ESTUDIOS BÍBLIC OS BASADOS EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS HEBREAS

C Á P S U L A S    103

 

 

 

Por: J. N. Robles Olarte

 

The Significance of Shavuot

by Hacham Mordecai Alfandari

The faith of Israel IS NOT A RELIGION in the accepted sense of the word. A religion is a certain ritual centered around a house of worship in which believers pray at regular intervals. Not so the People of Israel, for we are Israelites when we lie down and when we get up. Our Torah is a tree of life, which infuses itself into every part of our lives. We are not just Jews on one or two days of the week. Our whole lives and the length of our days, our history as well as our future, are all tied to our faith with eternal bonds.

Shavuoth is the Feast of Firstfruits (Tabernacle) on which our ancestors used to make the pilgrimage to appear before YHWH, to thank and to praise His great Name for having blessed the first fruits of our land. And on this same day we observe a remembrance of the giving of our perfect and holy Torah, which is the source of both spiritual and material prosperity. This holiday comes to teach us that blessing and abundance are dependent on our keeping the Torah of YHWH. We must learn this lesson if we wish to see the good destiny stored up for those who do His will (blessed be He). Both agriculture and commerce, study and entertainment, work as well as rest, are all under his providence. Therefore, let it be the will of our Eternal Father that we are privileged all years to keep His Torah, to enjoy His blessing, and to rejoice on his Feast together with his entire nation, Israel. So be it!

ESCRITURAS HEBREAS QUE TIENEN QUE

VER CON EL PUEBLO DE ISRAEL.  PARTE I

 

Estas Escrituras hablan exclusivamente de los descendientes de Abraham, el Hebreo.

Las citas se han  tomado de LA BIBLIA , Versión Castellana de León Dujovne, Manases y Moisés Konstantynowski, y editada por Ediciones Sigal, Buenos Aires, República Argentina, 1998.

GÉNESIS 12 : 1 – 4

Se le promete a Abram que llegará a ser una Gran Nación y que las otras naciones serán bendecidas, condicionalmente, a través de él y sus descendientes.

GÉNESIS 14 : 13

Abram es un Hebreo y no un Judío

GÉNESIS 13 : 14 – 16

Promesas hechas para toda la tierra y LOS  innumerables descendientes de Abram, para siempre.

GÉNESIS 15 : 5

Se promete a Abram una descendencia tan numerosa como las estrellas de los cielos.

GÉNESIS 17 : 1 – 7

Se conviene un Pacto; el nombre de Abram se cambia al de Abraham, Padre de numerosas naciones, promesa válida si…..

GÉNESIS 17 : 9 – 14

Abraham y sus descendientes guardan el pacto de la circuncisión como un signo exterior del mismo, para siempre; quien no lo guarde rompe con el pacto convenido.

GÉNESIS 17 : 15 – 21

El nombre de la esposa de Abraham, Sarai, es cambiado al de Sara; significando con ello el calificativo de “Madre de Naciones y Reyes” a través de Isaac. Tal pacto se mantendrá para siempre por parte de los descendientes de Isaac.

GÉNESIS 22 : 16 – 18

Leemos aquí la promesa incondicional como resultado de la obediencia de Abraham. Bendiciones a su numerosa descendencia –como las estrellas y la arena- . Sus descendientes poseerán las “puertas” de sus enemigos como también todas las naciones serán benditas a través de ellos.

GÉNESIS 24 : 60

El mismo Pacto se reafirma a través de los descendientes de Rebeca, la esposa de Isaac.

GÉNESIS 25 : 5 – 6

Abraham le concede todo a Isaac; sus otros hijos fueron enviados al Oriente.

Génesis 25 : 23

Se le anuncia a Rebeca que hay dos naciones en su vientre; serán dos naciones que se separarán y habrá de prevalecer una sobre la otra.

GÉNESIS 26 : 1 – 5, 23 – 24

El Pacto se le confirma a Isaac a raíz de la obediencia de Abraham

GÉNESIS 27 : 26 – 29

Isaac bendice a Jacob con el derecho a la Primogenitura.

GÉNESIS 28 : 14

Los descendientes de Jacob se dispersarán hacia el Occidente, Oriente, Norte y Sur; Jacob permanece en Bethel.

GÉNESIS 32 : 28

El nombre de Jacob se le cambia por el de ISRAEL.

GÉNESIS 35 : 11 – 12

Se le promete que llegará a ser una nación y una compañía, o convocación, o multitud, o asamblea. o comunidad de naciones.

GÉNESIS 48 : 16- 20

El nombre de “Israel”· se le otorga también a los hijos de José, Efraim y Manasés, que habrían  de llegar a conformar multitudes.

1 CRÓNICAS 5 : 1 – 2

El primogénito de Jacob, Rubén, no hereda el derecho de primogenitura, mismo que es traspasado a José y, por ende, a sus hijos.

GÉNESIS 49 : 1 – 33

Jacob, a quien no se le sigue llamando Israel, se convierte en un profeta para sus doce hijos y sus descendientes.

GÉNESIS 49 : 8 – 10

Sólo el Cetro , símbolo de autoridad, se le otorga a Judá, es decir a los Judíos. Lo podemos ratificar leyendo a 1 Crónicas 5 : 2

DEUTERONOMIO 7 : 6 – 8

Se le denomina “Pueblo Escogido” para que guarden el juramento de promesa hecha por el Eterno Creador a Abraham, Isaac y Jacob (Salmos 135 : 4). Todas las Tribus de Israel son escogidas (Éxodo 19: 5 – 6, Éxodo 1 : 1 y Números l : 5 – 16).

ISAIAS 43 : 1, 10 – 12

Y seran Sus testigos y siervos. Lo ratifica también Isaías 44 : 1, 21

DEUTERONOMIO 7 : 8

Porque Él ama a Israel y porque por todo los medios habrá Él de guardar Sus promesas.

DEUTERONOMIO 7 : 9

Sus promesas las habrá de guardar hasta mil generaciones si es que Lo llegan a amar y guardan Sus Mandamientos. (Salmos 105 : 8)

1 REYES 11 : 35 – 36

Israel y Judá son dos entidades diferentes, y que se confirma en Jeremías 3 : 8, 11.

2 REYES 16 : 5

Los Asirios e Israelitas se traban en guerra contra Judá.

2 REYES 17 : 18 – 23

Israel, las diez tribus del norte, son llevadas en cautividad a Asiria, cerca al 722 A.E.C. (ANTES DE LA ERA COMÚN)

DEUTERONOMIO 4 : 26 – 27

Ésta larga cautividad se predice desde mucho antes que sucediera. Se confirma también en Deuteronomio 31 : 16 – 18; Isaías 48 : 3 – 5  e  Isaías 43 : 9.

DEUTERONOMIO 28 : 36 – 37, 64

Enviados a servir otros dioses que no habían conocido antes.

EZEQUIÉL 20 : 10 – 24

Porque despreciaron las leyes del Eterno Creador y violaron Sus Sábados y Su Santuario como lo podemos confirmar en Ezequiél 23 : 38 – 39.

1 REYES 11 : 13

Las Tribus de Judá y Benjamín se establecen en Jerusalém. 1 Reyes 12 : 20 – 22 lo confirma.

2 REYES 24 : 2, 14 – 16

Judá es tomada en cautividad 130 años después que lo fuese Israel, cerca del año 586 A.E.C.

OSEAS 1 : 7

ESCRITURAS HEBREAS QUE TIENEN QUE

VER CON EL PUEBLO DE ISRAEL.  PARTE II

El Eterno Creador tendrá misericordia de Judá y la salvará Él, personalmente. Esa liberación la hará el Eterno no por los merecimientos de Judá sino por el amor que el Eterno siente por David, Su amado hijo.

JEREMÍAS 11 : 9 – 10

Porque se revertieron a los pecados de sus antepasados y quebrantaron el Pacto efectuado entre el Eterno Creador y ellos mismos.

EZEQUIÉL 23 : 11, 4

Judá vino a ser más depravada y peor que Samaria; es decir, Israel o las Diez tribus del Norte.

2 REYES 24 : 3

Y el Eterno Creador se enojó grandemente con ellos.

2 SAMUEL 7 : 16

El Trono de David será para siempre. Lo confirmamos en Salmos 89 : 3 – 4,  28 – 37.

JEREMIAS 33 : 19 – 22

Ésta afirmación del Eterno no podrá ser quebrantada nunca.

2 CRÓNICAS 36 : 20 – 23

Judá – los Judíos- retornan del exilio, en Babilonia, después de 70 años.

ESDRAS 1 : 1 – 11

Ellos, los de Judá, y que habían sido inspirados por el Eterno para hacerlo, retornan a reconstruir el Templo en Jerusalém.

JEREMÍAS 3 : 10

Muchos de ellos retornaron fingidamente, no con verdadera sinceridad.

ISAÍAS 44 : 7 – 8

El Eterno Creador hace de Israel un pueblo eterno y les manifiesta lo que les habrá de suceder.

OSEAS 2 : 14 – 15

El Eterno Creador restaurará a Israel, su esposa adúltera. Convertirá su “Valle de Tribulaciones” en su “Puerta de la Esperanza”. Allí, en el desierto, el Eterno separará a los justos de los no justos, y a los primeros los hará entrar a la Tierra prometida

SALMOS 147 : 19 – 20

El Eterno Creador no ha revelado Sus estatutos y juicios a ninguna otra nación sino a Israel.

ISAÍAS 27 : 12 – 13

El Eterno Creador habrá de reunir, uno a uno, a TODA Israel. Lo confirmamos en Jeremías 3 : 14 -18; Deuteronomio 30 : 1 – 5 ; Ezequiel 20 : 34 ; Ezequiel 11 : 17.

JEREMÍAS 10 : 16

Por la sencilla razón de que Israel es la HEREDAD del Eterno Creador. Lo podemos confirmar en Salmos 135 : 4  y  Deutero0nomio 7 : 6

Éxodo 4 : 22

El único PRIMOGÉNITO del Eterno Creador es Israel. No existe otro ¡

JEREMÍAS 44 : 7 – 8

El Eterno mismo habrá de reunir Su Manada o Remanente y ninguno habrá de perderse ¡

JEREMÍAS 50 : 6

Aunque Israel ha olvidado quiénes son en verdad. Lo confirmamos en Jeremías 23 : 27.

SALMOS 83 : 4

Las naciones gentiles no desean que se recuerde más el nombre de Israel y hacen lo posible para lograrlo: Jamás lo lograrán¡

ISAÍAS 45 : 20

Porque las naciones gentiles adoran a un dios que no puede salvar a nadie ¡

OSEAS 3 : 4 – 5

Los Israelitas todos permanecerán un largo tiempo sin Rey o Líder, pero después que ello suceda, retornarán y nuevamente Le buscarán, en los Días del Fin, con temblor y temor reverentes.

EZEQUIÉL 20 : 34 – 36

El Eterno Creador juzgará, cara a cara, a Israel –Judá e Israel ¡

ISAÍAS 11 : 10 – 16

El juicio se efectuará después que se haya llevado a cabo un Segundo Éxodo y como nos lo confirman Jeremías 16 : 14 – 21; Miqueas 4 : 6 – 8 y Zacarías 13 : 8 – 9.

EZEQUIÉL 20 : 38

Y ninguno que no se haya arrepentido podrá formar parte de Israel.

ISAÍAS 58 : 13 – 14

A todo aquél que obedezca al Eterno Creador se le dará la heredad de Jacob ¡

JOEL 2 : 27

Y conoceremos que Él está en medio de Israel y Judá; seremos salvos y llamados según Su nombre para siempre. (Miqueas 4 : 5)

EZEQUIÉL 39 : 28 – 29

Su Santo Espíritu será derramado sobre Israel y reunidos en su propio país.

ZACARÍAS  12 : 7

Judá será salva de primero para que no se enaltezca la gloria de la Casa de David, y contra los pastores desleales la ira del Eterno se manifestará. De la Casa de Judá saldrá el Ángulo y Clavija y todos los Caudillos para su defensa. (Zacarías 10 : 3 – 5)

EZEQUIÉL 37 : 22 – 24

Que vendrá a ser UNA NACIÓN y tendrá sólo UN REY, David; nos lo confirma 2 Samuel 5 : 3 – 5.

ISAÍAS 14 : 1 – 2

Los extranjeros llegarán a ser los siervos y esclavos de Israel (Judá e Israel, ya unidos como una sola nación)

Ezequiel 44 : 9

Ningún extranjero que viva entre los Israelitas podrá tener acceso al “Santuario” del Eterno Creador.

EZEQUIEL 47 : 22 – 23

Los extranjeros que hayan engendrado hijos viviendo en Israel recibirán heredad dentro de la tribu en la que se hayan establecido,

ISAÍAS 52 : 1

Los impuros e incircuncisos nunca más volverán a contaminar a Jerusalém.

JEREMÍAS 31 : 31 – 34

Un Nuevo Pacto pactará con Su pueblo y Sus Leyes estarán escritas en sus corazones. Lo ratifica Jeremías 32 : 37 – 41 y Deuteronomio 30 : 6 – 10.

EZEQUIEL 43 : 7

El Eterno Creador vivirá entre los Israelitas para siempre.

ISAÍAS 56 : 1 – 8

Muchos extranjeros que lleguen a amar al Eterno y Sus Leyes, serán agregados a Su pueblo Israel.

MIQUEAS 4 : 3

La paz total será una realidad cierta durante el reinado del Eterno Creador y no se ejercitarán más en la guerra. Lo confirma Isaías 2 : 4.

ZACARÍAS 8 : 23

Muchos son los que acudirán a aprender las Leyes, Estatutos, Mandatos y Preceptos de nuestro Eterno Creador. Lo ratifica Miqueas  4 : 2  e  Isaías 2 : 2 – 3.

ISAÍAS 46 : 10 – 11

El Eterno hablará y será hecho, hará todo lo que Le plazca. Lo que Él haya planeado lo llevará a efecto sin dilación alguna.

SALMOS 33 : 11

Porque los planes del Eterno Creador permanecerán firmes para siempre. Lo confirmamos también en Jeremías 40 : 8, Isaías 46 : 10 y Proverbios 19 : 21.

MALAQUÍAS 3 : 6 – 7

Porque el Eterno NO CAMBIA y nosotros no hemos dejado ser hijos de Jacob. Desde los días de nuestros ancestros hemos evadido Sus Estatutos y no hemos observado Sus Leyes. Por ello debemos retornar a Él y Él se volverá nosotros: esas son Sus palabras petitorias, las palabras del Eterno de los Ejércitos, nuestro Creador.

DEUTERONOMIO 30 : 2 – 5

“Y si te volvieres al Eterno, tu creador, y OBEDECIERES Su voz, conforme a todo lo que Yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo corazón y con toda tu alma, entonces el Eterno hará tornar tu cautiverio, y se compadecerá de ti, y volverá a recogerte de en medio de todos los pueblos, adonde te hubiere esparcido el Eterno, tu Creador. Aun cuando tus desterrados estuvieren en el extremo de cielo, de allí te recogerá el Eterno, tu Creador, y de allí te tomará, y te traerá el Eterno, tu Creador, a la tierra que poseyeron tus padres, y tú la poseerá; y Él te hará bien, y te multiplicará más que tus padres.”

נלסון רובלס חורחה

Unam Sanctam

(Latin the One Holy, i.e. Church), the Bull on papal supremacy issued 18 November, 1302, by Boniface VIII during the dispute with Philip the Fair, King of France. It is named from its opening words (see BONIFACE VIII). The Bull was promulgated in connection with the RomanCouncil of October, 1302, at which it had probably been discussed. it is not impossible that Boniface VIII himself revised the Bull; still it also appears that Aegidius Colonna, Archibishop of Bourges, who had come to the council at Rome notwithstanding the royal prohibition, influenced the text. The original of the Bull is no longer in existence; the oldest text is to be found in the registers of Boniface VIII in the Vatican archives [“Reg. Vatic.”, L, fol. 387]. It was also incorporated in the “Corpus juris canonici” (“Extravag. Comm.”, I, vii, 1; ed. Friedberg, II, 1245). The genuineness of the Bull is absolutely established by the entry of it in the official registers of the papal Briefs, and its incorporation in the canon law. The objections to its genuineness raised by such scholars as Damberger, Mury, and Verlaque are fully removed by this external testimony. At a later date Mury withdrew his opinion.

The Bull lays down dogmatic propositions on the unity of the Church, the necessity of belonging to it for eternal salvation, the position of the pope as supreme head of the Church, and the duty thence arising of submission to the pope in order to belong to the Church and thus to attain salvation. The pope further emphasizes the higher position of the spiritual in comparison with the secular order. From these premises he then draws conclusions concerning the relation between the spiritual power of the Church and secular authority. The main propositions of the Bull are the following: First, the unity of the Church and its necessity for salvation are declared and established by various passages from the Bible and by reference to the one Ark of the Flood, and to the seamless garment of Christ. The pope then affirms that, as the unity of the body of the Church so is the unity of its head established in Peter and his successors. Consequently, all who wish to belong to the fold of Christ are placed under the dominion of Peter and his successors. When, therefore, the Greeks and others say they are not subject to the authority of Peter and his successors, they thus acknowledge that they do not belong to Christ’s sheep.

Then follow some principles and conclusions concerning the spiritual and the secular power:

Under the control of the Church are two swords, that is two powers, the expression referring to the medieval theory of the two swords, the spiritual and the secular. This is substantiated by the customary reference to the swords of the Apostles at the arrest of Christ (Luke 22:38; Matthew 26:52).

Both swords are in the power of the Church; the spiritual is wielded in the Church by the hand of the clergy; the secular is to be employed for the Church by the hand of the civil authority, but under the direction of the spiritual power.

The one sword must be subordinate to the other: the earthly power must submit to the spiritual authority, as this has precedence of the secular on account of its greatness and sublimity; for the spiritual power has the right to establish and guide the secular power, and also to judge it when it does not act rightly. When, however, the earthly power goes astray, it is judged by the spiritual power; a lower spiritual power is judged by a higher, the highest spiritual power is judged by God.

This authority, although granted to man, and exercised by man, is not a human authority, but rather a Divine one, granted to Peter by Divine commission and confirmed in him and his successors. Consequently, whoever opposes this power ordained of God opposes the law of God and seems, like a Manichaean, to accept two principles.

“Now, therefore, we declare, say, determine and pronounce that for every human creature it is necessary for salvation to be subject to the authority of the Roman pontiff” (Porro subesse Romano Pontifici omni humanae creaturae declaramus, dicimus, definimus, et pronuntiamus omnino esse de necessitate salutis).

The Bull is universal in character. As its content shows, a careful distinction is made between the fundamental principles concerning the Roman primacy and the declarations as to the application of these to the secular power and its representatives. In the registers, on the margin of the text of the record, the last sentence is noted as its real definition: “Declaratio quod subesse Romano Pontifici est omni humanae creaturae de necessitate salutis” (It is here stated that for salvation it is necessary that every human creature be subject to the authority of the Roman pontiff). This definition, the meaning and importance of which are clearly evident from the connection with the first part on the necessity of the one Church for salvation, and on the pope as the one supreme head of the Church, expresses the necessity for everyone who wishes to attain salvation of belonging to the Church, and therefore of being subject to the authority of the pope in all religious matters. This has been the constant teaching of the Church, and it was declared in the same sense by the Fifth Ecumenical Council of the Lateran, in 1516: “De necessitate esse salutis omnes Christi fideles Romano Pontifici subesse” (That it is of the necessity of salvation for all Christ’s faithful to be subject to the Roman pontiff). The translation by Berchtold of the expression humanae creaturae by “temporal authorities” is absolutely wrong. The Bull also proclaims the subjection of the secular power to the spiritual as the one higher in rank, and draws from it the conclusion that the representatives of the spiritual power can install the possessors of secular authority and exercise judgment over their administration, should it be contrary to Christian law.

This is a fundamental principle which had grown out of the entire development in the early Middle Ages of the central position of the papacy in the Christian national family of Western Europe. It had been expressed from the eleventh century by theologians like Bernard of Clairvaux and John of Salisbury, and by popes like Nicholas II and Leo IX. Boniface VIII gave it precise expression in opposing the procedure of the French king. The main propositions are drawn from the writings of St. Bernard, Hugh of St. Victor, St. Thomas Aquinas, and letters of Innocent III. Both from these authorities and from declarations made by Boniface VIII himself, it is also evident that the jurisdiction of the spiritual power over the secular has for its basis the concept of the Church as guardian of the Christian law of morals, hence her jurisdiction extends as far as this law is concerned. Consequently, when King Philip protested, Clement V was able, in his Brief “Meruit”, of 1 February, 1306, to declare that the French king and France were to suffer no disadvantage on account of the Bull “Unam Sanctam”, and that the issuing of this Bull had not made them subject to the authority of the Roman Church in any other manner than formerly. In this way, Clement V was able to give France and its ruler a guarantee of security from the ecclesiastico-political results of the opinions elaborated in the Bull, while its dogmatic decision suffered no detriment of any kind. In the struggles of the Gallican party against the authority of the Roman See, and also in the writings of non-Catholic authors against the definition of Papal Infallibility, the Bull “Unam Sanctam” was used against Boniface VIII as well as against the papal primacy in a manner not justified by its content. The statements concerning the relations between the spiritual and the secular power are of a purely historical character, so far as they do not refer to the nature of the spiritual power, and are based on the actual conditions of medieval Western Europe.

DID BIBLICAL GIANTS BUILD

THE CIRCLE OF THE REFAIM?

by Barry Chamish

One of the last great barely known wonders of the ancient world is a Stonehenge-like

monument sitting atop Israel’s Golan Heights. Called Gilgal Refaim (The Circle Of The

Refaim) in Hebrew, the monument consists of five concentric stone rings whose diameter is

155 meters.

The best preserved of the rings is the outermost, whose height reaches 2 meters and thickness

3.3 meters. Some of the stones used to create the ring weigh twenty tons. The total weight of

the stones is 37,000 tons.

In the middle of the rings is a cairn, topped by a tumulus, measuring twenty meters across.

Despite the obvious attraction to archaeologists, the rings remained hidden while the

suspicious Syrian regimes held the Golan Heights and were only opened to inspection after

Israel won the area in the Six Day War of 1967.

One feature of the rings has particularly fascina ted the few people who have studied them. It

is the meaning of two large openings, somewhat like doorways, one facing northeast, the

other southeast.

In 1968 Professor Yonathan Mizrahi of the Department of Anthropology at Harvard

University and Prof. Anthony Aveni of Colgate University discovered that in 3000 BCE, the

first rays of the summer solstice would have appeared directly through the northeast opening

as seen from the central tumulus. At the same time, the southeast opening provided a direct

view of Sirius.

One function of the circles then, was an astronomical observatory and stellar calendar. Or was

it?

Prof. Mizrahi is doubtful. “Why would they have undertaken such a massive building project,

collecting 37,000 tons of stone and painstakingly laying them down to last forever, when the

same task could have been completed using one rock and a stick?”

In fact, no one knows why the site was built — thus speculation is rife. Micah Ankouri, for

instance, writing in Teva Ve’aretz (Land and Nature) spends five pages trying to provide a

connection between the circles and Far Eastern mandalas. He concludes that Gilgal Refaim

was an “astronomical observatory providing social harmony through its communal

construction and proof of the perfection of the universe.”

The astronomical dating confirms lichenometric tests and carbon dating of potsherds found on

the site. In fact, the professors erred on the side of conservatism. The shards dated to the Early

Bronze Age, 3rd millennium BCE, 5000 years ago. A three la yered burial monument was

added to the central cairn a thousand years later. Thus, the circles pre-date the pyramids and

Babylonian temples, making them the oldest astronomical complex in the Middle East.

The mysteries continue. Gilgal Refaim is the only megalithic astronomical complex on earth

built of loose stones. It resembles more ruins found on Malta and in Zimbabwe than European

sites built at the same time and possibly for the same purpose.

But despite the similarity of purpose, supposedly the simple nomads of the region had no

contact with Europe. Nor were the shepherd tribes prone to massive building projects. Gilgal

Refaim was the only such undertaking in the Middle East at the time. There was no apparent

cultural reason for this unique engineering project.

For those seeking a possible UFO connection: the circles were built on a flat plateau. No one

could have seen the shape of the monument from ground level and there were no hills nearby

to gaze upon it. Yet the monument could only have been appreciated from above. It was as

likely a message to the stars as a stellar observatory.

In the general region of the rings are hundreds of dolmens, similar in appearance to those

found in northern Britain and France. Moshe Hartal, Chief Archaeologist of the Golan

explains, “We have identified 8,500 dolmens of twenty separate styles on the Golan Heights.

Each tribe had its own dolmen style. The biggest dolmen stones weigh over 50 tons and are

seven meters in height. Graves are found within some domens but not all. Their function was

not purely funereal.”

If the dolmens surrounding Gilgal Refaim were an integral part of the site, then it was an

enormous project encompassing more area than at the Giza pyramids. Hartal is reluctant to

draw such a conclusion, taking the more conservative view that the dolmens were built over

time around the attraction of the circles.

One fact stands out. The local nomadic tribes of the time did not build any other remotely

similar monument. Circle building was not a fashion of the era among the herdsmen and that,

combined with their unsuitable, primitive technology, seems to rule out their construction of

the circles.

If the local inhabitants didn’t build the rings, then who did? Surprisingly, there is strong

evidence that the biblical giants or Refaim were the architects and engineers who constructed

the monument.

Consider the following biblical clues, written in modern terminology (The Book, Tyndale

House Publishers):

— In Genesis 14:5, we are told the Refaim inhabit the place called Ashtherot-Karnaim. Just

ten miles from the rings is the site of an ancient Canaanite city called Ashtarot. It is named

after the Canaanite goddess of war and, contradictorily, love. Ashtherot was the Canaanite

name for Sirius, from which the Hebrew name Esther was derived.

— In Joshua 12:4, we learn that “King Og of Bashan, the last of the Refaim, who lived at

Ashtherot … ruled a territory stretching From Mount Hermon in the north…

— In 1 Chronicles 6:71, we are told that the half-tribe of Manasseh later inhabited “Golan,” in

Bashan.

— The most explicit description of the size of the people of Bashan is found in Deuteronomy

  1. King Og is attacked and defeated. “King Og of Bashan was the last of the great Refaim. His

iron bedstead is kept at Rabbah… and measures thirteen and a half feet long and six feet

wide.” In the same chapter we are informed that “The Sidonians called Mount Hermon,

‘Sirion.'”

— In Deuteronomy, we are told that the Refaim “were a large and powerful tribe, as tall as the

Anakim (giants).”

— In Chronicles 20, the last of the Anakim is killed. “A giant with six fingers on each hand

and six toes on each foot, whose father was also a giant,… was killed by David’s nephew

Jonathan. These giants were descendants of the giants of Gath and were killed by David and

his soldiers.”

The respected Jerusalem biblical author, Rabbi Yisrael Herczeg, hardly an advocate of ancient

alien theories, nonetheless confirms the possibility that giant heavenly beings or their

descendants could have constructed the circles.

“The Jewish oral tradition says Og, the King of Bashan, stowed away on Noah’s ark and was

the only survivor of the flood outside Noah’s family. Og was descended from the Nefilim,

deities who fell from the heavens.”

Aliens?

“No, more like fallen angels. Og had children with Noah’s daughters and they were hybrid

giants called the Anakim or Refaim. They existed in ancient times and the Bible records their

presence in the Golan Heights. They could have built Gilgal Refaim.

 

 

El Eterno,  Creador de Israel, hace claro el hecho de que Él desea morar con los hijos de IsraelSu pueblo escogido, como bien lo describe Éxodo25:8.  Hecho que se repite cuando nos dice, “MORARÉ en medio de los hijos de Israel, y seré para ellos su אלוהים , Elohim(Éxodo 29:45) . Ésta palabra Hebrea bien se puede traducir como  CREADOR, PODEROSO, DEIDAD  o  SANTÍSIMO. Notemos lo que Salmos 89:19 nos dice, “ , יהוה (YHWH) es nuestro escudo, el Santo de Israel es nuestro Rey Soberano” ,

En el desierto la GLORIA del Creador se apareció a los hijos de Israel en la forma de una columna de humo durante el día, y como una columna de fuego durante la noche.  Éstas columnas de nube o de fuego  representaban la misma presencia del Eterno Creador entre Su propio pueblo. Ello se asevera en las palabras, “llegada la vigilia matutina, miró  יהוה a través desde la columna  de fuego y de humo  hacia el ejército de los egipcios, y sembró la confusión en el ejército egipcio.  (Éxodo 13: 21-22 & 24:14).

Por lo anterior, podemos colegir que lo que se asevera en la Torah es que el CREADOR no  estaba, en ese momento, residiendo en Su lugar normal de residencia, como es “el cielo de los cielos”, en el costado norte; como tampoco estaba residiendo en el monte Sinaí , lugar del cuál Él llamó  a su servicio a Moisés.  El Eterno estaba, constantemente, ocupado en proteger, guiar. proveer, y luchar las batallas de Su pueblo escogido, en contra de las naciones que le rodeaban en ese entonces, como bien lo hace un verdadero Rey  y Soberano!   .

Cuando los hijos de Israel, finalmente, llegan al Monte Sinaí de nuevo se les recuerda que la GLORIA del Eterno permanecerá  en la cumbre de la montaña: “La Gloria de  יהוה  descansó sobre el Monte Sinaí, y la nube Lo cubrió por seis días.  Al séptimo día, llamó  יהוה  a Moisés de en medio de la nube.”(Éxodo 24:16).  YHWH ó יהוה  –yod-he-vav-he– , en Hebreo, bien se puede traducir ETERNO, que es Su cualidad primordial

Si regresamos unos cuantos versos atrás, podremos leer éstas palabras que el creador le dice a Moisés, “Dijo  יהוה a Moisés: quédate allí, y te daré las de piedra –el TESTIMONIO-  que tengo escrito para vuestra instrucción” (Éxodo 24: 12).  Fue en ésta montaña donde Moisés , por primera vez,  se encontró ante la presencia  del Creador, cuando Él mismo lo llamó.  Fue allí  donde Moisés fue puesto al servicio  del Eterno Creador como el futuro REDENTOR  de Su pueblo, para sacarlos de la esclavitud y de las manos de los déspotas egipcios, como bien se puede leer en Éxodo, capítulos 3 y 4.!

נלסון רובלס חורחה

 

 

 

En el capítulo 27 del libro de DEUTERONOMIO podremos encontrar las maldiciones que el Eterno anunció y dio a Moisés para que se las prescribiera a Su pueblo para que éste las evitásen, siendo fieles a Él, antes que entraran a poseer la Tierra Prometida.   Veremos, ahora, las doce (12) maldiciones que las Tribus de Simón, Leví, Judá, Isacár, José y Benjamín habrían de proferir con voz levantada, estando de pié,  en el Monte Gerizzim, al pueblo de Israel:

1.-  Maldito el hombre que HICIERE ESCULTURA, o IMAGEN de fundición, cosa abominable  para nuestro Creador, obra de mano de artífice , y la pusiere en lugar secreto!

2.-  Maldito el que MENOSPRECIARE A SU PADRE O A SU MADRE…

3.-  Maldito aquél que  REMOVIERE LOS MOJONES  de su prójimo…

4.-   Maldito aquél que HICIERE ERRAR AL CIEGO en el camino…

5.-  Maldito aquél que TORCIERE EL DERECHO del extranjero, del huérfano, y de la viuda…

6.-  Maldito aquél que se ACOSTARE CON LA MUJER DE SU PADRE, porque ha profanado el lecho de su padre..-

7.-  Maldito aquél  que se ECHARE CON CUALQUIER BESTIA…

8.-  Maldito aquél que se ACOSTARE CON SU HERMANA, hija de su padre, o hija de su madre…

9.-  Maldito aquél que se ACOSTARE CON SU SUEGRA…

10.-Maldito aquél que MATARE OCULTAMENTE a su prójimo…

11.-Maldito aquél que TOMARE SOBORNO para quitar la vida derramando la sangre inocente… y

12.-Maldito aquél que NO PERSEVERARE EN LAS PALABRAS DE ÉSTA LEY para darles cumplimiento… y dirá todo el pueblo ¡ASÍ SEA¡

Si damos una mirada sincera a nuestro alrededor veremos  que éstas ADMONICIONES aún se practican en éste mundo “ilustrado” nuestro, razón por la cual estamos como estamos.  Aún así nos quejamos, y se trata de culpar de todos nuestros males a nuestro Creador y Soberano!

נלסון רובלס חורחה

 

 

 

 

cuando, por primera vez, el Eterno llama a Moisés a Su servicio le dijo “Yo estaré contigo, y ésta será la señal de que Yo te envío:  Cuando hayas sacado a Mi pueblo de Egipto, DARÉIS CULTO a YHWH (יהוה) en éste monte.” ( Éxodo 3:12)-  Por supuesto, el Eterno le estaba dando a Moisés la absoluta seguridad que todo saldría bien y que él podría liberar a los hijos de Israel de la esclavitud en que estaban allí en Egipto.  Más aún, el Eterno los habría de traer  al Monte Sinaí donde Le podrían adorar.  Ésta profecía del Creador, dada a Moisés,  se cumplió más tarde cuando fue llamado a que subiese a la Montaña del Creador, después que había liberado al pueblo del yugo de Egipto.

Cuando por primera vez el Eterno envía a Moisés, como Su enviado ante el Faraón, éste estaba un poco preocupado por su defecto en el habla, pero el Creador le animó diciéndole, “¿Quién ha dado al hombre la boca? ¿Quién hace al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No Soy Yo, יהוה ?.  Así, pues, vete, que Yo estaré en tu boca, y te enseñaré lo que debes decir.” (Éxodo 4: 11-12).  Las escrituras mismas nos hace saber que  Moisés  se presentó ante el Faraón, rey de Egipto, y le habló en nombre del SANTÍSIMO de los hijos de Israel, solicitándole, “Así dice יהוה , el Elohim (אלוהים)   de Israel: Deja salir a Mi pueblo para que Me celebre una fiesta en el desierto.”(Éxodo 5:1).  Ésta declaración de Moisés ante el Faraón, de parte del Eterno Creador,  se repite una y otra vez en la medida que el Creador le habla a Faraón por intermedio de Su siervo Moisés, haciéndole ver que ÉL es el Todopoderoso del pueblo Hebreo! (Éxodo 7:16, 8:1, 8:20 y 9:1).  Esto se repite, de nuevo, en Éxodo 9:13 donde Él mismo se llama EL SANTO DE LOS HEBREOS, y en Éxodo 9:17 el mismo Creador llama a los Hebreos “SU PUEBLO”  Una vez más, en el Capítulo 10, verso 3,  llama a los Hebreos “SU PUEBLO”, y le ordena a Faraón  que deje ir a Israel para que Le sirva en el desierto!

Por todo lo anterior , el Eterno, llama a los Israelitas “Su pueblo escogido”. No hay ni existe otro!, Tengámaoslo en cuenta ya que ello es importantísimo.  Sin embargo , aún siendo así  Su pueblo escogido, los llama “Su hijo Primogénito”.  Repitámoslo , el mismo Eterno llama a Israel Su Primogénito.  Notemos lo qae le dice a Moisés, “Así dice יהוה: Israel es Mi hijo, Mi Primogénito .  Yo te digo faraón, deja air a Mi hijo para que me de  culto”, pero como tú no quieras dejarle partir, mira que Yo voy a matar a tu hijo, a tu primogénito.” (Éxodo 4:22-23).  Por lo tant, a los ojos del Eterno  ISRAEL es SU HIJO PRIMOGÉNITOÉsta es una declaración  de nuestro Creador consignada en la Torah.  Es un hecho que para ser primogénito, se debe ser el primero en ser engendrado.  Uno no puede nacer sin ser antes engendrado! Esa fue y es la declaración precisa de nuestro Eterno Creador, el Único de todo el Cosmos y sus universos!  Jacob, Israel, fue Su primer hijo engendrado espiritualmente. Podemos, con toda seguridad, aceptar ésta declaración, o la apodemos rechazar. Observemos bien que ésta es una declaración y un hecho  de las Sagradas Escrituras Hebreas, manifestadas  por el mismísimo Creador de los cielos y la tierra, y que aquéllos que amen en verdad al Eterno y Su verdad las aceptarán!

נלסון רובלס חורחה

La razón por la cual, por primera vez, el Eterno Creador llama a Moisés es la de su deseo de morar entre Su pueblo! El Santo de Israel, el Creador de la tierra y los cielos, y su inmensa vastedad del espacio celestial, ha amado tanto a Su pueblo que desea morar con los descendientes de Su Primogénito, Jacob o Israel, para toda una eternidad!  Cuando por primera vez llama a Moisés a Su servicio, le manifiesta la seguridad de que Él, el Eterno Creador, estaría con él, indicándole que los guiaría Él en persona!  Que Él traería a Su nación al desierto, y del desierto los llevaría a la Tierra pf

prometida. Le dijo, “YO estaré contigo…”  (Éxodo 3:12).

Más tarde, sin embargo, cuando los hijos de Israel le pidieron a Aaron que les hiciese un “becerro de oro”, un ídolo, la cólera del Eterno se manifestó en contra  del pueblo de Israel, Su pueblo.  Observemos lo que Él le dice a Moisés,”…y le dijo: ¡Andas, baja, porque tu pueblo, el que sacaste de la tierra de Egipto, ha pecado.  Bien pronto se han apartado del Camino que Yo les shabía prescrito.  Se han hecho un becerro fundido, y se han postrado ante él; le han ofrecido sacrificios, y han dicho : “Este es tu dios, Israel, el que te ha sacado de la tierra de Egipto”.  Y dijo el Creador a Moisés, Ya veo que este pueblo es un pueblo de dura cerviz.  Déjame, ahora, que se encienda Mi ira contra ellos, y los devore;  de ti, en cambio, haré un gran pueblo.” (Éxodo 32:7 al 10)

Recordemos que, en un principio y repentinamente, el Eterno envió a Moisés, Su siervo y mensajero, donde el Rey Egipcio.  En tales comunicaciones que hizo Moisés, el Eterno se refería a los israelitas como “Su pueblo escogido”, y que Él mismo era “Su Santísimo”; pero cuando el Creador ve el cambio tan repentino del pueblo hacia la idolatría, se refiere al mismo como “tu pueblo” y  “al pueblo que tú sacaste de Egipto”, dirigiéndose a Moisés. De inmediato le informa que va a destruirlo, y comenzar uno nuevo partiendo de él, de Moisés.

En realidad el Eterno estaba en la firme disposición de destruir a ese pueblo desagradecido que hacía nada había sacado de la esclavitud egipcia, pero también lo hacía para probar la fidelidad de Moisés para con Él.  Si esto último fue, en realidad, lo que pensó el Creador, un “test o prueba” para Moisés, éste lo pasó; pues primó en él el interés colectivo que el suyo propio!  Moisés, con ese corazón tan sincero y recto, le responde al Creador que no fue él quien trajo a la libertad al pueblo de Israel, sino el mismo Creador, por Su mismísima voluntad, que él sólo fue un instrumento para ello.  Rechazó de plano la afirmación de que el pueblo no fuese el pueblo Suyo, del Eterno,  sino de Moisés.

Trató de aplacar a su Creador, al Eterno, manifestándole, “¿Por qué, oh Eterno, ha de encenderse tu ira contra Tu Pueblo, el que Tu sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y mano fuerte? ¿Van a poder  decir los egipcios: por malicia los ha sacado, para matarlos en las montañas, y exterminarlos de la faz de la tierra? Por favor, abandona el ardor de Tu cólera y renuncia a lanzar el mal contra Tu Pueblo.  Acuérdate de Abraham, de Isaac, y de Israel, siervos Tuyos, a los cuales juraste por Ti mismo: Multiplicaré vuestra descendencia  como las estrellas del cielo; TODA ESTA TIERRA que os tengo prometidas, la DARÉ A VUESTROS DESCENDIENTES  y ellos la POSEERÁN  como HERENCIA PARA SIEMPRE. Y יהוה (YHWH) renunció  lanzar el mal con que había ¡ amenazado a Su Pueblo.” (Éxodo 32:11 al 14). ¡Que maravillosas, dicientes y claras palabras de nuestro Eterno Creador que el mundo y los Palestino de hoy han querido pasar por alto.

Respondiéndole a Moisés, el Eterno le manifiesta, “Haré también esto que me acabas de pedir, pues has hallado gracia ante Mis ojos, y Yo te conozco por tu nombre.” (Éxodo 33.17).

Como un detalle a tener en cuenta observemos que, a partir del verso siete del Capítulo 32 de Éxodo, nuestro Eterno Creador NO DESEA seguir llamando más a Israel, “Su pueblo”;  pero con posterioridad, pasada Su ira inicial, y después de la adecuada y sincera intervención de Moisés en favor de Israel, acepta de nuevo llamarlos, Su pueblo.

נלסון רובלס חורחה

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s