ESTUDIOS SOBRE LAS ESCRITURAS HEBREAS

C  Á  P  S  U  L  A  S

1 5 3

Por: J.N.Robles Olarte

 

 

PROFECIAS ACERCA DE DAVID COMO EL MASHIACH

 

El mundo de todas las religiones, de factura humana, se han dedicado a predicar acerca de  un  Mesías o Mashiach falso. En particular, en el mundo del cristianismo, la mayoría ha aceptado  y de hecho  ha adoptado a uno que no es el Mashiach, y mucho menos primogénito del Eterno Creador. Desde el segundo libro de la Torah se viene afirmando que nuestro creador escogió a Israel como Su PRIMOGÉNITO.  “22 Y dirás a Faraón: Así dice el ETERNO tu CREADOR: Israel es Mi hijo, mi primogénito.” (Éxodo 4:22).  y se confirma, de nuevo, en el cuarto libro de los Profetas Posteriores o Nevi´im A´haronim “1 Cuando Israel era niño, yo le amé, y desde Egipto llamé a Mi hijo.” (Oseas 11:1).  Debemos recordar siempre que nuestro Creador es consistente con todo lo que anuncia, ya que Él no es un ser humano para que mienta, y siempre cumple con lo que promete!. El Salmista canta y dice lo siguiente acerca de David, el futuro y único Mashiach,  17 (18) Esté Tu mano, Padre Eterno, sobre el hombre que estará a Tu diestra (David Rey, vuelto a la vida), sobre el hijo de Adán que para ti escogiste y fortaleciste.” (Salmos 80:18). Notemos que ese Mashiac es y será uno que procede de hombre, un “hijo de Adán”. Por la misma razón que todos nosotros somos hijos de nuestros padres que nos engendraron, de la misma forma llegaremos a ser hijos del Creador por Su engendramiento “espiritual” en todos y cada uno de nosotros que califiquemos para ello!

En el libro de los Salmos, el primero de los que  se conocen como LAS ESCRITURAS o K´THUVIM, existe una profusión de referencias acerca del Mashiach, como también de las bendiciones que nuestro Creador dio a ese  quien Él escogió como “Su Primogénito”.  “1 Oráculo del Eterno (aquí habla el Profeta Elías)  a mi Señor (David): Siéntate a Mi diestra, hasta que Yo haga de tus enemigos el estrado de tus pies.  2 El cetro de tu poder lo extenderá el Eterno Creador desde Sión: ¡dominarás en medio de tus enemigos!  3 Para ti el principado desde el día de tu nacimiento, en esplendor sagrado desde el seno, desde la aurora de tu juventud.” (Salmos 110:1, 2, 3). Éstas son maravillosas promesas que el mundo ha echado a un lado para inclinarse a las falacias de las iglesias establecidas en nuestro mundo infiel y pagano!

En los cantos de David, que se encuentran en los Salmos, también podemos leer acerca de sus acciones y las de su Padre Celestial para con él,  “7 (Habla David) Voy a anunciar el decreto del Eterno Creador: Él me ha dicho: «Tú  -David-  eres mi hijo; Yo te he engendrado hoy.  8 Pídeme, y te daré en herencia las naciones, y en propiedad los confines de la tierra.” (Salmos 2:7, 8). Aquí lo tenemos en palabras claras y concisas: el Creador hace “hijo Suyo” a David, lo engendró con SU ESPÍRITU SANTO, y le habrá de dar en herencia las naciones del mundo, hasta los confines de la tierra! Más aún, Él nos afirma, “26 (27) «El (David) me invocará  y dirá: ¡Tú eres, mi Padre, mi Creador y la  Roca de mi salvación!  27 (28). (Aquí, de nuevo, habla el Creador) Y yo haré de él Mi primogénito, el Altísimo entre los reyes de la tierra. 28 (29) «Le guardaré Mi amor por siempre, y Mi alianza será leal con él;  29 (30) Yo estableceré su estirpe para siempre, y su trono como los días de los cielos.” (Salmos 89:26, 27, 28, 29).  No se hace mención alguna de un Hombre de Galilea, de un “Jesús” que no llenó los requisitos para llegar a ser un “hijo del Creador”, y menos “dios” porque, éste calificativo, se le debe asignar al de los paganos. Los que  califiquen ante el Creador para llegar a ser “Sus hijos” debe primar la “obediencia incondicional” que Él nos exige, y que bien podemos ver  en el maravilloso y aleccionador ejemplo de Abraham para con Él; ejemplo que todos debemos imitar para  poder llegar a ser hijos, “testigos, y siervos,  del Eterno Creador (Isaías  44:1 y 21).

 

 

LECCIONES DE NEHEMIAS PARA EL MUNDO ACTUAL

 

En nuestro mundo material tan transitorio y cambiante bien se pueden aplicar las palabras de Salomón en el  capítulo uno (1) del libro del Eclesiastés, “9 Lo que fue, eso será; lo que se hizo, ese se hará. Nada nuevo hay bajo el sol.” . De igual forma, la historia del hombre se repite una y otra vez,  Más aun, cuando la continuada desobediencia del hombre se perpetúa –como así ha sucedido-   las consecuencias siguen siendo las mismas: castigo!.

En el onceavo libro de las  Sagradas Escrituras Hebreas,  las ESCRITURAS o K´THUVIM, tenemos el capitulo nueve (9) de NEHEMIAS donde se nos recuerda a los humanos lo que el Pueblo del Creador, y todo el mundo,  debemos hacer para poder recibir Su misericordia y Su perdón!

En aquella oportunidad del pasado, el pueblo de Israel se había desenfrenado en todos los aspecto que tenían que ver con Su Ley y  Sus Preceptos. ”… entonces ellos se pararon y confesaron sus propios pecados como de las iniquidades cometidas por sus padres.”( 9:3). Ésta actitud de arrepentimiento sincero es la misma que debemos, ahora, practicar para poder tener acceso a Él y obtener de nuevo Sus bendiciones. Clamemos, al igual que lo hicieron, en aquélla oportunidad, los sacerdotes Levitas, y el pueblo con las siguientes palabras, “”Levantémonomos, y bendigamos al ETERNO CREADOR, nuestro Soberano o Elohim  desde la eternidad pasada hasta la eternidad futura; digamos: “¡Bendito sea Tu Glorioso Nombre, exaltado sobre toda bendición y alabanza! 6 “Tú eres el ETERNO CREADOR, solo Tú. Tú hiciste el cielo, el cielo de cielos, con toda su formación, la tierra y todas las cosas que hay en ella, los mares y todo lo que en ellos hay, y Tú lo preservas todo. El ejército de Tus ángeles, allá en el cielo,  cielo Te alaban. 7 “Tú eres ETERNO, Elohim, que escogiste a Avram, lo trajiste fuera de Ur-Kasdim y le diste el nombre de Avraham. 8 Viendo que él fue fiel a Ti, Tú hiciste un Pacto con él, como fue el de darle la tierra de los Cananeos, los Hititas, Emoritas y Perizeos, los Yevusitas y los Girgisheos, para darla a sus descendientes; y has hecho lo que has prometido, porque Tú eres justo.” (9:5,6,7,8)

A continuación, y hasta el verso 16, se describen los favores y milagros que el Eterno hizo para Su pueblo amado en aquéllos años pretéritos, así : 9 Tú viste la aflicción de nuestros padres en Egipto, y escuchaste su clamor junto al mar de Suf. 10 Contra Faraón obraste señales y prodigios, contra sus siervos y todo el pueblo de su país, pues supiste que eran altivos con ellos. ¡Te hiciste un nombre hasta el día de hoy!  11 Tú hendiste el mar ante ellos: por medio del mar pasaron a pie enjuto. Hundiste en los abismos a sus perseguidores, como una piedra en aguas poderosas.  12 Con columna de nube los guiaste de día, con columna de fuego por la noche, para alumbrar ante ellos el camino por donde habían de marchar.  13 Bajaste sobre el monte Sinaí y del cielo les hablaste; les diste normas justas, leyes verdaderas, preceptos y mandamientos excelentes; 14 les diste a conocer tu santo sábado; les ordenaste mandamientos, preceptos y Ley por mano de Moisés, tu siervo.

15 Del cielo les mandaste el pan para su hambre, para su sed hiciste brotar el agua de la roca. Y les mandaste ir a apoderarse de la tierra que tú juraste darle mano en alto.” 

A pesar de estos milagros descritos, el pueblo vuelve a sus andanzas de desobediencia, y vemos como  “16 Altivos se volvieron nuestros padres, su cerviz endurecieron y desoyeron Sus mandatos.  17 No quisieron oír, no recordaron los prodigios que con ellos hiciste; endurecieron la cerviz y se obstinaron en volver a Egipto y a su servidumbre. Pero Tú eres el ETERNO CREADOR de los perdones, clemente y entrañable, tardo para la cólera y rico en bondad. ¡No los desamparaste!  18 Ni siquiera cuando se fabricaron un becerro de metal fundido y exclamaron: «¡Este es nuestro “dios” que nos sacó de Egipto!» (grandes desprecios Te hicieron con ello).  19 Tú, en tu inmensa ternura, no los abandonaste en el desierto: la columna de nube no se apartó de ellos, para guiarles de día por la ruta, ni la columna de fuego por la noche, para alumbrar ante ellos el camino por donde habían de marchar.  20 Tu Espíritu Santo y bueno les diste para instruirles, el maná no retiraste de su boca, y para su sed les diste agua.  21 Cuarenta años los sustentaste en el desierto, y nada les faltó: ni sus vestidos se gastaron ni se hincharon sus pies.  22 Reinos y pueblos les donaste, y las tierras vecinas repartiste: se apoderaron del país de Sijón, rey de Jesbón, y del país de Og, rey de Basán.  23 Y multiplicaste sus hijos como estrellas del cielo, los llevaste a la tierra que a sus padres dijiste que entrarían a poseer.  24 Llegaron los hijos y tomaron el país, y Tú, ante ellos aplastaste a los habitantes del país, los cananeos, los pusiste en sus manos, con sus reyes y las gentes del país, para que los trataran a merced de su capricho.  25 Ciudades fuertes conquistaron y una tierra generosa; y heredaron casas de toda suerte de bienes rebosantes, cisternas ya excavadas, viñas y olivares, árboles frutales sin medida: comieron, se saciaron, engordaron, se deleitaron de Tus inmensos bienes.”(9:16 al 25). Esta descripción acerca del pueblo de Israel, es la misma que hoy día está viviendo tanto Israel como el resto del mundo.  ¡Es una pena que nuestro pueblo se haya desviado del Camino señalado por nuestro Creador!

Y sigue la descripción de más infidelidades, mismas que hoy pululan en nuestra sociedad como las siguientes  que nos dan una muestra de cuan paciente es Él, y cuanto amor siente por Su Pueblo, “26 Pero después, indóciles, os habéis rebelado contra Mi, arrojando Mu Ley a vuestras espaldas, matando a los profetas que os conjuran a convertirse a Mi; (grandes desprecios Me ha estado haciendo).  27 Tú nos  entregarás, en poder de nuestros enemigos que nos opriman. Durante tal opresión clamaremos hacia Ti, y Tú nos escucharas desde el cielo; y en Tu inmensa ternura nos mandarás salvadores que nos libraran de las manos opresoras.  28 Pero, apenas en paz, volvéis a hacer el mal ante Mi, y Tú nos dejarás en mano de nuestros enemigos que nos oprimirán. Ellos de nuevo gritarán hacia Ti, y Tú escucharás desde el cielo: ¡muchas veces, por ternura, los has salvado!  29 Nos has conminado nuestros errores para que volvamos a Tu Ley, pero ellos en su orgullo no han escuchado Tus mandatos; contra Tus normas pecan, contra aquellas que, cumplidas, dan la vida; dan la espalda, endurecen su cerviz y no escuchan.  30 Has tenido paciencia con nosotros durante muchos años; nos has advertido por intermedio de Tu Santo Espíritu, y por boca de tus profetas; pero no hemos escuchado. Y nos  has puesto en manos de las gentes de los países gentiles.””

Esta descarnada descripción es una realidad que practica el mundo todo, incluyendo el pueblo de Israel, y  por ello la seriedad inaplazable que deben tener, para todos nosotros, éstas palabras proféticas de Nehemías.

Pero tan grande es el amor del Creador por Su pueblo, y por el mundo, obras de Sus manos, que nos da aliento por intermedio de las palabras de Nehemías para qué sigamos adelante y podamos  acercarnos a Él  y así poder llegar a obtener la felicidad que tanto hemos anhelado, “”31 Mas en Tu inmensa ternura no nos has acabado, no nos has abandonado, porque eres Tú un ETERNO CREADOR  clemente y lleno de ternura.  32 Ahora, pues, oh PADRE nuestro, tú, CREADOR grande, poderoso y temible, que mantienes la alianza y el amor, no menosprecies esta miseria que ha caído sobre nosotros, sobre nuestros reyes y príncipes, nuestros sacerdotes y profetas, sobre todo Tu pueblo, desde los tiempos de los reyes de Asiria hasta el día de hoy.  33 Has sido justo en todo lo que nos ha sobrevenido, pues Tú has sido fiel, y nosotros malvados:  34 nuestros reyes y jefes, nuestros sacerdotes y padres no han guardado Tu Ley, no hemos hecho caso de los mandamientos y dictámenes que Tú nos diste.  35 Mientras ellos vivieron en su reino, entre los grandes bienes que tú les regalabas, y en la espaciosa y generosa tierra que tú les  preparaste, ellos no Te sirvieron ni se convirtieron de sus malas acciones.  36 Míranos hoy a nosotros esclavos, en el país que habías dado a nuestros padres para gozar de sus frutos y bienes, mira que aquí en servidumbre nos sumimos.  37 Sus muchos frutos son para los reyes de otras naciones, que por nuestros pecados tú nos impusiste, y que a capricho dominan nuestras personas, cuerpos y ganados. ¡En gran angustia nos hallamos!”

Si!  Todo lo anterior es la realidad actual de nuestro pueblo, y del mundo en general. ¡Estamos sumidos en la ignorancia acerca del verdadero Creador, y adorando a uno, al Hombre de Galilea, que no es sino un “dios falso” . Busquemos, pues, al verdadero y ÚNICO, al ETERNO CREADOR y hagamos según éstas instrucciones, 30(29)…”Nosotros viviremos por la Toráh del ETERNO, dada por Moshe el siervo del Elohim, y guardaremos y obedeceremos todos los mitzvot (mandatos o preceptos), estatutos y leyes del ETERNO CREADOR nuestro Elohim (Soberano).”” (Nehemías 19:30b)

 

 

NOTA: Hemos cambiado algunos tiempos verbales y  pronombres para dar una visión actualizada de lo que nos sucede y habrá de ocurrir en el futuro cercano. También  hemos hecho uso de la versión Judía de la Biblia de Jerusalém!

 

 

7000 Year Time Plan

PART    1

By Charles J. Voss

It has been postulated that the CREATOR’s Master Plan in this stage for mankind will last for a duration of 7,000 years. Some scholars believe that the seven literal days of the Creation Week were a millennia type and that they set the pattern for the 7,000 year duration.

To understand the time setting for The Wonderful World of Tomorrow there are things that we must understand about the new millennium–the 21st Century. Technically, the new millennium did not begin until midnight December 31, 2000 with the arrival of the year 2001. For all practical purposes the powerful symbolic value of the round number 2000 has won the day as the beginning of the new millennium. Few of us realize however that our concept of marking time in 1,000-year segments is rooted in Scripture.

We must go back to the Psalms to find the germ of the idea of dividing time into eras or periods of one thousand years. This notion was picked up and made central by early “Christians” who gave it an apocalyptic cast in the New Testament. Revelation’s thousand-year period is allegedly the final one thousand years culminating in the resurrection of the dead and the last great Judgment. 

Dividing time into thousand-year segments occurs in Psalms where the sweet psalmist of Israel stated:

Psalm 90:4. For a thousand years in our SOVEREIGN’s sight are like yesterday when it is past, and like a watch in the night.

There seems to be an analogy between:

  1. The six days of Creation (Genesis 1:1-31) which are followed by the final seventh day, the Sabbath, upon which ETERNAL rested from His work (Genesis 2:1-3).
  2. The Festival Days: Night of Protection, First Day of Unleavened Bread, Last Day of Unleavened Bread, Feast of Weeks, Feast of Trumpets, Day of Atonement, and Feast of Booths with The Last Great Day.
  3. The periods of human history that would last precisely 6,000 years are followed by a final seventh “day” or millennium that is the final 1,000 years. This final 1,000 years like the Sabbath day will be characterized by peace and rest and will also include the First Awakening. It would be realized in the Davidic Kingdom referring generally to a “millennial reign of the Messiah (Mashiach)” .; more specifically to a utopian view of a Wonderful World of Tomorrow of which the last 100 years of the millennial reign will be the Second Awakening.

The first six days of the first week symbolizes the physical creation. The seventh day of that first week began the spiritual creation that is still going on. In addition, on that day the CREATOR created His Sabbath Day of rest thus setting it apart for spiritual use. Also on that day the CREATOR instructed the first man and woman in His spiritual truth. On that day He taught His Way to them explaining His wonderful gift of eternal life and offering it to them freely; it was symbolized by the “tree of life” in the Garden of Eden. He also explained that the rebellion against His Way would end in death–which is physical death.

Various ancient Jewish and “Christian” sources have suggested that the Book of Genesis anticipates later divisions of time into millennia. They see an analogy between:

The six days of Creation (Genesis 1:1-31) which are followed by the final seventh day, the Sabbath, upon which ETERNAL rested from His work (Genesis 2:1-3).

The periods of human history that would last precisely 6,000 years followed by a final seventh “day,” or millennium– the final 1,000 years. The final 1,000 years like the Sabbath day would be characterized by peace and rest and would be realized in the Davidic Kingdom. The Sabbath has come to mean relief from the toil and domination of Satan’s evil grasp upon this planet. The word “millenarianism” refers generally to any utopian view of a transformed New Age, but more specifically to a “millennial” reign of the Mashiach (Messiah). In particular it refers to 1000 year Davidic Kingdom reign culminating in The Second General Awakening of the dead into ETERNAL’s Wonderful World of Tomorrow.

The notion that our CREATOR created the physical world in six days and rested on the Sabbath and that He would create a New World of spiritual perfection over a 7,000-year period, has become commonplace in nearly all churches. In this world of apocalyptic symbolism, six is the number of humankind operating without ETERNAL. Seven symbolizes the perfection or completion that the Kingdom of ETERNAL will bring about a Sabbath rest.

In Jewish and “Christian” apocalyptic circles, the idea that 6,000 years of human history would unfold according to an overall plan in an ordered sequence orchestrated by the will of The Mighty One was or is? compelling. However, it also offered a second, far more alluring possibility–that of approximating when the end of the age as we know it would occur. Knowing this would give us an approximation of when the Wonderful World of Tomorrow might be established.

After all, if one could determine precisely where one lived in this unfolding sequence of millennia, the idea of the time of the End of the Age drawing near would become much more real to us. In addition, that brings us back to the year 1999. The millennium now ending–the 2nd millennium as dated from the birth of the man from Galilee–is the 6th millennium based on the literal chronology of the Hebrew Scriptures. We will do the numbers together: 

From Adam to Noah’s Flood =

1,656 years

From the Flood to the birth of Abraham=

+ 454 years

From Abraham to the Exodus =

+ 430 years

From the Exodus to Jerusalem’s First Temple =

+ 480 years

From the First Temple to the Israelite Exile =

+ 393 years

From the Exile to rebuilt Temple under Persians =

+ 72 years

Total =

3,485 years

 

 

7000 Year Time Plan

PART    2

By Charles J. Voss

“The year 3,485 BCE takes us to the time of the prophets Haggai and Zechariah and the completion of the rebuilt Temple by Jews returning from the Exile in 516-515 BCE, the sixth year of the reign of the Persian King Darius (Ezra 6:15). That works out to be just about 2,515 years ago. Add the numbers together–2,515 years taking us back to the time of Darius and another 3,485 years taking us back to Adam–You guessed it. We were then sitting on the cusp  of the 5,999th year of world history, based on a literal reading of the Hebrew Scriptures. Now that we are approximately eight years past the 2000/6000 year marker in the days of man, thus we are no doubt walking on borrowed time.

“However if you are familiar with the traditional Jewish calendar you will immediately spot a problem. According to their calendar 1999 is the year 5760 since Adam and Eve rather than 5999. So how can we account for the 240-year difference? The answer is that the traditional Jewish calendar, based on the rabbinic text called Seder Olam, is rooted in rabbinic tradition and theology, not on literal numbers taken directly from the Hebrew Scriptures. The rabbinic chronology results in 163 fewer years and dates the Babylonian Exile to 423 BCE.  This is impossible according to modern scholarship; we know with certainty that the 19th year of Nebuchadnezzar when he destroyed Jerusalem, burned the Temple and exiled the Jews, was either 587 or 586 BCE. The rabbis also count Israel’s time in Egypt based on Exodus 12:40 differently from what I [Dr. Tabor] have done above, accounting for an additional difference of 77 years between the rabbinic and ‘Christian’ systems–giving us a discrepancy of 240 years. 

In any case, most people do not believe that the world began only 6,000 years ago. They believe that Homo Sapiens existed many hundreds of thousands of years ago. A mere 6,000 years is a blink of an eye against human and planetary evolution. However, there are millions of creationists who do take these numbers as absolutes and who believe that the first human beings with a human soul can be traced back to a literal Adam and Eve around 4000 BCE. But beyond that, there are many conservative Bible believers who fully accept the evolutionary timetable of millions of years for the development of life on this planet (interpreting the days of Creation in Genesis 1 as ages) but nonetheless see civilization (literate humans in Egypt, Sumer and China) as dating only to approximately 4000 BCE. Thus, those who see the chronology in the Scriptures as a metaphor for scientific chronology can still maintain that human history has about run its course.

What is particularly intriguing about the general chronological scheme of 6,000 years (our year 2000 equals 6000 years after Adam) is that it does not have the slightest relationship to the birth of a man from Galilee. All the numbers are taken from the Hebrew Scriptures. Yet, there is a fascinating correlation between the Hebrew and the “Christian” Calendars. In and of itself, passing the 2,000th year mark since the supposed birth of J-sus appears to have no significance in the Hebrew Scriptures or even in the New Testament. There are no passages in the New Testament that specifically state that the present age is to last 2,000 years.

Joshua 24:15 (TLB). However, if you are unwilling to obey ETERNAL, then decide today whom you will obey. Will it be the “gods” of your ancestors beyond the Euphrates or the “gods” of the Amorites here in this land? But as for me and my family, we will serve the SOVEREIGN.”

So the CREATOR allotted the first six thousand years for physical man to live his own way (deceived and swayed by Lucifer) to prove by 6,000 years of suffering mountainous evils that only His Way can bring desired blessings. Those 6,000 years we can call “The Day of Man.”

So in other words the CREATOR allotted the first 6,000 years to allow Lucifer to labor at her work of deceiving mankind as a test to determine who would love the SOVEREIGN with all their heart, mind, soul, and being. Those who have done that will be in the 1000 Years or Seventh Day. Put another way, the CREATOR SOVEREIGN marked out six millennial days to allow man to indulge in the spiritual labor of sin followed by a millennium of spiritual rest under the enforced Government of the CREATOR Himself.

The Observational, Scriptural, Hebrew Calendar has Abib 1 as beginning at sunset on April 18, 2000 on the Gregorian Calendar. This first day of Abib, in the year 2000, began the third year of United Hebrew Congregations but in the larger scope of things it began the 6000th year of the world from Adam.

What is the significance of this new knowledge? When in the scope of world history does the Time of Jacob’s Trouble (Tribulation) begin and end? Who but ETERNAL, knows what He has planned and when He has it planned to happen.

But, there will come a time that there will be a voice behind you saying, “Don’t turn to the left or to the right” and in that day a little child will lead a lion and lamb together (Isaiah 11). That time is The Wonderful World of Tomorrow and oh how great a blessing that Day will be. See you there.

Anuncios

Acerca de jorgenelson24

Adulto mayor temeroso del verdadero Creador de todo, nuestro amado ETERNO...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s