Estudios Bíblicos basados en las Sagradas Escrituras Hebreas

C Á P S U L A S

= L  X  I  X=

Por: J.N.Robles Olarte

Millones de personas han sido engañadas, timadas, a seguir una religión falsa y con ello inducir a otros al mismo remolino de desesperación.  El Eterno, el Creador del universo todo, a quien tenemos el gran honor de servir, desea que las “buenas nuevas”de Sus Escrituras lleguen a sus manos – mientras exista una oportunidad de cambiar de rumbo!.  Es probable que para las naciones del mundo ya sea demasiado tarde para cambiar de rumbo, pero usted como individuo puede tener AUN el tiempo suficiente de regresar a Él para su salvación, y evitar la muerte eterna!  No esperemos a que nos llegue lo profetizado en Ezequiel 5:12/13, Isaías 19:22, Isaías 42:25/26, Ezequiel 18:21/23 y Deuteronomio 28:58/67 y 30:1/10.  Realmente estamos ansiosos porque lleguen a entender lo que el Creador tiene reservado para todos aquéllos que se niegan a seguirle.

El corazón de un niño es de una clase tal de pureza y genuinidad  porque no ha tenido las experiencias que otorgan el temor, el miedo, y los daños causados y generados por este mundo malo. Su corazón es uno solo de amor, sonrisas, y gracia. Simpemente existe para ser amado y amar.  Ésta clase de amor es, precisamente, la clase de amor que nuestro Creador tiene para todos y cada una de Sus criaturas. Su amor es la REAL SUBSTANCIA de nuestra existencia, y la razón por la cual fuimos creados. Su amor es amor puro, abierto, transparente y amplio, sin ninguna clase de temores – es ilimitado!  El corazón del ser humano es una maravillosa creación.  Fue creado para poder amar con un perfecto amor. Esa es nuestra naturaleza original, con la que hemos nacido.   Solo que nuestra adversaria, Heylel, Satanás, ha hecho lo imposible para que ese amor se manifieste en nosotros porque ella odia el amor que el Creador nos dispensa y tiene!  Llegará el día cuando Su amor podrá llenar la tierra toda PARA SIEMPRE!

La iglesia más grande de la tierra, y sus hijas protestantes, claman que su fe se basa en dos profecías consignadas en las Escrituras Hebreas, la Tanakh o Antiguo Testamento.  Conjuntamente éstas profecías hablan de un “mesías prometido” que habrá de nacer de una virgen quien, más tarde, será crucificado. Se encuentran descritas en Isaías 7:14 e Isaías 9:6..  Para poder entender ésta última  -Isaías 9:6-  debemos comenzar la historia en Isaías 7:14.  El “signo” del que allí se habla tiene sus inicios en las citas bíblicas existentes entre 2 Reyes 6:23 y 2 reyes 17:6, donde una joven concibe, de su marido, un varón.  Allí se adicionó un “tiempo futuro” que en el original Hebreo no existe; realmente se trata de un príncipe y no del Hombre de Galilea como bien se quiere hacer ver. Nuestro Creador NO NECESITA de un tercero para hacerse conocer entre los que ÉL ha creado con Sus propias manos!

El por qué tratamos de ser ATALAYAS de nuestro Creador para con nuestros hermanos Hebreos, en general, es por lo que implica tanto para ellos como para nosotros!, “Pero el atalaya que viniere ver el castigo y no lo anunciare, por su iniquidad YO demandaré su sangre.  Pero si el INICUO oyere al atalaya y se volviere de su camino, salvará su vida por ello, al igual que el atalaya que lo ha anunciado., dice el Eterno Creador, Vivo YO que NO ME DELEITO en la muerte del inicuo, sin antes que se vuelva de su camino y viva. Volveos de vuestros caminos malos pues ¿Por qué habréis de morir Casa Grande de Israel?  La justicia del justo tampoco le salvará si se volviere un día para hacer el mal; de igual manera el inicuo SI se volviere de su iniquidad y practicare la equidad y la justicia, por ello vivirá, y los pecados No serán traídos a memoria. A cada uno, conforme a su proceder, os juzgaré, Oh Casa Grande de Israel!    Vemos como la justicia de nuestro Creador es perfecta, justa y equitativa. Para una mejor ilustración al respecto sería bueno que estudiaran el capítulo 33 de Ezequiel y, como complemento, estudiar el capítulo 34 del mismo libro de Ezequiel!

Dice el Eterno Creador, “Yo salvaré Mis ovejas, y no serán más una presa.  Suscitaré sobre ellas UN solo PASTOR, para que él las pastoree, es a saber, MI SIERVO DAVID;él las APACENTARÁ, y él será su PASTOR, y no el Hombre de Galilea. Yo, el Eterno, seré el Eterno Creador de ellas, y MI SIERVO David será el príncipe en medio de ellas: Yo el Eterno, lo he dicho. Y conocerán que YO, el Eterno, su Creador, estoy con ellas, y que ellos, la Casa de Israel, son Mi pueblo y vosotros, ovejas Mías, las ovejas de Mi dehesa, HOMBRES SOIS, y Yo Soy el Creador vuestro…”(Ezequiel 34:22/24,30/31)

Otros versos que se toman para “comprobar” que se trata del Hombre de Galilea, son los que se encuentran en el capítulo 13 del libro de Zacarías, versos 1 al 6.  El tiempo al que se refieren éstos versos están muy claros en el verso uno (1), y dice, “..en aquél día”. Los versos 4 y 5 se refieren a falsos profetas, donde uno de e3llos dice que no es profeta sino agricultor. En el verso 6 un personaje pregunta acerca de las heridas que hay en las manos de otro y, por supuesto, hace referencia a la consecuencia que se sufre por creer en dioses e ídolos falsos, como bien lo atestigua el verso 2. Las heridas  en su mano” se refieren al agricultor que hace el papel de profeta.  Se trata simplemente de una descripción del destino que les espera a los “falsos profetas” del mundo religioso, que se han dedicado a enseñar al mundo acerca de un falso dios, que no es el Creador.

¿Hebreos? Si, Hebreos son todos aquéllos que descienden de Heber, uno de los descendientes de SEM.  Por tanto también son SEMITAS puesto que descienden de aquél, uno de los Patriarcas más grandes de la antigüedad!  El Hebreo, como lengua, procede de Heber y es la lengua que ha preservado la palabra de nuestro Eterno Creador.  No fueron los ignorantes y analfabetas que la historia del hombre nos quieren señalar. Fueron, sí, portadores de los conocimientos más avanzados y elevados que, aún en ésta época ilustrada nuestra, no se han podido igualar  La Hebrea es la fe, creencia, o convicción, que Abraham, y sus antecesores, practicaron;  de allí que la conozcamos como FE ABRAHÁMICA en honor a Abraham.  Es la fe o convicción que nuestro Creador espera de todos y cada uno de nosotros para con Él y Sus instrucciones, consignadas en la Torah. Es esa confianza y fidelidad que Abraham practicó para con su Creador, y que bien podemos leer en la narración de Génesis 12:4 al 5, y Génesis 22: 1 al 5, donde se nos da una visión de la verdadera confianzas en un Creador que desea lo mejor para Sus criaturas humanas, y nos demuestra su tierno amor, benevolencia y fidelidad permanentes.  Abraham probó que su confianza en Él era absoluta, genuina. Y el Creador vino a saber de ella cuando Abraham fue probado con aquélla petición  de “dame en sacrificio a tu único, a tu amado Isaac”. Abraham estaba muy seguro que tal orden era para probarle, y que Él proveería, a su tiempo, el animal a sacrificar en Su honor. Una muestra más que el Eterno no solicita ni acepta sacrificios humanos en Su honor! Lo anterior es, básicamente, la Fe de Abraham, LA FE ABRAHÁMICA o Fe Hebrea!

Cuán grande es el amor de nuestro Creador por Su pueblo que nos dice, “Yo os tomaré de entre las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestra propia tierra, la Tierra Santa.  Rociaré sobre vosotros AGUA PURA, y seréis puros; de todas vuestras inmundicias; de todos vuestros ídolos os purificaré.  Os daré un nuevo corazón, y pondré un espíritu nuevo en medio de todos vosotros, quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré uno de carne.  También pondré Mi Espíritu Santo dentro de vosotros, y haré que andéis en Mis estatutos, guardéis Mis Leyes, y las pongáis por obra. Y habitaréis la tierra que di a vuestros padres, y vosotros seréis DE NUEVO Mi pueblo, y Yo seré vuestro Eterno Creador y Padre”( Ezequiel 36:24 al 28)

Existe sólo una DEIDAD, un solo ELOHIM, un Eterno Creador! Pocas personas que dicen seguir las Escrituras Hebreas se atienen a éste principio vital,  pilar de la Fe escritural con todas sus implicaciones. . El Creador mismo habla en primera persona a través de las palabras de Isaías 43, “…os He escogido con el propósito que podáis conocerme y creáis en Mí, y entiendan que Yo Soy ÉL; que delante de Mi no hay ni ha habido otro Creador o alguna otra deidad, que no habrá otra después de Mi. Yo, sólo Yo, soy el Eterno Creador, y no existe otro SALVADOR fuera de Mí.” (Verso 10) Éste es un pasaje increíblemente cierto, para tener en cuenta y no olvidar nunca; fundamento absoluto de nuestra Fe Abrahámica, para que “los hombres puedan conocer, de una vez por todas, que desde el nacimiento hasta la puesta del sol NO EXISTE otro igual a MÍ, porque YO SOY el Eterno, y NO EXISTE otro” (Isaías 45:6)

En atención a lo que nos describe Salmos 145, versos 3,8/10 con respecto a nuestro único y verdadero Creador, el YHWH de la antigüedad, el despliegue que allí se hace y menciona es una secuencia de respuestas bien descriptivas para poder llegar a conocer en verdad a nuestro único Creador. Para entenderlo y comprenderlo correctamente, conocimiento que es vital,  es llegar a captar lo que el TEMOR REVERENCIAL  significa e implica en nuestra adoración personal. Sin éste temor reverencial  -diferente al temor que las otras religiones del mundo enseñan y practican-  no podrá existir una correcta relación con nuestro Creador, como tampoco se podrá practicar el AMOR que Él requiere de nosotros..  Ello se debe a que, “El Eterno, nuestro Creador, es la DEIDAD de los otros dioses, y Señor de señores, el Grande, el Poderoso, y el temible CREADOR” que el mundo ha rechazado por adorar lo fraudulento (Deuteronomio 10:17). El “TEMOR REVERENTE” hacia el Eterno Creador, el ÚNICO, es el comienzo de la SABIDURÍA y el fundamento esencial de todo lo demás, como bien lo describe Salmos 111:10.

En el Hebreo existen tres (3) palabras que se relacionan, directamente, con el Carácter del Creador! Jeremías 9:23/24 dice, “…Yo Soy el Eterno, que hago MISERICODIIA, JUICIO, y JUSTICIA en la tierra…en éstas cosas Me complazco”. Ellas son HESED, MISPATH y TZEDEKAH . La primera de ellas es la “MISERICORDIA” que, en oportunidades, se traduce como “compasión, amor o generosidad”. En Oseas, Él nos dice, “Me deleito más en la Misericordia que en el sacrificio” (verso 6). La segunda se traduce, por lo general como “justicia” y también como “imparcialidad, equidad, limpieza”, características éstas que se describen. también, en Miqueas 6:8, “Dejad que la justicia corra como el agua” (Amós 5:24). El tercero, por lo general, se liga con el concepto de “justicia” ya que están íntimamente relacionados. Éstas características son las que adornan a nuestro Creador, y Él pone el ejemplo para que nosotros Le imitemos. Todos aquéllos que lleguen a conocer al Creador, a Su camino por Él diseñado, deben apre3nder a deleitarse en el HESED que es el corazón de las otras virtudes esenciales para poder estar en armonía con nuestro Padre y Creador. (Salmos 33:5 & 89:4)

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s