ESTUDIOS BÍBLICOS BASADOS EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS HEBREAS

                                             C Á P S U L A S   X C I

 

 

 

Por: J. N. Robles Olarte

 

La búsqueda que deberíamos hacer para encontrar uno de los propósitos de nuestro Creador en el ámbito universal se debe enfocar en las Sagradas Escrituras Hebreas, en particular en lo que se refiere al pueblo que salió de Egipto después de su esclavitud allí, de más de 200 años.  Tales Escrituras debieran ser el punto de partida de nuestra búsqueda ya que allí, sólo, tenemos TODO EL PLAN dentro de Su creación maravillosa, como fue el del Género Humano, y sin que medie para ello otros documentos! Es nuestra convicción de que nuestro Creador creó todo el COSMOS que contiene muchos universos, como también que Él puede crear cosas en nuestra dimensión física, como en la espiritual. Creó el Cosmos en nuestra dimensión física en la que nos podemos mover, y los Cielos y los ángeles  en una dimensión espiritual. En la dimensión espiritual de Su creación no vemos la reproducción que sí experimentamos en la creación humana, física.  No observamos que

haya señales comprobables de la reproducción en la dimensión espiritual, por la sencilla razón que cada ser fue creado, individualmente, para un propósito, además del hecho que no tiene la facultad de reproducirse per se.  Es un hecho irrefutable que los Seres Espirituales, los Ángeles, tienen su género, pero no así tienen sexo.  Con todo ello, nuestro SOBERANO desea tener MILLONES DE SERES ESPIRITUALES, y que Él desea morar con ellos! Esos seres “espirituales” los obtendrá de todos y cada uno de los seres humanos que califiquen para serlo…en el futuro Maravilloso Mundo de Mañana! El mundo que nos rodea a los humanos es un misterio. Por ejemplo, nunca hemos visto el cerebro, el asiento de nuestro intelecto, y todo lo que somos y nos constituye.

La humanidad fue creada sobre la tierra para un propósito maravilloso y glorioso.   Nuestro

SOBERANO  y CREADOR se está reproduciendo a Si mismo, en todo aquél que así lo permita. Formulado de otra forma, el propósito del Creador  fue el de crear el género humano para que llegase a ser supremamente feliz, que viviese en paz y perfecta comodidad, que pudiese ser productivo, creativo, exitoso, y poseedor de vida eterna.  Pero la historia que ha escrito Oíd cielos toda su existencia, hasta ahora, ha sido una de sórdidas experiencias como nos lo recuerda Isaías, Oíd cielos, y escucha, Oh tierra; porque habla el Eterno: Hijos he criado y engrandecido, mas ellos se han rebelado contra Mí.  El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su amo; Israel, empero, no conoce a su Creador; Mi pueblo no considera” (Isaías 1:2 al 3).  Pero a pesar de ello, millones se habrán de levantar de sus tumbas cuando el Creador haga a un lado a la MUERTE! “Y quitará en éste monte el velo de las caras, el que cubre todos los pueblos , y la cobertura que está tendida sobre todas las naciones.  Destruirá la muerte por mano del hombre, para siempre, y el ETERNO CREADOR enjugará las lágrimas de sobre todas las caras, y quitará el oprobio de Su pueblo Israel, de sobre toda la tierra, porque Él lo ha DICHO…y así lo hará” (Isaías 25: 7 al 8).  Dentro de las escrituras muchos son los pueblos que han testimoniado que serán levantados de sus tumbas, y que verán a su SALVADOR, el CREADOR,  cara a cara, porque Él los habrá de levantar de sus sepulturas,  como bien podemos leer en Job 14:14 al 15, Job 19: 25 al 27, Isaías 26:19, y Oseas 13:14!

Considere ahora por qué el Eterno creó al género humano!  Él se está reproduciendo a Sí mismo, a través de los seres humanos.  Está creando, en el hombre, a todo aquél que lo permita, el CARÁCTER ESPIRITUAL PERFECTO Y CORRECTO en todos aquéllos que Le estén buscando genuinamente.  Y ello, a su turno, es con el propósito de instalar el GOBIERNO DEL CREADOR Y SOBERANO, aquí en éste planeta tierra.  Y con posterioridad crear billones de SOBERANOS, que  al igual que Él, finalicen la creación del vasto e interminable Cosmos! “”OÍD, OH ISRAEL: EL ETERNO, NUESTRO “ELOHIM” ES UN ELOHIM”” (Deuteronomio 6:4).  Sí, Él desea ser varios, compartir Su Poder y Sabiduría con Su creación, y conformar, con todos ellos, una FAMILIA UNIVERSAL. Por esto Heylel se sublevó en contra de Su creador, porque conoció que Su creación Humana tendría, sobre la “angelical”, una SUPREMACÍA absoluta!

 

 

¿Se menciona acaso en las Sagradas Escrituras la SALVACIÓN de todos aquéllos  seres humanos que calificaron ante el Creador, antes de la supuesta aparición del fraude que el cristianismo nos quiere vender con su Hombre de Galilea? Hacemos ésta pregunta porque se afirma que el pueblo Judío no podrá obtener la salvación, que no tienen esperanza alguna, porque se basan sólo en lo físico, mientras que los Cristianos se basan en lo espiritual, es decir, tiene puesta su “fe” en la sangre derramada de Jesús el Cristo-  Para pode entender el PLAN DE SALVACIÓN, la verdadera salvación, el primer paso a dar es ir más allá del mapa de ruta del Cristianismo que se describe en el Nuevo Testamento.  Para decirlo sin ambages, el plan de salvación de los Cristianos suena bonito y atractivo, pero el mal llamado ANTIGUO TESTAMENTO, las Sagradas Escrituras Hebreas, expone detalladamente otra fórmula que contradice lo que asevera el N.T., y que mantiene bien encubierto para que se acepte, cándidamente, su fórmula!

La verdad acerca de la “verdad de la fórmula Cristiana” es una muy conflictiva.  Dependiendo de qué libro de su N.T., uno lea, así será lo que se habrá de creer.  Bien se puede creer en un reino físico, aquí en la tierra, donde los “santos habrán de gobernar con Cristo por mil años, seguidamente después de la destrucción que Satán habrá de hacer después de haber sido liberado, o también se puede creer en la recompensa del “Reino de los Cielos” donde uno iría después de morir.  Ésta última teoría es la más aceptada, y la mayoría  de los cristianos nos dirán que la “recompensa de los salvos” es “ir a los cielos” cuando mueran.  Eso es lo que muchos de ellos esperan como  realidad!

La primera de las teorías ya citadas mezcla las profecías de las Sagradas escrituras con el libro del Apocalipsis, y así es como se encuentra un esbozo diferente de la salvación y vida eterna.  Ésta teoría se basa, fundamentalmente, en el libro de Apocalipsis o Revelación. Es así cómo muchos eruditos Cristianos señalan que el Apocalipsis es, esencialmente, pura “escatología Judía”  dentro de una estructura cristiana.  Esto quiere decir que tal teoría sigue lo básico de las sagradas Escrituras Hebreas, en cuanto a las profecías del Reino davídico.  Pero, a pesar de ello, como bien se hace claro al leer las obras Mytery Babylon the Great  y  Mistery Babylon and the Lost Ten Tribes in the Last Time, el Cristianismo se basa,. Como un todo,  en los Misterios Babilónicos.  Por lo tanto, en el Apocalipsis se encuentran “muchos inquilinos” mortales y engañosos, mezclados con la verdad de la Escatología de las Sagradas Escrituras Hebreas, que es absolutamente diferente a la Escatología Cristiana, que es una rama de su teología, o doctrina, que tiene que ver con la muerte, la resurrección, el juicio, y la inmortalidad al final de los tiempos e inicio de la “Nueva Era”; libro aquél que es una mezcla de verdad y de muchas falsedades!

Digámoslo con claridad, cuando se trata de “salvación y vida eterna” el Nuevo Testamento sigue la fórmula de las religiones de los Misterios de Mesopotamia.  Los detalles del “más allá” fueron aspectos muy prominentes da tales misterios, y puesto que el cristianismo no es sino otra rama de la antigua teología pagana, sólo se puede esperar de ella  enseñanzas tales como el del “más allá”, esbozos éstos muy prominentes dentro del Cristianismo.  Según ellos, uno bien puede tomar consigo las cosas materiales, y llevarlas al “otro mundo”!

La razón principal de mi existencia, en lo que aún me queda de vida, es el poder agradar a Mi Creador y Salvador; lástima que muchos años atrás los haya perdido en la telaraña de iglesias y enseñanzas falsas! Pero, nunca es tarde!

Principio del formulario

 

Final del formulario

 

Dijo el Eterno, en una oportunidad del pasado, “A Judá quitaré de Mi presencia, como quité a Israel; y rechazaré con DESPRECIO a ésta ciudad de Jerusalém, que Yo había escogido, y la Casa que YO había dicho: allí estará MI NOMBRE”
2 Reyes 23:27.

 

“En aquéllos días JERUSALÉM  será llamada TRONO DEL ETERNO CREADOR, serán reunidos en ella todas las naciones, al nombre del Eterno, en Jerusalém: y no seguirá más la dureza de su corazón depravado…En aquéllos días la Casa de Judá andará  con la Casa de Israel y juntas vendrán, desde la tierra del norte, a la tierra que di en herencia a vuestros padres, Israel!”

 

 

 

El tema de la “SALVACIÓN”  es un de gran importancia, tanto para los Cristianos, en general, como, en especial, para el pueblo Hebreo.  Eso último, porque se cree que los Patriarcas tuvieron que esperar, en la oscuridad, unos 4000 años para Que “un hombre de Galilea” naciera, creciera y más tarde, en su adultez, muriera derramando su sangre en la cruz para que pudiesen obtener la salvación. Qué de cierto es todo estos anterior?  Nada, en absoluto, porque el Eterno, nuestro Soberano, fue y es el REDENTOR ÚNICO  de Israel, como bien nos lo puede confirmar las siguientes Escrituras: “Así dice el Eterno YHWH, tu creador, Jacob, tu plasmador, Israel.  No temas que YO TE HE RESCATADO, REDIMIDO, te he llamado por tu nombre- Tú eres MÍO”…”Porque YO SOY el Eterno tu Creador, el Santo de Israel, tu SALVADOR, He puesto por EXPIACIÓN tuya a Egipto, a Cus (Etiopía) y Sabá en tu lugar, dado que eres precioso a MIS OJOS, eres estimado, y YO TE AMO”…”Yo soy el Eterno YHWH, y fuera de Mí no hay salvador alguno”  (Isaías 43:1, Isaías 453:3, e Isaías 43:11,edición Católica de la Biblia de Jerusalém).

Bien podríamos seguir leyendo otras escrituras como Isaías 45:15, 45:21, y 49:26.  Todas ellas nos demuestran que el CREADOR DE ISRAEL se llama a Sí mismo el ÚNICO SALVADOR Y REDENTOR de Israel, pero llegamos a un punto donde en donde los títulos de “Salvador” y “Redentor” nos dicen algo acerca de nuestro futuro como descendientes de Hebreos. Ello se plasma en las preguntas, ¿De qué vamos a ser salvos? y ¿De qué vamos a ser redimidos? Preguntas éstas que nos llevan a las características propias del Creador de Israel. Vamos a “ser salvos” de la muerte eterna!  “…el alma que pecare esa morirá.” (Ezequiel 18:4). Tal afirmación se repite en Ezequiel 18:20, y dice, “el alma que pecare, esa morirá”.  Vamos a “ser redimidos”, es decir, vamos a “ser comprados” por el mismo Creador como ya leímos en la frase de Isaías 43  “He puesto por expiación tuya a Egipto, Cus y Sabá…”  Fue nuestro Creador quien nos dio Sus Mandamientos; y es Él quien demanda un castigo, una pena, la pena de la muerte eterna, después de la física por el quebrantamiento de Sus Mandamientos.  De ésta forma tanto usted como yo, cuando seamos agraviados, tenemos el derecho de personar la ofensa, al igual que el Santo de Israel tiene el derecho de perdonar pecados de cualquier clase, y que Él considere pertinente! Es Él, sólo, quien puede ABROGAR el castigo cuando ve en nosotros el genuino arrepentimiento!

Lo anterior es lo que exactamente hace el Eterno cuando, a través de Sus profetas, nos promete y dice, ..lavaos, limpiaos, quitad vuestras fechorías de delante de Mí vista, desistid de hacer el mal…venid pues, y disputemos: así fueren vuestros pecados como la grana, cual la nieve blanquearán.  Y así fueren rojos como el carmesí, cual la lana quedarán.” (Isaías l:16, 18  Biblia de Jerusalém).

El libro del profeta  Ezequiel nos dice al respecto, “Os rociaré con AGUA PURA  y quedaréis PURIFICADOS: de todas vuestros ídolos os purificaré y os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu santo nuevo, quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.  Infundiré, además, MI ESPIRITU SANTO  en vosotros, y haré que os conduzcáis según MIS PFRECEPTOS, y observéis y practiquéis MIS NORMAS.  Habitaréis la tierra que Yo dí  a vuestros padres. Vosotros SEREIS MI PUEBLO y Yo seré vuestro ÚNICO CREADOR.” (Ezequiel 36:25 al 28).  Como bien podemos concluir, el Cristianismo enseña algo totalmente in-escritural. Dicen que puesto que el ETERNO  demanda pena de muerte por los pecados, el único modo de pagar esa pena es la muerte física del pecador.  Además, dicen, que la persona que haya muerto así, no tiene esperanza alguna.  La fórmula expuesta por el Cristianismo es que la “deidad de las Sagradas Escrituras Hebreas” es una muy demandante y cruel; y  por ello que recurren a la teoría de que “Jesús murió para pagar el castigo de los pecados cometidos”, librándonos de la muerte, y así podamos vivir toda UNA ETERNIDAD!.  Todo esto no es sino una copia y replica de los Misterios Babilónicos! QUE NUESTRO CREADOR LE PUEDA ABRIR LA MENTE PARA SU BIEN¡

Así nos dice el Eterno, “MALDITO todo aquél que confía en el hombre, y se apoya en un brazo de hombre, y cuyo corazón se aparta del Creador”

 

“YO, el Creador,, Yo escudriño el corazón y pruebo los íntimos pensamientos; y esto para dar a cada cual conforme a sus caminos, y según el fruto  de sus obras.”

 

“Oh, Padre Eterno, esperanza de Israel, todos los que dejan serán avergonzados, los que se apartan de mí, de Jeremías, serán escritos en tierra por cuanto han dejado al Creador, FUENTE DE AGUAS VIVAS!”

 

 

¡VIDA ETERNA¡  Sí, “Vida Eterna”, ésta es una frase muy importante, y se refiere al “más allá”, frase que todos los grupos religiosos hacen suya para llamar adeptos a sus confesiones religiosas! Antes que todo, si uno espera encontrar en la Sagradas Escrituras Hebreas un tipo de “vida eterna” simple como el que el Cristianismo describe y enseña, deberíamos ser cautelosos con TALES ENSEÑANZAS y señalar que tal cosa no existe.  Éste ha sido un debate que viene desde tiempos atrás entre los Judíos y sus sabios, a pesar de lo que las Escrituras dicen al respecto. Es posible que la diversidad de las respuestas dadas haya cobrado, en parte, muchos adeptos entre los Judíos que se Cristianizaron!

Josefo, entre otros, describe que el tema del “más allá” existente entre las tres más grandes sectas del Judaísmo, como religión, difieren la una  de la otra. Dice él que, entre los Fariseos, “…creen que el alma tiene un vigor inmortal en ellos, y que cuando estén bajo tierra serán recompensados, o castigados, de acuerdo a cómo se hayan sabido conducir en su vida, ya sea con virtud, o con muchos defectos…que serán detenidos en una prisión eterna donde, a la postre,  tendrán el poder de volver a la vida, y vivir de nuevo.”   Con respecto a los Saduceos, dice, “Pero lo doctrina de los Saduceos es: …las almas mueren como muere el cuerpo físico. Que no se consideran otras cosas sino las que la Ley les permiten.”  De los Esenios dice, “..que todas las cosas están adscritas a “Dios”.  Enseñan la inmortalidad del alma, y estiman que la recompensa se tiene que ganar luchando por ellas.” (Josefo , libro XVIII, cap. 1, apartes 3 al 5).

Éste debate bien pudo ser haber sido la base para que se incluyera, en la Doctrina de la Inmortalidad de los Judíos, el tema del “más allá” y de la “inmortalidad” en sus libros apócrifos.  Y un ejemplo de ello es lo que leemos  en 2 Macabeos 7:11, “donde siete hermanos mueren en defensa de la Torah, y permanecen fieles a que el “Rey del Universo” los habrá de levantar de nuevo a la vida como una recompensa por haber muerto por guardar Sus Leyes!”  En otro libro apócrifo se nos narra, ”Dios creó al hombre para la incorrupción, y lo hizo a la imagen de Su propia eternidad”, y prosigue, ”los seres humanos tienen una esperanza de inmortalidad, y  su esperanza está llena de inmortalidad”; más aún dice, “…los malignos se desvanecerán en la muerte, y los justos vivirán para siempre” ( Sabiduría de Salomón 2:23; 3:4, y 5:15).

Para muchos, las menciones anteriores, en los Libros Apócrifos, anulan la categórica mención de “Vida Eterna” en las Sagradas Escrituras Hebreas que se encuentran en Daniel 12:1 al 2.  Las mismas afirman que, “Y muchos de ellos que duermen en el polvo de la tierra se levantarán, algunos para la “vida eterna”, y otros para el “oprobio, para el horror de la muerte eterna”.  Sin embargo muchos eruditos pronuncian que ésta Escritura es la primeras referencia Escritural del “más allá”.  Los problemas creados por la palabras de Daniel se han sobre magnificado  porque la Iglesia Cristiana ha hecho un mal uso de tal libro por más de 2000 años.  Los Judíos Levitas que han preservado el libro de Daniel en la sección del KETHUVI´IM, o las ESCRITURAS, nunca han mal interpretado a Daniel, siempre lo han catalogado como  “escrituras” que son, y no un libro profético.  Completamente entendieron que su importancia como un libro inspiracional, para ser puesto junto a los otros como, Ester, Job, los Salmos, los Proverbios, etc.

Bien nos podríamos preguntarnos ¿por qué aparece el libro de Daniel en las Sagradas Escrituras?  La respuesta es muy sencilla: el Creador tiene un PLAN para toda la humanidad, y no estamos aquí sin esperanza alguna, y menos sin dirección.  Estamos aquí con el propósito de poder llegar a ser partícipes de la Familia Divina que Él se ha propuesto crear, y el libro de Daniel fue incluido en la sección de las Escrituras para que fuese un libro que nos INSPIRARA, un libro que nos diese  ESPERANZAS.  No es el único libro donde se nos ofrece esperanzas y vida eterna!  En Génesis 3 bien podemos constatar el propósito del Eterno creador para con Su creación, “He aquí que el hombre ha venido a ser como uno de nosotros (ELOHIM), en cuanto a conocer el bien y el mal!  Ahora, ¡cuidado¡, no sea que alargue su mano y tome también del árbol de la “vida eterna”, y comiendo de él obtenga VIDA ETERNA PARA SIEMPRE.”

Job fue otro que se hizo la misma pregunta, y él mismo se la respondió, “…todos los días de mi milicia esperaré, hasta que llegue mi relevo.”  (Job 14:14).  El Rey David también sabia acerca de la “vida eterna” cuando nos dice, “—yo, en justicia, por Tu justicia, contemplaré Tu rostro, al despertar me hartaré de Tu imagen” (Salmos 17:15)-  Es así cómo el Eterno, desde un principio, se propuso que el hombre pudiese obtener VIDA  ETERNA. ¡Que pudiese VIVIR PARA SIEMPRE!

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s