Jesús no tiene historia    1.1. No existe fuente

 Jesús no tiene historia

 

 

  1.1. No existe fuente primaria que  hable de Jesús en primera persona.

1.2 No hay historiadores de la época que mencione a Jesús. Suetonio (65-135) no lo hace, sólo los cristianos Paulistas lo mencionan sin hace. Plinio el Joven  tampoco lo comentario alguno.  Tácito menciona a Jesús, pero lo más probable es que ello sucedió después de un siglo de predicación cristiana. Tácito simplemente estaba reaccionando a estos rumores, o probablemente estaba hablando de uno de los muchos otros Mesías que existieron en tiempos de Josefo un historiador metódico, preciso y específico de la época que menciona a Juan el Bautista, a Herodes, Pilatos y muchos otros aspectos de la vida judía, pero no menciona a Jesús. (La obra Flavianum The Testimonium ha demostrado ser un fraude Cristiano del Siglo III). Una vez menciona a un Jesús, pero no da más información que él es un hermano de Santiago. Jesús, tampoco, fue un nombre poco común. Justus, otro historiador judío que vivió en Tiberias (cerca de Cafernaum, un lugar frecuentado por Jesús), no menciona a Jesús ni a ninguno de sus milagros. Es sólo la evidencia de escritores posteriores, que escribieron en esos primeros tiempos, en donde nos encontramos con un Jesús. Lo que es más sorprendente (Jesús pudo simplemente haber sido desconocido por los historiadores locales) es que los académicos señalan que los propios evangelios no aluden las fuentes históricas de primera mano!

“Los cuatro Evangelios que, finalmente conformaron el Nuevo Testamento, por ejemplo, son todos anónimos, escritos en tercera persona y refiriéndose a Jesús y sus compañeros. Ninguno de ellos contiene una narración que esté en  primera persona (“Un día, cuando Jesús y yo entramos en Capernaum …”), o que hable de las reclamaciones que se escriben por un testigo o acompañante de un testigo presencial. ¿Por qué entonces llamamos tales evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan? Porque en algún momento, en el siglo II, cuando los cristianos proto-ortodoxos reconocieron la necesidad de las autoridades post-apostólicos, atribuyeron estos libros a los apóstoles (Mateo y Juan) y otros compañeros cercanos a los apóstoles (Marcos, el secretario de Pedro, y Lucas, el compañero de viaje de Pablo). La mayoría de los estudiosos de hoy día han abandonado estas identificaciones, y reconocen que los libros fueron escritos por desconocidos pero que eran, relativamente, cristianos bien educados, pero de habla griega; y escritos durante la segunda mitad del primer siglo.

 

Tomado de la obra”Cristianismos perdidos” por Bart Ehrman (2003)

Tome el Evangelio de Juan, por ejemplo:

“El nombre de JUAN era muy común […]. A pesar de que el Evangelio y las Epístolas de Juan, no pretenden ser escrito por alguien con ese nombre, el libro de las Revelaciones no lo es (ver Apocalipsis 1:9). Pero el autor no pretende ser Juan, hijo de Zebedeo, uno de los apóstoles de Jesús. De hecho, en una escena de “Juan” tiene una visión del trono de Dios rodeado por veinticuatro ancianos que lo adoran para siempre (Apoc. 4:4, 9-10). Estos veinticuatro ancianos se toman, por lo general para referirse a los doce Patriarcas de Israel y los doce apóstoles. Pero el autor no da eninguna indicación de que él los esté viendo en persona. Probablemente, entonces, este no fue el apóstol. Y de esta forma, el libro se convierte en uno anónimo y que, posteriormente, es aceptado por los cristianos como uno canónico porque creían que el autor era, de hecho, el discípulo de Jesús aquí en la tierra. “

 

Lo que sigue, a continuación, se ha tomado de “Cristianismos Perdidos” de Bart Ehrman (2003)

1.2. No hay evidencia alguna de la historia del nacimiento de Jesús

Esta sección está tomada de “El nacimiento de Jesús y la historia de la Navidad: Pagana y Antihistórico”, conclusiones” de Vexen Crabtree (2000).

Tal enseñanza se deriva de los mitos paganos; las historias del nacimiento de Jesús son muy dudosas, y es muy probable que todas estas creencias fueron escritas a posteriori por los escritores de los evangelios romanos, o se asumieron como tal desde el principio. No existen pruebas o razones para creer que en realidad ocurrieron. Eventos como la matanza de todos los niños varones en el reinado de Herodes, simplemente no pudieron haber pasado desapercibidos; estos mitos paganos fueron asumidos, sin embargo, como de salvadores “Dios-Hombre”. Y la Navidad moderna no es sino una combinación de prácticas paganas, y antigua. Su naturaleza ecléctica hace que sea un evento multicultural propicio para su apropiación como tal por casi cualquier persona, incluidos los acérrimos laicistas. La existencia de Jesús sigue siendo un misterio, que no podemos validar, incluso los hechos más simples acerca de su nacimiento, y este hecho ha llevado a algunos estudiosos a dudar de la existencia de Jesús.

1,3. No hay evidencia para la historia de la crucifixión y resurrección de Jesús

Esta sección está tomada de “La Fachada de la Crucifixión”, conclusiones” de Vexen Crabtree (2002).

La historia de la crucifixión de Jesucristo es mítica,  se basa en las religiones paganas, y no tiene sentido alguno:

1.Exíste una ausencia total de pruebas de los hechos descritos – existen autores que mencionan los eventos fenomenales que supuestamente ocurrieron en el momento de la resurrección de Jesús, y no hay registro alguno, en primer lugar, del Jesús crucificado. Esto es a pesar de que varios historiadores de la época mantuvieron extensos registros de eventos en la época, especialmente de eventos inusuales y de las malas acciones de los gobernantes. Los únicos registros que tenemos son los escritos por los mismos cristianos, los evangelios. Y dentro de cada uno de tales evangelios casi todos esos detalles de la crucifixión y la resurrección, son diferentes entre sí. Detalles muy importantes, como las últimas palabras de Jesús, son tan diferentes que parece ser que simplemente son fabricados por los autores. Los primeros cristianos no supieron acerca de los detalles simples como dónde fue enterrado Jesús.

2. La mayoría de los detalles de la muerte y la resurrección de Jesús son similares a los mitos existentes alrededor de todos aquéllos hombres-dioses de la época. Las similitudes con los Cristos de otras religiones paganas están increíblemente detallados, tanto es así que los “padres de la Iglesia” tuvieron que defenderse contra los críticos paganos que decían que las historias de Jesús no eran más que historias paganas con nuevos nombres.

2. ¿De dónde provinieron las historias sobre Jesús?

2.1. Jesús fue un líder del culto Judío Mesiánico

Una creencia muy común y aceptado (en parte, si no en su totalidad) por los cristianos liberales fue el de que si alguien decía ser un profeta y mesías (hubo muchas de esas personas que aparecieron entre los Judios) ese fué el Jesús histórico. Su historia de vida se ha mezclado con los mitos paganos más antiguos, y es muy difícil para nosotros ver la verdadera vida o mensaje en la medida en que tenemos poca o ninguna información sobre él; es ineficaz sin base histórica, ya que la cifra real se oscurece por el mítico.

Los mitos de “Dios-hombre” eran muy populares y pre-fechados al Jesús Dios-Hombre por miles de años. Todos ellos comparten un formato común que (“mitos que vegetan”) es aquél de que el “Hijo de Dios”, tiene 12 discípulos, y es traicionado y asesinado por un traidor. Mitos populares, tales como el nacimiento virginal, los milagros, el curar a los ciegos y a los mancos también son aspectos conocidos y comunes de estos mitos. Como tal, se suponía que este tipo de eventos fueron verdad en el Jesús histórico. Estos mitos se entretejieron entre las historias de alguien que pudo haber sido real. Muchos judíos se convirtieron por los dichos atribuidos a este personaje y, también, los dichos de Juan el Bautista. Las historias sobre los discípulos se asumieron como si fuesen verdad y no simplemente historias simbólicas como creían los originales cristianos gnósticos. Una vez que la gente escribió pseudo-epigráficamente  los nombres de los discípulos, ellos los aceptaron como ciertos. El resto es historia pero, en principio, se basa en cuentas  erróneas pseudo-históricas.

2.2. Las hipótesis de los Misterios de Jesús: Jesús fue otro misterio de la Religión Dios-Hombre”.

 

“Los Misterios de Jesús” por Timothy Freke y Peter Gandy (1999) [Reseña del libro]

Tal vez de todas  las teoría históricamente más correctas es aquella de que el cristianismo empezó siendo mucho más gnóstica a partir del Siglo segundo en adelante, y que las historias acerca de Jesús y los discípulos coinciden con las de otras Religiones de Misterios y Religiones Paganas, precisamente porque el cristianismo mismo fue una religión más de Misterios. Literalmente el cristianismo, tal como lo conocemos hoy, se basa en los misterios exteriores de esta religión pagana espiritual. Esto explica por el qué los centros históricos del cristianismo fueron de carácter gnósticos cuando los cristianos literales volvieron a investigar su pasado, y el por qué tantos elementos de dios-hombre paganos forman parte del cristianismo. También explica el por qué ninguno de los eruditos de esa época menciona a Jesús o los milagros efectuados en su vida porque, incluso, los mismos cristianos sabían que se trataban de historias simbólicas, no  de hechos reales. Más tarde, los cristianos tuvieron que defender su “nueva” religión contra aquellos críticos que sabían que, aún, ésta misma no era sino otra copia de los típicos “hijos de un dios- salvador” de las religiones de aquélla época:

“La historia de Jesús bien se puede esperar que se vea como si fuese una igual a otras que trata de “hombres-dioses”. Los “Padres” de la iglesia cristiana temprana, como Justino Mártir († 165), Tertuliano († 225), e Ireneo (m. 202) se sintieron obligados a responder a los críticos paganos de la época que afirmaban que la historia de Jesús se basa en tradiciones anteriores. Los “Padres alegaron que las similitudes eran obra del diablo, quien copió la historia de Jesús antes de tiempo para engañar a los ingenuos

“Dios, la Hipótesis del Error: Cómo la ciencia demuestra que Dios no existe” por el Prof. Victor J. Stenger (2007)

2.3. La Historia condujo al cristianismo:

La primera parte de esta sección se ha tomada de “Tipos del cristianismo en la historia: ¿Quiénes fueron los primeros cristianos:?. El progreso del paganismo hacia el cristianismo” por Vexen Crabtree (2003).

Elementos similares a todos los tipos de la religión cristiana que fueron comunes dentro de las anteriores religiones de misterios, y paganas, incluyen una gran parte del contenido religioso de la cristiandad misma. Todos los elementos de la vida de Jesús,  así como los acontecimientos en torno a su nacimiento, muerte y ministerio, ya eran parte de los mitos que rodeaban a otros hombres-dioses de la época. Elementos periféricos como el hecho de los doce discípulos estuvieron, igualmente, presentes en otras religiones mucho más antiguas y, a veces, con una cantidad asombrosa de duplicaciones. Los críticos del cristianismo del primer Siglo expresaron sus acusaciones de que el “cristianismo no era más que otra copia de las religiones paganas comunes”.

Todas las verdaderas palabras y enseñanzas de Jesús no fueron nuevas, y buena parte de los discursos atribuidos al Jesús de esos tiempos se parecen más a colecciones de dichos tanto judíos como paganos. Incluso, los distintos textos como el Sermón del Monte no son únicos. Si eliminamos todo el contenido de lo que Jesús no pudo haber escuchado y repetido, no hay nada más nuevo allí. Si eliminamos los elementos de la cristiandad, que son copias de pensamientos y religiones  ya existentes, no queda nada!  Incluso, muchos de los dichos posteriores de los cristianos no son únicos; más bien parece que Jesús no enseñó nada nuevo, a nadie, que ya no estuviese presente en la cultura común de la época. Esto nos muestra que no sólo el cristianismo siguió adelante sino que, como era de esperar, se basó en el pensamiento histórico anterior, sino que con ello, ni siquiera, era necesario creer en un “Dios”, y menos en los eventos sobrenaturales con el fin de que se le acotase a la historia del cristianismo.

Stephen Hodge, muy sutilmente, enumera muchas de las similitudes encontradas en los Rollos del Mar Muerto para la enseñanza y la organización de la cristiandad judía. También llega a la conclusión de que estos documentos judíos hacen menos revolucionarias  las enseñanzas y  apariencias del cristianismo judío: “La colección de los Manuscritos del Mar Muerto es realmente una sección transversal inestimable del material religioso que revela, por primera vez, cuán rica y variada es la vida espiritual judía en ese momento. Los rollos ofrecen un paisaje intelectual y devocional en la que Jesús, y su movimiento, se pueden colocar. Ya no es el cristianismo judío parezca un hecho aislado inexplicable. […] En otras palabras, el verdadero valor de los Rollos del Mar Muerto es que ayuda a proporcionar un contexto real para lo que habría de convertirse en el cristianismo. Por ejemplo, nos dicen cuán generalizada, entre los Judíos, fue la expectativa y anhelo de un Mesías salvador en ese momento, y que ya existía una serie de teorías sobre el papel que se esperaba de este Mesías en el mundo del judaísmo. Los rollos también revelan acerca de la expectativa que se encuentra en los Evangelios, la que trata acerca del fin inminente del mundo, además de convertirse en la creencia dominante en muchos sectores allá en Judea.

Todos los estudiosos de la Biblia están de acuerdo que, además de su valor intrínseco, los rollos sectaristas son de una enorme importancia como antecedente a las condiciones sociales y religiosos de Judea que llevaron al surgimiento del cristianismo. [… Existen] sutiles consecuencias que se pueden derivar de los Textos de Qumrán, ya que no sólo ofrecen interesantes paralelismos en los conceptos y prácticas cristianas, sino que tienden a reducir la singularidad del “movimiento de Jesús. “

“Los Rollos del Mar Muerto” de Stephen Hodge (2001)

“El único hombre pre-cristiano a ser sepultado, resucitado y deificado en vida, que yo sepa, es el dios tracio Zalmoxis (también llamado Salmoxis o Gebele-‘izis), que se describe en la obra de Herodoto(4,94-96) a mediados del Siglo V, Antes de la Era Cristian (A.E.C) y que también se menciona en la obra Cármides de Platón (156d-158b) a principios del cuarto siglo A.E.C. Según el hostil relato de informantes griegos, Zalmoxis  fue enterró vivo, diciendole a sus seguidores que resucitaría en tres años, pero se limitó a residir en una vivienda oculta, todo este tiempo. Su inevitable “resurrección” condujo a su divinización, y una religión que le rodeó, que predicó la inmortalidad celestial para los creyentes, y que persistió durante varios siglos.

El único caso, que yo sepa, de un dios, pre-cristiano, que realmente fue crucificado y resucitado es la de Inanna (también conocida como Ishtar), una diosa sumeria cuya crucifixión, resurrección y escape del inframundo se narra en tablillas cuneiformes, inscritas cerca del 1500 A.E.C., lo que nos demuestra que es una tradición muy antigua “.

Richard Carrier nos dice, en la obra Los Infieles, lo siguiente:

2.4. Jesús y otros hombres-dioses son personificaciones del dios Sol

“La razón por la que todas estas narrativas son tan similares, la un hombre-dios que es crucificado, y resucitado, que hace milagros y tiene 12 discípulos, es que estas historias se basan en los movimientos del sol a través de los cielos, un desarrollo astro-teológico que bien se puede encontrar en todo el planeta porque, simplemente, el sol y los 12 signos del zodiaco se pueden observar en todo el mundo. En otras palabras, Jesús el Cristo, y todos los demás, los que  predican este personaje son personificaciones del sol, y la fábula-Evangelio no es más que una repetición de una fórmula mitológica (el “Mythos”, como ya se mencionó anteriormente) que gira en torno a los movimientos del Sol, a través de los cielos.

Por ejemplo, muchos de los hombres-dioses crucificados del mundo tienen su cumpleaños tradicional el 25 de diciembre. Esto es porque los antiguos reconocieron que (desde una perspectiva centrada en la tierra) el sol hace un descenso anual hacia el sur, hasta el día 21 de diciembre o el 22   -solsticio de invierno-   cuando deja de moverse hacia el sur durante tres días y luego comienza a moverse, de nuevo, hacia el norte. Durante este tiempo los antiguos declaraban que “el Dios-Sol” había “muerto” durante tres días, y “nacido de nuevo” el día 25 de diciembre. Los antiguos se dieron cuenta, muy abundantemente, que necesitaban el sol para volver todos los días y que iban a estar en serios problemas si el sol continuaba moviéndose hacia el sur y no se detiene ni revierte su dirección. Por lo tanto, estas diferentes culturas celebraban el cumpleaños del “Dios-Sol”  el día del 25 de diciembre. Las siguientes son las características del ” Dios-Sol”:

• El sol “muere” por tres días, a partir del 22 de diciembre que es  el solsticio de invierno, cuando se detiene en su movimiento hacia el sur, para nacer de nuevo o resucitar el día 25 de diciembre, que es cuando reanuda su movimiento hacia el norte.

• En algunas áreas, el calendario comenzó originalmente en la Constelación de Virgo, y el Sol, por lo tanto, se le denomina como “nacido de una virgen”.

• El Sol es la “luz del mundo”.

• El Sol “viene sobre las nubes, y todo ojo le verá”

• El Sol sale por la mañana y por ello es el “Salvador de la humanidad”

• El Sol lleva una “corona de espinas”, corona o halo.

• El Sol “camina sobre el agua”

• Los “seguidores” del Sol son “ayudantes” o “discípulos” representan los 12 meses y los 12 signos del zodíaco o constelaciones, a través de los cuales el Sol debe pasar.

• El sol a las 12 horas, está en la casa o templo del “Altísimo”, por lo que “él” comienza “la obra de su Padre” a la  “edad de 12 años”

• El Sol entra en cada signo del zodiaco a los 30 º de inclinación, por lo que el ” Dios-Sol”, comienza su ministerio a la “edad de 30 años”

• El Sol está colgado en una cruz de estrellas,  “crucificado”, que representa su paso a través de los equinoccios; y el equinoccio vernal es Pascua, momento en el que resucita.

“Orígenes del cristianismo” por Acharya S.

3. ¿Quiénes fueron los primeros cristianos?

Pues si Jesús existió lo sabemos porque, a ciencia cierta, existen cristianos. Cuando nos enteramos de las formas más antiguas de la cristiandad y miramos a los primeros cristianos, podemos notar que, incluso si hubiese existido Jesús, el cristianismo mismo sabe que, ciertamente, no fue la forma en la que fue destinado a ser.

1. Los cristianos ebionitas eran los verdaderos cristianos: hablaban arameo como Jesús y sus apóstoles, y bien habrían sido los testigos judíos para el ministerio y la predicación de Jesús. Desde este punto de vista, las enseñanzas de Jesús se propagan. También, sin embargo, se propagan las de Saulo de Damasco, que cambió su nombre por el de Pablo y quien predicó una versión anti-ebionita del cristianismo a los gentiles, mucho más fácil de seguir y más popular.

2. Los cristianos gnósticos contaban con historias, mitos y creencias que son exactamente las mismas que practicaban los cristianos en sus muchos y pequeños detalles; las creencias gnósticas  son anteriores a las de los cristianos por más de 200 años. Ellos entendieron lo que los relatos del Nuevo Testamento realmente significaban. Que Jesús en realidad no existió, y que tales relatos eran solo una colección de tales historias anteriores, re-escrita en griego, con nombres griegos. Este es el enfoque adoptado por los historiadores como Freke y Gandy.

3. Los cristianos/Paulinos/romanos cristianos: Cuando la instancia romana, con el respaldo del cristianismo, fue en busca de los antiguos centros de la cristiandad, descubrieron con horror que los ebionitas y los pre-antiguos fueron gnósticos. Su respuesta no cristiana fue la de editar versos, quemar libros, detener y hostigar a los otros cristianos pobres hasta que no quedó ninguna oposición. Esa ha sido la conducta del cristianismo que hemos heredado del Imperio Romano  y que está muy lejos de ser lo que originalmente fue el cristianismo.

“Tipos del cristianismo en la historia: ¿Quiénes fueron los primeros cristianos?”

Vexen Crabtree (2003)

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s