has retenido tu hijo amado (Génesis 22)”. Hasta ese mismo instante nuestro Creador supo que Abraham confiaba totalmente en Él, y que Él podría confiar en Abraham para la obra que habría de llevar a efecto desde ese instante en adelante. Esto anterior es, básicamente, lo que consiste y es la FE ABRAHÁMICA. Es por ello que nosotros, dentro de esa fe o confianza, decimos y afirmamos con todo nuestro ser: “Es nuestra convicción de que sólo existe una fe en las Sagradas Escrituras Hebreas. Y cuando nos referimos a las Sagradas Escrituras, o a las Escrituras Hebreas, nos referimos a lo que el mundo llama Antiguo Testamento, Clamamos, voz en cuello, que ésta fe fue, en verdad, la fe de todos los ancianos del pueblo Hebreo, desde Set hasta Noé, y de Abraham hasta Moisés. Fue, y es, la única y verdadera “religión”, por así designarla, del género humano de ese entonces. Ésta fe no es “ni Cristiana”, “ni Judía”, en ninguno de los términos modernos que hoy se usan y enseñan. Esta fue la verdadera “religión” de Abraham, nuestro padre, y la fe practicada y vivida por Enoch, Noé, Jonás, Moisés, David o de cualquier otro de los profetas de origen Hebreo.”
Bien los podríamos llamar Hebreos, simplemente, o Antiguos Israelitas. Los Judíos se refieren a sí mismos como “Judíose, pero en verdad son Israelitas o Hebreos, en términos gentilicios. Estos dos últimos términos incluyen, por supuesto, al pueblo Judío, los descendientes de una de las trece tribus, la de Judá!. Aclaramos, en éste punto, que doce fueron los hijos de Jacob, de Israel, sin embargo Efraím como Manasés reemplazaron a su padre José formándose, así, trece tribus, y no doce.
Y, a éstas alturas de lo que hemos estudiado ya, bien nos podemos preguntar, ¿y cuál fue la fe o religión que ellos practicaron? o ¿existe hoy día tal fe o religión? Son unas excelentes preguntas, además de interesantes porque no existen, en realidad, muchos los que pongan en práctica lo que las Sagradas Escrituras Hebreas nos mandan creer y practicar. Este asunto de “catalogar” una “fe” o “religión” es confuso en sí mismo. Muchos de nosotros hemos usado, frecuentemente, en el pasado de los servicios, en una u otra forma, de tales “denominaciones”. También hemos cambiado de un grupo a otro en el curso de nuestras vidas, buscando una que sea “verdadera” y en la que podamos realmente adorar al único y verdadero CREADOR de todo. Muchos han fallado en encontrarla, o han sido llevados por el camino errado, o porque han buscado mal. Algo es cierto, y es que nuestra fe no es una religión sino una relación “familiar” de un Creador Supremo con sus hijos creados. Similar a la que existe entre los miembros de una sana familia donde existe sólo “una cabeza” que la dirige.
EN BÚSQUEDA DE LA FE ABRAHÁMICA
Parte III
Con lo visto hasta el momento pensamos que un numeroso grupo de personas les gustaría resistirse a las etiquetas y rótulos ya mencionados, y más bien regresar al corazón de una fe Escritural. Es por ello que un número también creciente de personas no desean ser catalogados como denominacionales de grupo eclesial alguno por lo que ello implica. Desean, más bien, estar libres de cualquier obstáculo que provenga de las organizaciones y credos religiosos que hoy permean nuestra sociedad, y que los aprisionan en sus decisiones.
Ésta búsqueda solo se puede encontrar en una fuente que no es otra que las Sagradas Escrituras Hebreas, la única que, desde Enoc y pasando por Abraham, llegan a manos de Moisés y David. No olvidemos que siempre fue, a aún lo es, la única y verdadera “fe religiosa” confiable. Ésta fue guardada por una cierta mayoría de personas en esos siglos del pasado. Y, al presente, éste grupo nuestro es el único, no eclesial, que guarda tales enseñanzas y representa esa “fe Abrahámica” y que hemos designado Congregación Hebrea Unida.
Al decir lo anterior no estamos diciendo que vivamos completamente en las pautas Escriturales, por el sencillo hecho de que no hemos llegado al conocimiento total., De hecho, existen muchas cosas que aún tenemos que entender y aprender, pero sí podemos afirmar que es la única organización que pretende, busca y hace suya todas las enseñanzas y mandatos consignados en las Sagradas Escrituras Hebreas; y que no consideramos para nada el conocido Nuevo Testamento que ha distorsionado la Palabra Fiel de nuestro único Creador y Altísimo Soberano de Israel. Con esto no estamos diciendo que somos perfectos, porque bien sabemos que todos los humanos pecamos en contra de nuestro Creador, ya que no hay hombre o mujer que no peque.
Los Musulmanes tienen su biblia, el CORÁN, del cual ellos dicen que suplanta y anula las Sagradas Escrituras. Los Cristianos, a su vez, tienen su Biblia, y esa es el NUEVO TESTAMENTO que, según ellos, también suplanta y anula las Sagradas Escrituras Hebreas, Los Judíos, en cambio tienen, fuera de las Escrituras Hebreas, otros libros de su cosecha como son, la MISHNA y el TALMUD que también suplantan y anulan aquéllas porque tienen enseñanzas y prácticas que nuestro Eterno no ha dado nunca. Los Mormones también tienen su propia biblia, el LIBRO MORMÓN que, dicen ellos, suplanta y anula la Palabra de nuestro Eterno Creador y a todos los demás libros o biblias antes citadas.
Hasta donde sabemos, somos el único grupo, no eclesial, que proclamamos que las Sagradas Escrituras Hebreas, ellas solas, son la Palabra Escrita del יהוה , nuestro Elohim, el Eterno Creador; que vivimos sólo por Sus palabras porque las tres más grandes religiones del mundo Occidental que hemos mencionado, el Judaísmo, el Cristianismo, y el Islamismo, todas ellas claman que siguen a Abraham pero en realidad no buscan ni han buscado hacer la voluntad del Creador del cosmos y sus universos. El libro de Isaías describen perfectamente la base de la fe Abrahámica, hela aquí,” “41.8 “Pero tú, Israel, mi siervo;Yaakov, a quien he escogido, descendientes de Avraham mi amigo…”” Esa base, como ya hemos leído, se basa en la amistad que hubo entre el Creador y Abraham. El Eterno lo llama “MI AMIGO”. Esta palabra castellana, “amigo”, proviene de la hebrea “OHAD” y corresponde a la número H-157 en la Concordancia Exhaustiva de Strong, y significa “amar o tener afecto por”. Es una palabra fehacientemente afectuosa y de una dedicada devoción y que se usa, también, como una manifestación de amor apasionado como el que debe existir entre los miembros de una verdadera familia. Esta simple calificación, profundamente descriptiva de la palabra “amigo”, captura la esencia de lo que deseamos que se llegue a comprender. Por ello es que, “vivir por la fe de Abraham” es llegar a ser verdaderamente un amigo del Creador como lo fue Abraham, en su tiempo histórico, con su Creador.
“Fe Abrahámica” o “Fe Hebrea” son dos conceptos que conforman el corazón y fundamento de las Escrituras Hebreas, y está bien representada en la figura de Abraham. Ella se basa en tres conceptos fundamentales. Digamos, simplemente, que el primero de estos es llegar a conocer al ÚNICO y VERDADERO CREADOR; el segundo es el seguir el CAMINO de ese Creador y, el tercero, poder llegar a participar en el PLAN UNIVERSAL que nuestro Padre tiene previsto para todo el género humano. Estos conceptos anteriores se puede decir que son muy simples pero, en su simplicidad, cada uno de ellos implica áreas profundas dentro de las revelaciones Escriturales. Es así como millones de Judíos, Cristianos e Islamitas claman representar la VERDAD en éstas tres áreas tan vitales antes descritas. Aún así, entre ellos, están divididos sin esperanza alguna, y sin poder llegar a saber quién es en realidad el ETERNO CREADOR, el ALTÍSIMO DE ISRAEL, y cómo se podría tener una relación familiar con Él, y mucho menos llegar a conocer cuál es SU CAMINO, y cuál es SU PROPÓSITO final para con el género humano, y su historia futura!
Podemos aseverar que la REVELACIÓN ESPIRITUAL se puede comprender plenamente. Ella conlleva un mensaje UNIFICADOR en cada una de las siguientes áreas: a) llegar a conocer que el Creador es UNO, y b) saber acerca del Camino del Eterno y Su Plan. Ésta fe Abrahámica es, por demás, muy clara. Involucra una confianza muy singular que fue compartida por todos los ancianos de la antigüedad. En otras palabras, ésta única y verdadera “religión”, diseñada para toda la humanidad, no ha cambiado con el transcurrir de los siglos. Aún así ésta “religión” o práctica de conducta, es sorprendentemente diferente a lo que la mayoría de las personas asumen que las Escrituras dicen. Esta conducta y práctica no es la que usted hoy día oye en los púlpitos de las iglesias establecidas por el hombre, en ése planeta tierra. Éste entendimiento casi que se ha convertido en algo casi perdido y rechazado, virtualmente, por todos aquéllos que claman, voz en cuello, que siguen las instrucciones y revelaciones Escriturales de un Creador lleno de amor por Su creación. Ésta solo ha sido entendida por unos pocos. Y aún así, si le vamos a creer a los Profetas, ésta confianza o fe Abrahámica es la que definitivamente habrá de ondear en el futuro ya próximo. Ellos, los Profetas, han predicho acerca de “un tiempo” cuando ésta específica corriente de convicción y confianza habrá de llenar toda la tierra, así como las aguas cubren el mar!
LOS AÑOS MESIÁNICOS QUE HAN DE VENIR
PARTE I
Cuando las profecías consignadas en las Sagradas Escrituras sean un hecho universal , estaremos entrando en la era mesiánica que nuestra Creador ha deseado darnos desde la misma creación de toda Su obra. Ese ha sido Su permanente deseo y propósito. Hemos sido nosotros los que nos hemos interpuesto para su realización en razón de nuestra mala conducta. El anuncio de la misma ha estado consignada allí en todos éstos siglos pasados, y como siempre, no hemos puesto la atención debida para entenderla y aceptarla. Así mismo hemos rechazado la verdad de que el Rey David es el Mashiach (Mesías) prometido por nuestro Padre a Su pueblo Israel y, por extensión, al resto del mundo. Leamos lo que el Profeta Isaías nos dice en su libro, en el capítulo Once (11) ““ 1 Pero una rama saldrá del
tronco de Yishai (Jessé, padre de David), un retoño nacerá de sus raíces (de su sepulcro). 2 El Espíritu del Eterno Creador reposará sobre El, un Espíritu de sabiduría y de entendimiento, un Espíritu de Consejo y de Poder, UN Espíritu de Conocimiento y de Temor hacia el CREADOR – 3 Él será inspirado por temer al CREADOR, y no juzgará por lo que sus ojos vean ni decidirá por lo que sus oídos oigan, 4 sino que juzgará con justicia al empobrecido; decidirá con equidad en favor del humilde de la tierra. Él golpeará la tierra con el cetro de su boca y matará al perverso con el aliento de sus labios. 5 Justicia será la faja alrededor de su cintura, y fidelidad, el ceñidor de sus caderas.6 El lobo habitará con el cordero; el leopardo se acostará con el cabrito; el becerro, el león joven y la oveja engordada juntos, y un niño pequeño para guiarlos. 7 La vaca y el oso pacerán juntos, sus crías se echarán juntas, y el león comerá paja como el buey. 8 Y un niño jugará sobre el hueco de la cobra, y el infante jugará en el nido de la víbora. 9 No harán ellos mal ni destruirán en ningún lugar de mi Monte Kadosh (Santo Monte), porque la tierra estará tan llena del conocimiento del ETERNO CREADOR como el agua que cubre el mar. 10 En aquel día la raíz de Yishai (de Jessé), la cual se levantará como bandera a todos los pueblos – será buscada por los GOYIM (gentiles), y el lugar donde El descansa será glorioso.””
La palabra castellana “RAIZ”, en los anteriores versos, se ha traducido del original hebreo “SHERESH”, corresponde a la palabra H-8328 de la Concordancia Exhaustiva de Strong, que significa sencillamente “UNA RAIZ”; y ésta, a su vez, proviene de otra, la H-8327 que es “SHARASH”, y que significa “GOLPEAR LA TIERRA o EL SUELO y, TIRAR DE”. Todo ello nos lleva a hacer una correcta tradaucción del verso 10 como es la de, “surgirá una raíz que parte de Jessé, y que ha de brotar del suelo, y esta vendrá a ser como un estandarte para su propio pueblo, y los gentiles le buscarán, y donde él se halle será un lugar glorioso sobre la tierra”. Ese día, precisamente, será cuando el Camino del Eterno llene la tierra como las aguas cubren el mar. Precisamente se cumplirá lo que Zacarías nos manifiesta en el capítulo 1 de su libro, “”3 Por lo tanto, diles a Mi pueblo que el ETERNO CREADOR, el ELOHIM TZAVAOT dice esto: “Regresen a mí, y Yo Me regresaré a ustedes,” dice el ETERNO CREADOR , el ELOHIM y TZVAOT.””
En las últimas palabras del verso tres, existe un principio vital que aún nos dicen mucho más acerca del “por qué y el como” el ETERNO CREADOR se ha escondido a SÍ mismo de Israel toda y de la humanidad, y de cómo puede retornar a nosotros. Ese principio vital de Su retorno a nosotros se fundamenta en la frase y sentencia de “SI REGRESAMOS A ÉL”. Ya, muchísimas centurias antes, Moisés nos había prevenido acerca de éste “retornar a Él”, “”29 Sin embargo, desde allá ustedes buscarán al ETERNO CREADOR, vuestro ELOHIM; y lo encontraréis si Lo buscáis con todo vuestro corazón y ser.””
Es así como los Profetas han hecho claro que las naciones gentiles del mundo, eventualmente, habrán de regresar a la antigua fe Abrahámica. Ello se encuentra estatuido en Jeremías 16:19 al 21, “”19 El ETERNO CREADOR, es mi fuerza, mi fortaleza, mi refugio en tiempos de aflicción, las naciones vendrán a ti desde los confines de la tierra, diciendo: “Nuestros padres heredaron no más que mentiras, ídolos frívolos, totalmente inservibles.”
20 ¿Puede una persona hacer dioses para sí? (De hecho, de ningún modo son dioses.) 21 “Por lo tanto Yo les haré saber, y de una vez por todas, que Yo les haré conocer Mi poder y Mi fuerza. Entonces ellos conocerán que Mi Nombre es el ETERNO CREADOR.””
Este GRAN RETORNO y RESTAURACIÓN de TODAS las cosas es parte del PLAN DIVINO. Vendrá un tiempo -en aquéllos días- cuando el CREADOR pondrá Sus manos, y traerá hacia SÏ TODAS LAS NACIONES. El inicio de tal acontecimiento se esta fraguando en nuestro tiempo! En ese momento histórico final la RECONCILIACIÓN con el Eterno Creador será un asunto totalmente muy personal. Le corresponderá a cada individuo hacer esa BÚSQUEDA para poder encontrar a su verdadero Creador. Nuestra
CONGREGACIÓN HEBREA UNIDA (C.H.U.) proclama que en éste tiempo, a cada uno de nosotros, nos corresponderá buscar y encontrar al CREADOR y Su verdad. Aquéllos que tengan ojos para ver, y oídos para oír ésta PROCLAMACIÓN , con una profunda y sincera motivación espiritual, habrán de retornar a las originales Sagradas Escrituras Hebreas de nuestro CREADOR, a esa fe original que hemos denominado ABRAHÁMICA. Con toda seguridad que seremos pocos porque las presiones de la mal llamada “TRADICIÓN”, y el confort en el que hoy se vive hace posible que se permanezca con tales creencias, Mientras que otros, por así designarlo, se han “quemado” por haber rechazado y echado a un lado éste o aquél clamor bíblico verídico, en el transcurso de los años vividos!
LOS AÑOS MESIÁNICOS QUE HAN DE VENIR
PARTE II
Para todo retorno y restauración se necesitan elementos humanos que sean fieles representantes del plan o meta a restaurar. Estos bien se pueden catalogar como “testigos” porque son los que en verdad representan a aquéllos principios que, en nuestro caso particular, provienen de una fuente confiable como son las enseñanzas de las Sagradas Escrituras Hebreas, cuyo único autor es el Eterno Creador, el Altísimo de Israel. Estas enseñanzas son las que los profetas, escogidos por nuestro Creador escribieron, por inspiración, y están consignados en los diferentes libros que constituyen nuestras Escrituras. Es por ello que Él le dice a Sus Profetas, y a todos lo que han creído en Él, en el libro de Isaías, en su capítulo 43, lo siguiente, ““10. “Ustedes son mis testigos,” dice el Eterno Creador, “y mis siervos a quienes he escogido, para que podáis conocerme y confíen en Mí y entiendan que Yo soy El – ningún creador se ha producido antes de Mí, ni tampoco habrá ninguno después de Mí.”” Éste es un versículo increíblemente profundo! Constituye la base absoluta de los principios establecidos por nuestro Creador que denota Su propósito, cual es que Israel, Su pueblo escogido, absorba profundamente la noción de unicidad que Él ha establecido en todos Sus propósitos y enseñanzas, y que se puedan declarar, también, a las naciones gentiles del mundo: “”Yo os he estado amando, a pesar de que no me conocéis, 6 para que vosotros del este y aquellos del oeste sepáis que no hay ningún CREADOR fuera de Mí – Yo soy el ETERNO CREADOR; no hay ningún otro, 7 Yo formo la luz, Yo creo las tinieblas, Yo hago el bienestar, Yo creo el infortunio; Yo, el Eterno Creador, hago estas cosas.””(Isaías 44:6, 7). Éstas maravillosas promesas también se anuncian en Isaías 44:8, 44:24, y 45:5! Observemos ahora éste mandato y advertencia en Levítico 18, versos 4 y 5, “”4.Practicaréis (pondréis por obra) Mis Decretos y guardaréis Mis Leyes, caminando en ellas. Yo Soy vuestro CREADOR.5.Observaréis, pues, Mi Leyes y Mis Decretos por los que el hombre que las practique vivirá sólo por ellos. Yo Soy el ETERNO CREADOR.””Millones de cristianos están listos para seguir rápidamente tras éstos pasajes sin llegar a comprender el significado real de los mismos que es del todo inequívoco. La enseñanza de la existencia de una “DEIDAD” no se puede reconciliar con la “doctrina de la trinidad” cristiana: la existencia de tres personas, el “padre”, el “hijo” y el “espíritu santo”, o el de la doctrina de la dualidad, también aceptada por muchos, la de
un “padre”, y la de un ”hijo”; tampoco es la doctrina que confunde, o iguala, el Mashiach, o Mesías, prometido por nuestro Padre a Su pueblo Israel, con el Hombre de Galilea que ellos llaman “Cristo” o “dios hijo”, ya que, como hemos visto antes, sólo existe UN CREADOR y PADRE TODOPODEROSO… el ÚNICO y SANTO de Israel! Su existencia, que ha sido, y es eterna, es una experiencia muy concreta, verídica, y distinta a las que se han venido enseñando en nuestro mundo. Este conocimiento cierto involucra todo nuestro ser, nuestra mente y nuestro corazón!
De las innumerables y miles de deidades en la historia del género humano, de las interminables ideas que existen entre diferentes personas y congregaciones eclesiales acerca de ese “dios”, y de cómo se puede hablar con él no existe un concepto unificado. Cada quien lo conceptúa de acuerdo a las tradiciones heredadas en el medio que se ha levantado. Pero de acuerdo a las Escrituras Hebreas, el ETERNO CREADOR si se reveló de forma clara y dramática. Lo hizo una vez, por todas, en tiempos de Moisés en el Monte del Sinaí, después que Israel fue liberado de la esclavitud en la que vivió, en Egipto. Esta revelación, es fundamental. Constantemente se hacen referencias de ellos por parte de los Profetas, y en los Salmos. Es el verdadero y absoluto fundamento de la fe Abrahámica; llegará el día cuando ésta no será reemplazada más por otras enseñanzas falsas, ni olvidada más por toda una eternidad. Son “historias” que los Cristianos han desechado por haber sido clavadas en la cruz sacrificial del mencionado Hombre de Galilea para darle un fondo de credibilidad a su “nuevo testamento”. Más bien es la esencial Roca y Fundamento absoluto de la fe o convicción que ha reinado y reina en la Congregación Hebrea Unida, misma que guardaron nuestros Padres y Profetas de la antigüedad. Toda ésta revelación nos viene directamente por manos de Moisés, elñ hombre más humilde que haya podido existir en la tierra, y como bien nos lo atestigua la escritura de Números 12:3, “”3 Ahora este hombre Moshe era muy humilde, más que nadie en la tierra.””Es costumbre, en las diferentes traducciones de las Biblias Cristianas, que se haga uso de la palabra “dios” para indicar con ello que se trata del Creador o Eterno de las Sagradas Escrituras Hebreas. Ese mal uso de la palabras “dios”, una y otra vez, sea donde su use, no es la verdadera transcripción de la identidad de nuestro ETERNO CREADOR . y nosotros, los de Congregación Unida Hebrea, no la consideramos para nada. Él se describe a Sí mismo de forma sorprendente, ya que no solo es el CREADOR absoluto y único, sino que Él es la PRIMERA CAUSA, FUERZA y PODER en todo el cosmos y sus universos. Él es y fue, la intima y personal deidad de Abraham, Isaac, y Jacob, una definida familia, a quien Él se reveló para que Le conociesen, y Lo hicieran conocer a sus descendientes, y al resto de las familias del mundo!
Hablar acerca de la deidad de Abraham es ligarnos a un clamor muy definitivo acerca de las revelaciones históricas de la misma. Es afirmar que ese “dios”, el UNO, el Creador, se ha involucrado a Sí Mismo, de forma muy específica, en un plan histórico que esta por efectuarse en sus fases finales. En otras palabras, Él llegará a ser conocido y entendido a través de “experiencias históricas” concretas, por parte de Su pueblo escogido. Esto está en contraste con la averiguación filosófica de cada quien con respecto a su “modelo” individual heredado en las tradiciones de su grupo eclesial, en buscar a ese “dios” o Creador Único!
Cuando el Creador le dijo a Moisés que fuese y liberase a Su pueblo, éste protestó en principio, manifestándole a su Creador que qué nombre les habría de dar cuando le preguntasen por Él. He aquí Su respuesta, “”14 El Eterno le dijo a Moshe: “Ehyeh Asher Ehyeh [Yo soy/seré el que soy/seré],” y añadió: Aquí está lo que has de decir al pueblo de Israel: ‘הנני [Yo soy o Yo seré] me ha enviado a ustedes.'” 15 el Elohim; además dijo a Moshe: “YHWH, (Yud-Heh-Vav-Heh) – יהוה- El Eterno de tus padres, el Eterno Padre de Avraham, el Eterno Padre de Yitzjak y el Eterno Creador de Yaakov, me ha enviado a ustedes.’
Este es Mi Nombre יהוה– – para siempre; así es como seré recordado generación tras generación.”” (Éxodo 3:15)
Si medita sobre ello, lo cual es algo muy singular, observará que el CREADOR de todo se le apareció a Moisés hablándole en PRIMERA PERSONA y, más importante aún, se IDENTIIFICÓ A SI MISMO por Su Nombre, ETERNO. Él tiene, al igual que todos los seres humanos, un nombre, y su mejor traducción dada Su calidad de Creador Supremo, es el de “E T E R N O “. Éste, Su Nombre, su usa unas 6000 veces en todas las Escrituras Hebreas que, simplemente, significa “ S E R “. Su verdadero significado sería el de “el UNO que es, el UNO que será o, el UNO que fue”. Y todo ello, combinado, bien lo podemos traducir como ya dijimos, “E T E R N O “.

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s